EFE

Europeos Belgrado 2017: Después de Beitia hay esperanza

Europeos Belgrado 2017: Después de Beitia hay esperanza

El 06/03/2017 a las 15:18

Los Europeos de pista cubierta de Belgrado 2017 sirvieron para demostrar el cambio de tendencia que el atletismo español continúa viviendo, doblando el número de medallas conseguidas en Praga 2015. Entre el equipo, gente que casi nunca falla, como Ruth Beitia, con su sexta presea continental bajo techo, o juventud como Adel Mechaal, Jorge Ureña o Álvaro de Arriba.

El alto nivel mostrado en los campeonatos de España celebrados hace dos semanas en Salamanca hacían presagiar un gran campeonato en la ciudad serbia, y si algo no se puede achacar a la actuación de la roja, es la actitud y la entrega de todos y cada uno de los deportistas.

El atletismo consagrado

La veteranía es un grado, y cuando a esa experiencia le unes el buen hacer y saber estar de Ruth Beitia, el éxito está asegurado. En un concurso de altura donde quizás no puedo estar al mismo nivel de marcas a los que nos tiene acostumbrados, la cántabra volvió a colgarse una medalla al cuello, solamente superada por la lituana Airine Palsyte, que con 2,01, se mostró inalcanzable para ninguna de sus rivales. El 1,94 de la campeona olímpica le dio la plata, y en Londres, seguirá luchando por agrandar un palmarés cada vez más extenso, que la convierte en la mejor atleta española de todos los tiempos.

Video - Europeos Belgrado 2017: Ruth Beitia supera el 1,94 y se lleva la medalla de plata

00:35

La juventud pujante

El oro vino por parte de Adel Mechaal en 3.000 metros. Problemas burocráticos a parte, el atleta actualmente afincando en Madrid, dominó a su antojo una prueba donde acabó dando la puntilla en la vuelta final. La plata de Amsterdam 2016 al aire libre, se tornó en dorado en Belgrado, siguiendo la estela de José Luis González, Anacleto Jiménez y Alberto García, como cuarto corredor español en conquistar la prueba en unos Europeos indoor.

Video - Europeos Belgrado 2017: Adel Mechaal conquista el primer oro para España en la final de 3000

01:07

Jorge Ureña ya estuvo a punto de dar una alegría en Ámsterdam 2016, pero tres nulos en disco pospusieron unos meses la consagración del alicantino como un referente en el continente en las pruebas combinadas. En Belgrado, únicamente hincó la rodilla ante el nuevo plusmarquista continental de heptatlón, Kevin Mayer, que tras la retirada de Ashton Eaton, se convierte en el gran referente de tan exigente disciplina, que a buen seguro tiene grandes cosas reservadas para el español en el futuro a sus 23 años.

Jorge Ureña conquista la medalla de plata en el heptatlón de Belgrado

Jorge Ureña conquista la medalla de plata en el heptatlón de BelgradoEFE

Junto a él otro estreno medallista, el de Álvaro de Arriba en el 800, en una final donde se pudo ver a tres atletas españoles luchar por un puesto en el podio. El atleta salmantino demostró en series y semifinales que llegaba en una grandísima forma, y estrenó su palmarés internacional con una más que merecida presea de bronce. Daniel Andújar fue cuarto y un mermado físicamente Kevin López tuvo que conformarse con la sexta posición.

Video - Europeos Belgrado 2017: Álvaro de Arriba, bronce en la final de 800

01:13

A ellos hay que añadir una serie de nombres que son sinónimo de optimismo y éxito dentro del atletismo español como Marc Alcalá, cuarto en 1.500, Ana Lozano, una renacida Ana Peleteiro, Carlos Mayo, Jordi Torrens o Sergio Paniagua.

Lo que pudo haber sido

Orlando Ortega dejaba algo frío a las aspiraciones de un mayor número de medallas el viernes, fallando en una igualadísima final de los 60 metros vallas. El subcampeón olímpico sucumbía en una prueba que se ajusta en menor medida a sus condiciones físicas que el 110, pero en la que partía con el segundo mejor registro del año en Europa. Fue la clara muestra de que al final los pronósticos hay que cumplirlos en la pista, sin embargo, la competitividad del hispano-cubano le devolverá a los más alto del ránking al aire libre.

Si había una prueba, quizás por inesperada antes de lo ocurrido en Salamanca, que no podía dejar de estar entre las quinielas para entrar en el medallero español, ese fue el 400 masculino. El récord de España de Óscar Husillos (45.92) le colocó en la segunda posición del ránking europeo, secundado por Lucas Búa y Samuel García, con marcas dentro del top-5 continental. Con el fallo del palentino en semifinales, y con dos hombres en la final, no se pudo rematar la faena, ante un soberbio Pavel Máslak, que conquistó su tercer título consecutivo de la distancia bajo techo. Pero habrá que seguir muy de cerca lo que pude ser una auténtica revolución de esta disciplina al aire libre.

Video - Europeos Belgrado 2017: Lucas Búa y Samuel García, quinto y sexto en 400

00:55

Atletas como Pablo Torrijos, que pasó de segundo a noveno en triple, Eusebio Cáceres, fuera por los pelos de la final de longitud, o los lanzadores Borja Vivas y Carlos Tobalina, pudieron haber sumado algo más de brío a la clasificación de atletas finalistas tan característica en este tipo de campeonatos, de cara a valorar la actuación en su conjunto, lo que indica que con algo más de fortuna España podría haber estado en un escalón superior en el contexto europeo.

Línea ascendente

Lo que es innegable, y a pesar de que siempre hay gente que mejora o que empeora las expectativas puestas en él en un gran campeonato, el atletismo español está mejor que hace dos años. De las dos medallas de plata en Praga, se pasaron a cuatro en Belgrado, en sexta posición en el medallero, y se lograron 14 puestos de finalistas, un dato que no se conseguía desde la edición de Turín 2009.

En aire libre habrá que añadir otros nombres a la ecuación como el lesionado Bruno Hortelano, que aseguran éxitos y estrellazgo en el mundo del atletismo español, que empieza a volver a su estatus dentro del continente.

0
0