EFE

Euroliga, Fenerbahçe-Real Madrid: Suspiro turco con polémica (78-77)

Euroliga, Fenerbahçe-Real Madrid: Suspiro turco con polémica (78-77)

El 01/12/2016 a las 20:55

Una polémica falta pitada en el último segundo sobre Nunnally permitió al Fenerbahçe superar por la mínima al Real Madrid en el último segundo (78-77). Llull falló el tiro que pudo dar ventaja a los blancos en el final del choque dentro del infierno turco, pero no entró y en el rebote se decidió el partido. Randolph en el cuarto final sostuvo a los de Laso que cayeron en el último suspiro.

FICHA DEL PARTIDO

78 - Fenerbahce (23+16+18+21): Dixon (10), Nunnally (18), Kalinic (10), Vesely (11) y Udoh (14) -cinco inicial-, Sloukas (11) y Datome (4).

77 - Real Madrid (19+21+17+20): Llull (14), Doncic (-), Maciulis (10), Reyes (2) y Ayón (12) -quinteto titular-, Carroll (3), Randolph (16), Fernández (6), Hunter (12), Taylor(2).

Árbitros: Sreten Radovic (CRO), Robert Lottermoser (ALE) y Piotr Pastusiak (POL). Eliminaron por doble técnica a Sloukas.

Incidencias:Partido de la décima jornada de la Euroliga disputado en el Fenerbahce Ulker Sports Arena ante 12.376 espectadores. Antes del partido, que fue retransmitido por televisión a 201 países, se guardó un minuto de silencio por las víctimas del accidente aéreo de Medellín (Colombia).

NUDO

No se le daba bien al Real Madrid el Fenerbahçe y eso se notó desde el principio. El conjunto turco comenzó con potencia y anotación de la mano de Dixon, sin embargo, los blancos aguantaron el arreón. Primero Llull y posteriormente Carroll consiguieron mantener vivas las esperanzas de no descolgarse desde un primer momento.

Si el choque empezó comandado por el juego exterior, se pasó a disputarse dentro de las zonas, donde Udoh tomó el mando de las operaciones y Nunnally se mostraba como el anotador más efectivo del equipo de Obradovic. Ligeras diferencias gozaba el Fenerbahçe minimizadas con un triple de Rudy Fernández sobre la bocina del primer cuarto, que permitió a los blancos tomar algo de aire (23-19).

Taylor (Real Madrid) rebotea sobre Datome (Fenerbahçe)

Taylor (Real Madrid) rebotea sobre Datome (Fenerbahçe)EFE

La historia tomó nuevos derroteros en el segundo cuarto. El Madrid optó por jugar con Othello Hunter, y el pívot respondió con creces. Un clínic de acciones al poste y del bloqueo y continuación permitieron cambiar las tornas de un partido en el que durante los primeros quince minutos, el conjunto blanco no sabía lo que era ir por delante en el luminoso.

El equipo turco entró en una fase más apática de juego, sin encontrar la fluidez mostrada durante el primer cuarto, gracias a la mejora defensiva del Madrid, que igualó aún más el partido. Se fue al descanso el conjunto de Laso por delante de milagro, ya que un triple sobre la bocina de Nunnally no fue válido por estar, por décimas, fuera de tiempo (39-40).

Se repetían los parciales positivos de cada uno de los equipos que eran contestados inmediatamente por su rival, por lo que la igualdad no se rompía bajo ningún concepto. No había manera de romper un choque, que nació empatado y lo seguía estando tras más de 25 minutos de juego. El descanso de Hunter coincidía con un tiempo de algo de dificultad blanca para ver el aro, pero en defensa seguían con el mono de trabajo puesto.

Alguien pareció cerrar los aros en el tercer cuarto, y lo que antes eran canastas fáciles, ahora costaba un mundo anotar. A pesar de que el Real Madrid continuaba presionando para romper el partido, Udoh volvió a empatar cuando faltaban diez minutos para el final (57-57).

Sloukas cogió las riendas de su equipo para liderar un parcial que puso cuatro arriba a su equipo. Pero la garra del Madrid volvió a meter al conjunto de Laso en el partido con el buen hacer de Anthony Randolph, que en el último cuarto resurgió de las cenizas en las que estaba metido durante el resto del partido para mantener a sus compañeros dentro del choque.

Se llegó al último minuto con igualdad total en el marcador. Una canasta de Dixon puso el 77-77, pero la posesión pertenecía al Real Madrid que tuvo pelota de ponerse por delante con muy pocos segundos por jugarse. La jugada estaba clara, Llull era el hombre. Pero en esta ocasión el efecto del menorquín no fue el esperado y tras su fallo, y una polémica falta pitada sobre Nunnally, se decidió el partido. Con un segundo por jugarse anotó un tiro libre y falló el siguiente para certificar la victoria del Fenerbahçe (78-77), la tercera derrota de los hombres de Laso en la competición.

0
0