EFE

Euroliga (Cuartos, 1º partido), Real Madrid-Darussafaka: Balones a Llull (83-75)

Euroliga (Cuartos, 1º partido), Real Madrid-Darussafaka: Balones a Llull (83-75)

El 19/04/2017 a las 19:44Actualizada El 19/04/2017 a las 23:10

El Real Madrid superó al Darussafaka (83-75) en el primer partido de los cuartos de final de la Euroliga, rehaciéndose a un flojo comienzo donde los turcos consiguieron ponerse hasta con doce puntos de ventaja. Los triples de Llull y el hacer de Ayón y Randolph en la pintura permitieron poco a poco ir minando la moral del conjunto de Blatt hasta superarle no sin suspense.

Ficha del partido

83 - Real Madrid (16+20+25+22): Randolph (9), Maciulis (3), Ayón (14), Llull (23) y Taylor (3) -equipo inicial-, Doncic (4), Rudy (4), Carroll (6), Hunter (9), Draper (3) y Thompkins (5).

75 - Darussafaka (24+13+16+22): Wilbekin (8), Wanamaker (21), Clyburn (15), Zizic (5) y Harangody (11) -equipo inicial-, Bertans (7), Batuk, Aldemir, Moerman, Anderson (8) y Slaughter.

Árbitros: Luigi Lamonica (ITA), Borys Ryzhyk (UKR) y Matej Boltauzer (SLO). Luke Harangody fue eliminado por cinco personales (min.40)

Incidencias: Primer partido de cuartos de final de la Euroliga de baloncesto disputado en el Palacio de Deportes de Madrid (WiZink Center) ante 9.614 espectadores.

Personajes

Sergio Llull. Le costó entrar en el partido, pero cuando lo hizo, el base blanco se antojó fundamental en la reacción del segundo cuarto. Sus triples imposibles volvieron a poner en pie a la grada del WiZink Center, con una actuación bien secundada por los jugadores interiores de cara a conseguir doblegar al Darussafaka. Cuando más quemaba el balón fue el jugador clave, terminando con 23 puntos.

Gustavo Ayón. Mantuvo al Madrid cuando más sufría frente al conjunto turco y apoyó la reacción liderada por Llull de cara a conseguir el primer punto de la eliminatoria. Cuando el mexicano está en forma, no solamente aporta en ataque, sino también en la recuperación de balones y defensa, siendo uno de los pilares de los blancos.

Brad Wanamaker. Si hay un jugador que está destacando en mayor medida en el Darussafaka es el base norteamericano. Un dolor de muelas en el tiro exterior y en penetración, haciendo daño sobre todo en el uno contra uno. Por suerte para el Madrid sus 21 puntos no fueron suficientes para que su equipo se llevaran la victoria.

Wanamaker (Darussafaka) entra a canasta con la oposición de Taylor (Real Madrid)

Wanamaker (Darussafaka) entra a canasta con la oposición de Taylor (Real Madrid)EFE

Nudo

No entró bien en el partido el Real Madrid, que rápidamente vio como los puntos de Harangody desde el exterior ponían las primeras diferencias en el marcador para el Darussafaka. El tiro exterior turco hacía mella en los blancos, cuyo ritmo de anotación no podía con el vaivén de triples del equipo entrenado por David Blatt (16-24).

En los primeros minutos del segundo cuarto, el Darussafaka llegó a contar con 12 puntos de diferencia, sin embargo, poco a poco se hizo notar la mayor aportación de Llull para meter a su equipo en el partido. El acierto exterior de los turcos ya no lo era tanto, y la facilidad anotadora desapareció, metiendo únicamente 14 puntos durante el periodo, frente a los 21 del Real Madrid. Dos triples del menorquín acortaban la diferencia a una mínima ventaja para el conjunto visitante de un punto (36-37).

Ayón (Real Madrid) intenta evitar la canasta de Zizic (Darussafaka)

Ayón (Real Madrid) intenta evitar la canasta de Zizic (Darussafaka)EFE

Los blancos consiguieron ponerse por delante en la reanudación gracias al buen hacer de Llull y Ayón, que hacían mucho daño con sus combinaciones y triples, para poner las primeras ventajas a favor de los locales en el WiZink Center. Pero a pesar de ello, el partido no se rompía, y el Darussafaka se escudaba en el acierto de Clyburn y Wanamaker para seguir vivos antes del tercer cuarto (61-53).

Finalmente fue Llull el que tomó la responsabilidad cuando Darussafaka llegó a ponerse a tres puntos a falta de menos de un minuto para que sonara la bocina final del partido (83-75). Los tiros libres y canastas imposibles del base blanco certificaron una victoria que abre la serie con ventaja para el Real Madrid. El viernes, en el WiZink Center nuevamente, tendrá lugar el próximo capítulo.

0
0