Getty Images

Tour de Francia 2017: Froome de amarillo, bueno para el Sky y malo para Mikel Landa

Tour de Francia 2017: Froome otra vez de amarillo, bueno para el Sky y malo para Mikel Landa

El 15/07/2017 a las 18:57Actualizado El 15/07/2017 a las 20:42

Chris Froome retomó el maillot amarillo de forma un tanto inesperada en la 14ª etapa del Tour de Francia 2017. El vigente campeón quedó en las primeras posiciones dejando cortados a Fabio Aru, Contador y también a Mikel Landa, quien hacía sólo 24 horas soñaba con ser campeón. Que Froome lleve el amarillo supone que la hipotética baza del vitoriano para reventar la carrera, quede casi descartada.

Eurosport Player : Cada etapa de esta legendaria carrera en directo

Síguelo en Eurosport

Que Chris Froome recupere el maillot amarillo de líder del Tour de Francia 2017 es una buena noticia para el equipo Sky y, por supuesto, también para Mikel Landa. Pero en el fondo no deja de ser un golpe en las ilusiones y las ambiciones del ciclista vasco por tener una oportunidad real de ser campeón. Con el inglés de nuevo en lo más alto, el mejor escalador del pasado Giro de Italia giró su discurso y también tendrá que ponerse aún más al servicio de su líder.

" Me hizo soñar un poco. Contador es un tío muy valiente, es de esos corredores capaces de poner la carrera patas arriba. A mí me benefició mucho ( Landa)"

Landa reconoció que soñó con el maillot amarillo tras su cabalgada junto a Alberto Contador camino de Foix. Landa dijo antes de esta 14ª etapa que su equipo tenía dos bazas, pero la suya en concreto vuelve a casi evaporarse tras este golpe de Chris Froome. El propio Landa cedió más de una veintena de segundos en ese explosivo final y además de quedarse un poco más lejos, cualquier código de ciclismo dice a partir de ahora se tiene que supeditar al cien por cien a su líder.

Y eso Landa lo sabía antes, durante y después de soñar con ganar este Tour de Francia 2017. De hecho, tras este bajón para la afición española volvió a poner de manifiesto cuál va a ser su rol en lo que queda de carrera: "Estaré al lado de Froome hasta el final, dispuesto a jugar las bazas tácticas que se presenten, bien presionando a los rivales por delante o por detrás para proteger al líder. En ganar el Tour no pienso".

general_etapa_14

Mikel Landa llegó a admitir incluso que su única posibilidad de poder ser campeón es por un contratiempo o por un abandono de su líder, algo que también dejó claro que no desea para nada.

" Tenemos dos bazas y soy optimista. Froome estaba muy contento con lo que hice en Foix y con el hecho de que el equipo quedara en buena posición. El equipo mirará más por Chris, pero voy a formar parte del juego. "

Lo que podría haber pasado

Si Mikel Landa hubiera decidido contravenir órdenes de equipo o confiar en sus propias fuerzas, se podría haber repetido la situación entre Greg LeMond y Bernard Hinault, compañeros de equipo en el Tour de 1986 o, con la vista puesta en el presente inmediato, Carlos Sastre en la edición de 2008, cuando decidió atacar en Alpe d’Huez desoyendo las órdenes de su equipo para Frank Schleck.

Estos dos ejemplos son un poco más complicados de ver ahora porque la misión de Mikel Landa, aunque insista en que él “forma parte del juego” es proteger a Froome igual o mejor de lo que ya lo está haciendo. Será bueno para el Sky y para Froome, pero no tanto para esa ilusionante posibilidad de verle campeón en París.

" Froome necesita a Landa para ganar el Tour, pero si a Chris le pasa algo, cambiaremos sin problema. Día a día (Nicolas Portal, director del Sky)"

Video - Tour de Francia 2017: Matthews se impone en Rodez y Froome recupera el amarillo

00:53
0
0