EFE

Final ACB, Valencia-Real Madrid: Una liga naranja (87-76, serie 3-1)

Final ACB, Valencia-Real Madrid: Una liga naranja (87-76, serie 3-1)

El 16/06/2017 a las 18:05Actualizada El 16/06/2017 a las 23:28

El Valencia Basket se proclama por primera vez en su historia campeón de la Liga Endesa de baloncesto al ganar al Real Madrid, campeón los dos últimos años, por 87-76 en el cuarto partido de la final. Un segundo cuarto de ensueño del conjunto naranja, sumado a una actuación coral de los chicos de Pedro Martínez, les coronan como campeones por primera vez en su historia.

FICHA DEL PARTIDO

87 - Valencia Basket (19+29+19+20): Diot (11), San Emeterio (7), Sastre (19), Sikma (8), Dubljevic (1) -cinco titular- Sato (10), Thomas (12), Vives (3), Rafa Martínez (9) y Oriola (7).

76 - Real Madrid (20+11+25+20): Llull (23), Rudy Fernández (8), Taylor (7), Reyes (6), Ayón (10) -cinco titular- Nocioni (6), Doncic (2), Randolph (1), Carroll (11) y Maciulis (2).

Árbitros: García González, Conde y Peruga. Sin eliminados.

Antoine Diot

Antoine DiotEurosport

Incidencias: cuarto partido de la final de la Liga ACB disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 8.500 espectadores. Ximo Puig, president de la Generalitat valenciana, y Enric Morera, president de Les Corts, fueron algunas de las autoridades que asistieron al encuentro.

CRÓNICA

El Valencia Basket logra la primera Liga ACB de su historia gracias a una excepcional demostración de baloncesto, poderío físico, frescura de ideas en ataque, consistencia defensiva... E innumerables cualidades que ensalzan el trabajo de una plantilla que cierra el año de la mejor manera posible. Finalista de Copa, finalista de Eurocup, finalista de Liga. Tras los dos primeros palos, con la miel en los labios y saboreando la amarga sensación de quedar un peldaño por debajo de la gloria, no hubo un tercer correctivo.

Y eso que el camino en estos Playoffs no fue, ni siquiera, cercano a asequible. Todo lo contrario. Barcelona en cuartos, Baskonia en semis y el temido Real Madrid en la final. Tres auténticos colosos del baloncesto nacional, empequeñecidos por el club Taronja que selló su cartel de gigante alzando el título ACB.

El Valencia inició el choque con relativa calma. Y eso que el Real Madrid protagonizó una solvente puesta en escena con su cinco inicial reforzado con la presencia de Reyes y Taylor. Pero la presencia de San Emeterio, el trabajo de Sikma, las asistencias de Dubljevic y los puntos de Sastre permitieron a los naranjas la primera ventaja en el luminoso.

El segundo cuarto de Valencia, una auténtica oda al baloncesto. Cuando sale absolutamente todo, no hay argumentos posibles para contestar. Bloqueos, tiros exteriores, cargas en el rebote, penetraciones a canasta muy forzadas esquivando una defensa con excesiva pasividad… Todo, absolutamente todo. Un espectacular parcial de 22-3 dilapidó cualquier opción del Real Madrid de ir al vestuario con una mínima esperanza de lograr lo imposible.

Y en el regreso al parqué, al tercer cuarto, las cosas no cambiaron. Siguió la sangría en el rebote defensivo de los blancos. Cada acción de ataque de Valencia tenía bola extra, ya que no lograban cerrar el rebote y privar de una segunda oportunidad a un Valencia inspiradísimo desde el perímetro.

Valencia seguía a lo suyo mientras que la única aspiración del conjunto de Pablo Laso era rebajar la diferencia de los 20 puntos para tener opción alguna en el último periodo. Llull y sus embestidas imparables, Ayón haciéndose gigante debajo del aro y un Nocioni que quiso despedirse por todo lo alto, parecieron reactivar a los de Laso para disputar un último cuarto llegando a reducir la ventaja a los siete puntos.

Un espejismo. Los de Pedro Martínez no se descompusieron a pesar del arreón final del que fuera campeón, que acabó cediendo el cetro a un Valencia que lo consigue por primera vez en su historia.

0
0