EFE

Real Madrid-Valencia: Rudy y el factor Taylor, las claves para decantarlo todo (18:30, final (1-1)

Real Madrid-Valencia: Rudy y el factor Taylor, las claves para decantarlo todo (18:30, final 1-1)

El 11/06/2017 a las 10:49

El Real Madrid se agarró a la gran defensa y al inesperado caudal ofensivo de Jeff Taylor para no dejar a Valencia Basket que sumara el primer punto de la final y sorprendiera al Real Madrid en casa. La vuelta del mejor Rudy Fernández y el momento de gracia de Felipe Reyes en estos playoffs van a seguir siendo claves para que los de Pablo Laso intenten anotarse el segundo punto de esta final.

Valencia Basket hizo sufrir al Real Madrid en el primer partido de la final de la Liga Endesa. Los de Pabo Laso nunca llegaron a marcharse en el marcador ni a romper antes el partido con su velocidad. Fue entonces cuando los blancos tiraron de recursos y de profundidad de plantilla, como la intensidad defensiva del sueco Jeff Taylor, sumando un sobresaliente ataque como nunca antes había promediado vestido de blanco. También la vuelta de la mejor versión de Rudy Fernández, algo que se llevaba echando de menos las últimas temporadas por sus continuas lesiones y molestias de espalda. Y, por supuesto, el demoledor acierto de un Felipe Reyes que asegura estar a tope físicamente y con las ideas claras pese al varapalo de no haber contado para Pablo Laso en el decisivo partido de la Final Four de Estambul ante el Fenerbahce.

El propio Jeffery Taylor señaló que el equipo “necesita mejorar en algunas pequeñas cosas” y aunque no desveló cuáles, si los de Laso quieren poner el 2-0 y viajar a Valencia con opciones para ser campeones en la Fuente de San Luis, tendrán que contar con una mayor aportación de jugadores decisivos como Luka Doncic o Anthony Randolph, además de seguir confiando en los citados tres factores del primer partido.

Más allá de que jugadores determinantes como el jovencísimo talento esloveno o el pívot norteamericano deban aumentar su producción ofensiva, el Real Madrid en conjunto debe frenar mejor la inspiración y la velocidad del base Antoine Diot y el caudal bajo aro y también desde el tiro exterior de Bojan Dubljevic. Además, subir un punto la defensa para tratar de correr y desarbolar a los de Pedro Martínez. Aunque esta última empresa será complicada, ya que el nivel de acierto y concentración de los valencianos está siendo impecable en esta final y ya fue sobresaliente en las semifinales contra Baskonia.

Sólo dos tiros libres fallados en el peor momento y los rebotes ofensivos que barrió el Real Madrid en los minutos decisivos, más un impresionante tapón del propio Taylor, apartaron a Valencia de poner un 0-1 y la final patas arriba. Los naranjas confían en igualar con el 1-1 para nivelar la final y tener de su lado el factor cancha. Cuentan con la ilusión de su parte y con ser el único equipo del baloncesto español en poner en serios aprietos esta temporada a Pablo Laso y los suyos. Desde las 18:30 horas de este domingo, segunda entrega de esta intensísima final.

0
0