EFE

Túnez y Nigeria disputarán la esperada final del Afrobasket 2017

Túnez y Nigeria disputarán la esperada final del Afrobasket 2017
Por EFE

El 17/09/2017 a las 03:39Actualizado

Túnez, 15 sep (EFE).- Túnez y Nigeria cumplieron el pronóstico y se clasificaron hoy para la final del Afrobaset 2017, que se jugará este sábado en el pabellón de Rades, en el extrarradio de la capital tunecina.

Los anfitriones derrotaron a Marruecos (70-62) en un partido feo, aburrido, en el que los tunecinos jugaron con fuego hasta el final y pudieron quemarse ante un equipo voluntarioso pero muy inferior hoy en día.

Sin tensión, como demasiado confiados en su superioridad, los tunecinos jugaron al tan-tran, con sus dos estrellas fuera de foco, muy aturullados en ataque y despistados en defensa, lo que alimentó las esperanzas magrebíes hasta el minuto final.

Solo Mohamad Hamdidane, máximo anotador del partido con 22 puntos, estuvo a la altura de lo que se espera de un equipo que aspira a proclamarse campeón, al que este viernes tampoco acompañó el público, tan frío y ultraconfiado como sus jugadores.

Mayor igualdad y mejor baloncesto se vio en el segundo partido, en el que Nigeria se deshizo de una correosa y potente Senegal con la dificultad que se esperaba.

Los del español Porfirio Fisac demostraron que son un equipo con mucho futuro, en progresión, que puede aspirar a mayores cotas en los próximos años.

Asidos al talento de Gorgui Dieng, el potente pívot de 2,11 de los Minnesota Timberwolves, que hoy anotó 14 puntos y cogió 9 rebotes, y a la potencia del ex de los New York Knicks, Maurice Ndour, 14 puntos, los senegaleses le disputaron la plaza en la final a los actuales campeones hasta el último minuto.

Prueba de la contundencia con la que se emplearon los senegaleses fue el mate con el que Youssou Ndoye rompió el tablero, que hubo de ser cambiado sobre la marcha en el segundo cuarto.

Enfrente, sin embargo, Nigeria resistió agarrado al buen hacer y la experiencia de su capitán, Ike Diogu, un coloso en la pintura con 14 rebotes y 17 puntos, y el inmenso partido del base Bryant Mbamalu, máximo anotador del encuentro con 19 puntos.

Y eso que los nigerianos, que mañana tratarán de hacer historia conquistando su segundo Afrobasket consecutivo -tras el logrado también en Túnez en 2015-, perdieron antes de la media parte a una de sus referencias, el poderoso pívot de los Washington Wizards, Daniel Ochefu.

Ochefu se fue renqueante al vestuario y es duda para la final que se disputará mañana a las 16.00 GMT.

0
0