EFE

La Titan Desert 2018 ofrece un recorrido con más navegación, dunas y montaña

La Titan Desert 2018 ofrece un recorrido con más navegación, dunas y montaña
Por EFE

El 03/10/2017 a las 16:44Actualizada

Madrid, 3 oct (EFE).- La Titán Desert, considerada la prueba de bicicleta de montaña por etapas más dura del mundo que se celebra en Marruecos, cumplirá en 2018 su decimotercera edición con más navegación por el desierto, más pasos de dunas y una primera etapa con el desnivel acumulado más alto de su historia.

La edición de 2018, del 29 de abril al 4 de mayo, iniciará su recorrido con dos primeras etapas por la zona de Boumalne Dades, con una jornada inicial de 2.525 metros de desnivel acumulado, récord de la prueba.

Las cuatro siguientes etapas tendrán lugar en el desierto y las dunas hasta alcanzar la zona de Erfoud. "Las últimas dunas estarán a diez kilómetros de la meta final, por lo que también podrían decidir la clasificación general", explicó Manu Tajada, director técnico de la prueba durante la presentación en Madrid.

En 2018, la Titan volverá a tener en la navegación uno de sus mayores atractivos, puesto que por primera vez una etapa entera será en esta modalidad. Ese día los ciclistas no podrán valerse de ninguna señalización y deberán orientarse únicamente mediante su GPS.

El componente solidario de la Titán Desert seguirá en 2018 con el proyecto de Gaes 'Volver a oír para volver a vivir', que durante los seis años que lleva desde su puesta en marcha ha permitido más de mil revisiones a niños con problemas auditivos.

El año pasado se realizaron sobre el terreno 208 revisiones auditivas, se quitaron 131 tapones de los oídos y se llevaron a cabo 200 audiometrías.

Para Felix Dot, director general de RPM Events, la edición de 2018 "va a marcar un antes y un después en la historia de la prueba" y elogió la riqueza natural que proporciona Marruecos, que "ofrece un escenario excepcional para la aventura".

La última edición, la Titan Desert contó con 460 participantes -22 mujeres-, de los cuáles el 76% alcanzó la meta. De todos los que participaron hubo 86 corredores extranjeros llegados de 22 países. Para 2018 el objetivo es acercarse a los seiscientos ciclistas.

Al finalizar cada etapa, los 'titanes' descansarán en las haimas del campamento que se montará cada día y que cuentan con todos los servicios posibles para ayudar al ciclista.

En total, más de mil personas entre ciclistas, organización, ayudantes y prensa forman parte de la caravana de la prueba.

0
0