EFE

Euroliga, Milan-Barcelona: Caída sin frenos (78-74)

Euroliga, Milan-Barcelona: Caída sin frenos (78-74)
Por Eurosport

El 26/10/2017 a las 22:57Actualizada El 26/10/2017 a las 23:33

El Barcelona tampoco pudo remontar el vuelo en Milán, donde cayó (78-74) para hundirse un poco más en la clasificación de la Euroliga tras sumar tres derrotas en las cuatro jornadas disputadas. La victoria fue además la primera de los italianos, que tuvieron en Theodore (19 pts) a su mejor jugador. Por el Barça, que perdió hasta 14 puntos de ventaja, Heurtel y Navarro anotaron 13 puntos cada uno.

LA FICHA DEL PARTIDO:

78 - Olimpia Milan (17+22+15+24): Theodore (19), Bertans (9), Micov (6), M'Baye (8), Tarczewski (11) -cinco inicial-, Gudaitis (7), Jefferson (-), Abass (-), Cinciarini (4), Kalnietis (14) y Fontecchio (-).

74 - Barcelona (22+17+14+21): Heurtel (13), Ribas (12), Hanga (5), Vezenkov (6), Seraphin (6) -cinco inicial-, Koponen (2), Moerman (6), Tomic (7), Pressey (2), Navarro (13) y Oriola (2).

Árbitros: Pukl (SLO), Balak (ISR), Hercez (CRO). Eliminados: Seraphin (min.37), Tarczewski (min. 38)

Incidencias: Asistieron al partido 7.365 espectadores en encuentro de la cuarta jornada de la Euroliga disputado en el Mediolanum Forum de Milan.

El Barcelona ha sumado su tercera derrota consecutiva en la Euroliga tras caer en Milán ante el Olimpia (78-74), en un partido que llegó a ganar por 15 puntos de diferencia en el segundo cuarto (19-34), pero que se complicó en la recta final con la aparición de Jordan Theodore, que anotó 19 puntos, nueve de ellos en los momentos determinantes del partido.

Volvió el Barcelona a mostrar dudas en su juego. Esta vez su talón de Aquiles no fue la defensa, sino el ataque, donde solo brillaron Thomas Heurtel, Juan Carlos Navarro y Pau Ribas, este con su acierto desde el triple en la parte final.

La poca aportación de su juego interior -entre Seraphin y Tomic anotaron 13 puntos y capturaron 6 rebotes- donde los azulgrana fueron superados por la pareja Tarczewski y Gudaitis (18 puntos y 19 rebotes entre los dos) fue otro de los inconvenientes.

El partido empezó a todo trapo, pero poco a poco, la tensión entre un equipo que había perdido los tres partidos disputados (Olimpia) y otro que venía de dos derrotas (Barça) se fue apagando.

0
0