EFE

Euroliga, Real Madrid-CSKA Moscú: Baño de estima y pendientes de Kuzmic (82-69)

Euroliga, Real Madrid-CSKA Moscú: Baño de estima y pendientes de Kuzmic (82-69)
Por Eurosport

El 19/10/2017 a las 19:45Actualizada El 19/10/2017 a las 23:36

El Real Madrid se impone al CSKA (82-69) en el WiZink Center y se anota su segunda victoria en las dos jornadas disputadas en Euroliga. El equipo de Pablo Laso dominó el marcador durante un partido marcado por el tono defensivo. Anthony Randolph, con 16 puntos, volvió a liderar la anotación de los blancos, que sin embargo sufrieron la baja del pívot serbio Ognjen Kuzmic por lesión de rodilla.

LA FICHA DEL PARTIDO:

82 - Real Madrid (20+25+11+26): Causeur (5), Reyes (7), Doncic (14), Ayón (4) y Taylor (5) -equipo inicial-, Randolph (16), Rudy (6), Maciulis (6), Campazzo (9), Randle (5), Carroll (5) y Kuzmic.

69 - CSKA Moscú (15+18+20+16): De Colo (9), Rodríguez (8), Hines (8), Vorontsevich y Kurbanov (5) -equipo inicial-, Clyburn (15), Westermann(4), Antonov (1), Higgins (11), Hunter (3) y Fridzon (5).

Árbitros: Luigi Lamonica (ITA), Borys Ryzhyk (UKR) y Emin Mogulkoc (TUR). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Euroliga disputado en el Palacio de Deportes (WiZink Center) de Madrid ante 11.077 espectadores. Sergio 'Chacho' Rodríguez se llevó la ovación de la tarde-noche en la presentación y fue silbado cuando anotó puntos para su equipo.

Real Madrid y CSKA salieron convencidos de que era un partido grande, importante. Quizás no trascendental por ser sólo la segunda jornada, pero algo más que un partido. De ahí que el control de ambos fuera la nota predominante en los inicios, 11-9 (min.4.30). Los emparejamientos defensivos ajustaban a cada jugada y el duelo Doncic-Kurbanov, en ambos aros, fue especialmente reñido.

Los ataques no acabaron de arrancar ante el trabajo a destajo de las defensas y por los fallos en las canastas fáciles. Un pequeño tirón al final del cuarto le permitió al Madrid acabar el primer parcial con un 20-15 bastante irreal.

El segundo acto no comenzó bien para el equipo español porque la defensa de los pequeños, Randle y Carroll en este caso, no fue efectiva ante sus pares y el CSKA se acercó tras un parcial de 0-4, 20-19.

No es el equipo ruso un equipo especialmente alto, al contrario, no dispone de un auténtico 'center', de una torre como referencia, pero si de pívots rápidos, ágiles, veloces y versátiles, muy al estilo moderno del baloncesto que se impuso en el Eurobasket.

El Madrid, con un corte de equipo más clásico volvió a demostrar que si está acertado en los triples su juego sube como la espuma en todos los aspectos. Dos triples de Carroll y Randle abrieron la espita, 26-19 (min.12). Poco después (min.13,15) Ognjen Kuzmic se lesionó en la rodilla izquierda y tuvo que ser evacuado de la pista en silla de rueda. El Madrid se agarró entonces al estado de forma de Anthony Randolph para ir abriendo hueco en el marcador (38-28, min.17), aprovechando que los rusos estaban especialmente obtusos en ataque y que sólo Sergio 'Chacho' Rodríguez veía aro con cierta nitidez.

El buen trabajo del Madrid bajo tableros y la defensa fueron las claves de una primera mitad que finalizó con 45-33 y que demostró que si el Madrid anota triples (7 de 15) tiene mucho trecho recorrido. Igualados los rebotes más o menos, 21-25, los 3 de 11 triples del CSKA y las 9-2 asistencias favorables al Madrid acabaron de explicar la diferencia.

El Madrid salió adormecido tras su paso por los vestuarios y aceptó un parcial de 0-6 en los dos primeros minutos de juego, pero en cuanto volvió a tomar el pulso al choque, a la defensa, el juego se ralentizó, se espesó y se colapsó (52-46, min.25.30). Antes de los cuatro minutos de juego los dos equipos tenían ya cinco personales y los tiros libres ayudaron a ralentizar todavía más el juego.

Clyburn y Higgins, con 9 y 7 puntos en este tercer cuarto, fueron los auténticos quebraderos de cabeza de un Laso que se desesperó con algunas decisiones arbitrales y con la lesión en el hombro derecho de Randolph. El 56-53 final dejó todas las opciones abiertas y al Madrid con dos jugadores, con dos pívots, menos.

El Madrid apretó los dientes ante la adversidad y tuvo la paciencia de mover el balón hasta el límite de la posesión para conseguir, por medio de Rudy y Campazzo, dos triples más que valiosos para volver a tomar aire en el marcador, 67-59 (min.33).

Campazzo tomó las riendas del partido en estos momentos y con su energía, puntos y velocidad contagió a un Madrid que empezó a vislumbrar la victoria, 71-59 (min.34), y sobre todo con el 76-66 a falta de tres minutos. El equipo ruso no se rindió, pero el Madrid tiró de experiencia y de efectividad y de defensa para conseguir una importante y cara victoria ante el CSKA, 82-69.

0
0