EFE

El Barcelona busca frenar la sangría ante un Olympiacos invicto

El Barcelona busca frenar la sangría ante un Olympiacos invicto
Por EFE

El 02/11/2017 a las 16:37Actualizada

Barcelona, 2 nov (EFE).- Un Barcelona Lassa en caída libre recibe mañana (21.00 horas) al Olympiacos en el Palau Blaugrana, donde el equipo entrenado por Sito Alonso buscará frenar la sangría de cinco derrotas consecutivas que cosecha entre la Liga Endesa y la Euroliga.

Sumido en una crisis de juego y resultados, el conjunto azulgrana se mide a uno de los grandes equipos del viejo continente, que esta temporada todavía no conoce la derrota en la máxima competición europea.

De esta manera, será un duelo de dinámicas antagónicas en el que el factor psicológico tendrá un peso importante. En los cuatro primeros encuentros de la Euroliga, el Barça solo ha sumado una victoria ante el Panathinaikos en la jornada inaugural. Desde entonces, el rendimiento y la confianza del equipo han caído en picado.

El conjunto catalán ha entrado en una espiral de derrotas preocupante y, en las últimas dos semanas, los jugadores padecen una ansiedad que no apareció en los primeros cinco encuentros de la temporada que ganaron de manera convincente.

Pocos rastros quedan de las buenas sensaciones mostradas en los primeros compases de la temporada, cuando el equipo de Sito Alonso dio muestras de su potencial fundamentado en intensidad defensiva, agresividad en ataque y una dirección de juego equilibrada.

Tres atributos que, en apenas dos semanas, se han marchitado. En este lastro de tiempo, el Barcelona ha perdido la dureza defensiva que le permitía encontrar situaciones claras en ataque.

Una circunstancia que Adam Hanga denunció en los micrófonos de Rac1: "Nuestra defensa es una mierda. No sé si es un colapso pero es evidente que el problema es defensivo".

Precisamente, Hanga, junto a Seraphin y Heurtel, es uno de los jugadores que en los primeros cuatro partidos de Euroliga ha intentado liderar la nave azulgrana, que de practicar un baloncesto dinámico ante el Panathinaikos ha pasado a navegar sin rumbo contra Estrella Roja, Zalgiris y Milán.

A diferencia de los tres últimos rivales europeos, el Barcelona se medirá mañana ante uno de los aspirantes a levantar el título que encadena un pleno de victorias con Georgios Printezis en estado de gracia (15,5 puntos por partido).

A ello se suma la jerarquía en la pintura de Nikola Milutinov y el dinamismo exterior de Hollis Thompson, que suplen la ausencia del veterano líder del equipo Vassilis Spanoulis.

A pesar de su delicada situación, el equipo azulgrana supera en ataque las cifras cosechadas hasta la fecha por parte del equipo griego, cuyo punto fuerte es la defensa, pues recibe una media de 70,5 puntos por encuentro.

Así las cosas, el Barça se encomienda al factor Palau Blaugrana y al posible regreso de Rakim Sanders y Víctor Claver, dos hombres llamados a ser importantes que esta semana han recibido el alta médica de sus respectivas lesiones.

0
0