EFE

Final ACB, Valencia-Real Madrid (tercer partido): El campéon, contra las cuerdas (81-64, serie 2-1)

Final ACB, Valencia-Real Madrid (tercer partido): El campéon, contra las cuerdas (81-64, serie 2-1)
Por Eurosport

El 14/06/2017 a las 11:21Actualizado El 14/06/2017 a las 23:19

El Valencia Basket derrotó al Real Madrid en el tercer partido de la final de la Liga Endesa (81-64) y toma delantera en la eliminatoria, en la que se queda a un solo triunfo de su primer título liguero (2-1). El cuarto partido de la serie se jugará este viernes, también en la Fonteta, a las 20.30 y si fuese necesario un quinto tendría lugar en Madrid el domingo a las 18.30.

FICHA DEL PARTIDO:

81 - Valencia Basket (11+25+23+22): Diot (5), San Emeterio (15), Sato (8), Sikma (6), Dubljevic (14) -cinco titular- Thomas (16), Vives (9), Rafa Martínez (4), Oriola (4) y Sastre (-).

64 - Real Madrid (16+19+16+13): Llull (16), Rudy Fernández (10), Maciulis (-), Reyes (-), Ayón (15) -cinco titular- Randolph (3), Nocioni (-), Doncic (13), Carroll (3), Hunter (-) y Taylor (4).

Árbitros: Hierrezuelo, Pérez Pizarro y Jiménez. Sin eliminados.

Incidencias: tercer partido de la final de la Liga ACB disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 8.500 espectadores. Al encuentro asistió Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana.

CRÓNICA:

Valencia Basket está a cuarenta minutos y una victoria de colocar en sus vitrinas el título más importante de sus treinta años de historia. En esos cuarenta minutos que se jugarán desde las 20:30 de este viernes, el Real Madrid tendrá que reponerse a su bajón anínimo y moral y al empuje de un pabellón entregado a este sueño para ganar y llevar la final a su casa y tratar de revertir la situación. Pero los de Pablo Laso necesitarán algo más que la casta de Llull si no quieren que la temporada donde supuestamente tenían la plantilla más poderosa de los úiltimos tiempos con un sólo título.

En cualquier caso y pese a algún demérito blanco, todo el mérito de este ascenso del Valencia a su propio cielo es propio. Su intensidad, el acierto de hombres clave como Dublejevic o San Emeterio y la aportación extra de Will Thomas, sirvieron para tumar a un Real Madrid que comenzó defendiendo y mandando en 15 minutos perfectos. Pero un parcial de 8-0 del lado valencianista, niveló la situación y dio alas a Valencia antes del descanso (36-35).

El parcial de 45-29 en la segunda parte acabó de desdibujar a los de Laso. A Valencia le entraba todo y los blancos no tenían ninguna idea, ni tan siquiera esos arreones de Llull o algún triple imposible de Carroll. Nunca estuvieron en situación de poner en riesgo esta victoria taronja que fue celebrada como lo que es, casi un título.

0
0