EFE

Euroliga, Real Madrid-Darussafaka: El expreso de medianoche (80-84, serie 1-1)

Euroliga, Real Madrid-Darussafaka: El expreso de medianoche (80-84, serie 1-1)
Por Eurosport

El 21/04/2017 a las 19:55Actualizado El 21/04/2017 a las 23:05

El Real Madrid no pudo repetir victoria en el segundo partido ante Darussafaka (80-84) y viajará a Estambul con 1-1 en la serie de cuartos de final de la Euroliga que da acceso a la Final Four. El equipo de Laso cayó en la red defensiva del equipo de David Blatt errando hasta 10 triples en el último cuarto. Los 22 puntos de Llull no sirvieron y obligan al Madrid obligado a ganar uno a domicilio.

Inicio similar al primero con la intensidad a ambos lados cayendo del lado turco. Solo Ayón pareció entender la importancia del choque desde el salto inicial impidiendo un marcador más abultado (12-14, m. 6). No varió el guion el resto del primer cuarto, en el que el cuadro blanco anotó uno de sus seis intentos triples y no disfrutó de ninguna ventaja (19-22, m. 10).

La salida de Zizic en el segundo parcial castigando la pintura obligó al juego interior blanco a espabilar cuando Darussafaka había sacado siete puntos de ventaja (19-26, m. 14) y llevaba camino de los doce del primer partido. Hunter y Thompkins asumieron una anotación que no caía por nadie más. Los blancos no dieron su segundo triple, esta vez Carroll, hasta el minuto 16 de partido. No mejoraron las cosas mientras la solidez seguía poniéndola el cuadro rival. Un triple de Wilbekin sobre la bocina puso selló la ventaja al descanso para quien la merecía (38-44, m. 20).

Salieron los de Laso mucho más centrados en la reanudación hasta remontar, cómo no, a través de Sergio Llull. Tres triples seguidos del balear dieron al equipo blanco la primera ventaja del partido (52-47, m. 24). Llull lideró el subidón local que vio encadenar hasta cinco triples seguidos cuando solo habían dado dos en los primeros veinte minutos. Sin embargo el equipo turco siguió sin desarmarse cerrando en lo posible el tercer parcial (68-66, m. 30).

El repunte defensivo del cuadro turco dio pronto la vuelta al marcador (68-72, m. 32). Otro arreón de Llull igualó las cosas con seis minutos en el reloj, pero no todo intento de desordenar al equipo de Blatt, que recuperó la ventaja manteniendo a raya el triple blanco (0/4) e invitando a un final de infarto (74-78, m. 37). Un canastón de Wilbekin con 48 segundos abrió una ventaja que los blancos, con un 0/10 al triple en el último cuarto, ya no salvarían. El equipo de Laso cayó en la trampa defensiva de David Blatt y con la serie igualada (1-1) necesita al menos sumar una victoria en Estambul, donde viaja la serie para los dos próximos partidos.

0
0