EFE

Urías siente presión, pero dice estar en condiciones de ganar ante Cachorros

Urías siente presión, pero dice estar en condiciones de ganar ante Cachorros
Por EFE

Los Ángeles (EEUU), 18 oct (EFE).- El novato lanzador mexicano de los Dodgers de Los Ángeles, Julio Urías, nombrado abridor del cuarto juego de la serie por el título de la Liga Nacional, declaró sentirse "bajo presión" por lanzar su primer partido de fase final.

Pero indicó que "he trabajado al máximo y me siento en condiciones de lanzar buena pelota" para la novena angelina, y eso era lo que le hacia sentir satisfecho y seguro.

Urías, un novato de sólo 20 años, en su primera temporada dentro de las mayores, fue designado para iniciar el cuarto juego de la serie por el título de la Liga Nacional contra los Cachorros de Chicago, el miércoles.

"Reconozco que hay presión, es mi primer juego de serie final, y es una gran responsabilidad, pero siempre trato de estar en la mejor forma para salir adelante de mis compromisos sobre el montículo", destacó el lanzador zurdo.

"Siempre he dicho que hay que estar preparado para cualquier decisión que tome el equipo. Lo importante es tener la mentalidad para salir a dar lo mejor de mí", subrayó la joven estrella mexicana, que cuando haya hecho su primer lanzamiento se habrá convertido en el abridor más joven en la historia de las Grandes Ligas en iniciar un partido de Serie de Campeonato.

A su edad de 20 años y 68 días, el mexicano se convertirá el miércoles en el lanzador más joven en la historia de las Grandes Ligas en abrir un partido de serie final, superando la marca que tenía en ese apartado Bret Saberhagen.

Urías superará a Saberhagen, quien tenía 20 años y 175 días cuando abrió por los Reales de Kansas City en el segundo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Americana de 1984 contra los Tigres de Detroit.

El mexicano ya había salido en un juego de la competición de otplo, pero lo hizo en labor de relevo en el decisivo quinto juego de la serie divisional cuando los Dodgers superaron 4-3 a los Nacionales de Washington, el pasado 13 de octubre, en la capital de la nación.

"Cuando lancé contra los Nacionales me sentí presionado, siempre está, pero supe controlarme e hice un buen trabajo desde el montículo, además de ayudar al equipo", señaló Urías.

El mexicano indicó que "afortunadamente mi equipo vio que (contra los Nacionales) hice un papel de calidad y ahora me siento honrado de que me manden como abridor".

Urías ya es conocido por los toletes de los Cachorros, a quienes enfrentó en dos ocasiones en la temporada regular, la primera en Chicago y la segunda en Los Ángeles, el pasado 27 de agosto, cuando los derrotó en seis episodios.

"Ese triunfo me da confianza, sobre todo porque fue en el Dodger Stadium, donde los enfrentaré el miércoles, y eso me hace sentirme cómodo".

Como un gran deportista, Urías reconoció que "ellos son excelentes bateadores, desde el primero hasta el noveno, pero vamos a hacer nuestro trabajo y a tratar de sobresalir".

Sobre la marca que impondrá en la historia de las mayores al ser el lanzador de menor edad en abrir un juego de fase final, admitió que "es un doble honor el que recibo, pero en mi mente solamente está hacer un buen trabajo contra los Cachorros".

"Lo que me interesa es que mi equipo avance a la Serie Mundial y yo haré todo lo que esté de mi parte para colaborar en ese objetivo", señaló el lanzador, que debutó en las mayores el 27 de mayo en Nueva York ante los Mets, a los 19 años de edad.

Ese día Urías se convirtió en el segundo adolescente en abrir en las Grandes Ligas en lo que va de este siglo, luego que el venezolano Félix Hernández lo hiciera a la misma edad en el 2005.

"Desde que llegué a Estados Unidos siempre me he puesto metas, pero todo esto que me ha pasado este año es increíble", reconoció el abridor de los Dodgers.

El lanzador señaló que su meta esta temporada era "abrir un juego en las Grandes Ligas, aunque fuera uno solo, y con eso me habría ido contento a mi casa, pero ahora me mandan a abrir un juego de fase final y es mucho mas que un sueño hecho realidad".

"Lo único que puedo decir es que me siento muy contento y agradecido con el equipo", indicó la joven estrella del béisbol mexicano.

Urías tendrá como rival sobre el montículo al veterano John Lackey, quien lidera a los lanzadores activos con 21 aperturas de fase final, con marca de 8-5 y 3.22 de efectividad en 24 apariciones en esa fase de la competición.

0
0