EFE

La pelea Mayweather junior y McGregor, una burla millonaria, con el deporte del boxeo

La pelea Mayweather junior y McGregor, una burla millonaria, con el deporte del boxeo
Por EFE

El 28/08/2017 a las 10:50Actualizado

Las Vegas (EE.UU.), 27 ago (EFE).- Los promotores Oscar de la Hoya y Bob Arum junto con los grandes campeones del boxeo coincidieron tras ver la "farsa" de pelea que protagonizaron la pasada noche Floyd Mayweather junior y el peleador irlandés de artes marciales mixta Conor McGregor que ambos se "burlaron" del boxeo.

De la Hoya dijo que lo visto la pasada noche en el T-Mobile Arena de Las Vegas simplemente fue una "vergüenza" en todos los aspectos, al no darse ningún tipo de acciones de boxeo porque ninguno de los dos rivales salieron a boxear.

"Se puede ver el vídeo de la pelea y se comprobará que todo lo que escenificó sobre el cuadrilátero fue patético, simplemente se trató, como ya habíamos adelantado de una burla millonaria, que los que debían velar por la integridad del deporte del boxeo la permitieron", manifestó de la Hoya.

El mismo sentir manifestó el legendario Arum, que si estuvo en Las Vegas, pero para firmar un contrato con la cadena de televisión ESPN para trasmitir importantes combates que realcen de nuevo la importancia del deporte del boxeo.

"No hay nada nuevo que se tenga que decir, lo adelantamos que todo era un montaje y una lamentable exhibición cuya única finalidad era engañar a los aficionados, poniendo al deporte de boxeo de pantalla", señaló Arum, que rechazó por completo la insinuación de Leonard Ellerbe, de Mayweather Promotions, que había sido Top Rank, su compañía, la que quiso montarlo, pero Dana White, presidente de la UFC, que controla los intereses de McGregor, se negó.

Arum dijo que estaba para cosas más serias que responder a otra mentira más de Ellerbe, al que lo único que le interesaba era la "mentira", como el sin fin de anuncios de retiradas de Mayweather junior, para luego volver a prestarse a un grotesco espectáculo circense, que lo más triste de todo, según Arum, es que ni sirvió para divertir porque McGregor no sabía no como golpear con el guante cerrado.

El mayor fracaso del montaje circense vivido la pasada noche en Las Vegas fue la declaración tajante del propio White que nada más concluir la pelea entre Mayweather junior y McGregor, que ganó el púgil estadounidense por nocáut técnico en el décimo asalto, aseguró que no habría más profesionales de las artes marciales mixtas que vuelvan a subir al cuadrilátero.

Aunque por otro lado, de alguna manera adelantó que una posible revancha de McGregor con Mayweather junior podría darse, al decir que el le aconsejaba a su pupilo que no lo hiciese.

White también adelanto que espera hablar con McGregor sobre su regreso a las artes marciales mixtas muy pronto, y que seguramente su retorno será un éxito rotundo por el espectáculo que ofreció en el ring ante un grande como Mayweather junior.

"Fue una buena experiencia, pero no quiero siquiera imaginar que se podría repetir, no quiero mencionar eso con mis peleadores", comentó White. "El evento vivido fue único, las dos grandes estrellas del deporte enfrentándose, probablemente nunca vuelva a suceder, ojalá", añadió.

Mientras desde el boricua Miguel Cotto, nuevo campeón del mundo dentro de la categoría Superwelter, sexto título en su haber como profesional, hasta las dos grandes estrellas del momento, el mexicano Saúl Álvarez y el kazako Gennady Golovkin, que mantendrán un gran duelo el próximo 16 de septiembre, todos fueron unánimes en asegurar que los que le dan el más mínimo crédito a McGregor es que no saben absolutamente nada de boxeo.

"Ambos dieron un espectáculo lamentable como boxeadores, uno porque no sabía ni posicionarse, ni mucho menos colocar un golpe que saben hasta los niños que comienzan en el gimnasio, y el otro por no destrozar desde el primer asalto a su rival", señaló Arum. "Fue la pelea de boxeo más torpe en la historia de Las Vegas".

Pero más irónico de esa realidad es que el peleador que no supo conectarle ni un golpe potente a Mayweather se llevó una bolsa de 30 millones de dólares, que podrá incrementar de manera considerable con los ingresos de los derechos de la televisión de pago.

Mientras que en las puertas de su camerino en el T-Mobile Arena, los famosos de Hollywood y el mundo de la farándula lo esperaron para felicitarlo por el espectáculo que había dado.

Lo propio sucedió con Mayweather junior, que fue alabado por todos los que no quieren ver la manera como utiliza y se burla del deporte del boxeo, para ganar 100 millones de bolsa garantizada y luego tener el margen de incrementar los ingresos hasta, al menos, los 200 millones de dólares.

También la Comisión Atlética de Nevada se aprovechó de la "burla" al recibir más de 10 millones de dólares, por certificar como pelea de boxeo a una "farsa" y ya sin ningún tipo de escrúpulo y disimulo el mundo de las apuestas, que lo tenían todo preparado para el triunfo "seguro" de Mayweather junior, que hasta intentó a apostar por si mismo 400.000 dólares, sin éxito, por el engaño hubiese sido ya de cárcel.

0
0