Getty Images

Tour de Francia 2017: Las preguntas y todas las respuestas que deja esta nueva victoria de Froome

Tour de Francia 2017: Las preguntas y todas las respuestas que deja esta nueva victoria de Froome

El 24/07/2017 a las 22:33Actualizada El 24/07/2017 a las 22:41

Chris Froome acaba de ganar su cuarto Tour de Francia, su victoria más justa y en la que ha dado alguna muestra de debilidad. Pero quiere más. Desde lo más alto del podio de París afirmó que está dispuesto a seguir en la cima del ciclismo mundial, al menos, cinco años más. Está a una sola victoria de Indurain, Merckx, Hinault o Anquetil. ¿La logrará o alguien podrá batirle a partir de 2018?

La victoria de Chris Froome en el Tour de Francia 2017 deja varias reflexiones. La primera, si ha sido la victoria que más le ha costado sellar. Sin un gran ataque en montaña, sin ninguna victoria de etapa y con uno de sus gregarios, Mikel Landa, siendo igual o más fuerte que él cuando la carretera se empinaba. Otro factor por el que el británico nacido en Kenia ha logrado su cuarta corona en París ha sido por la poca acción de sus rivales. Rigoberto Uran fue segundo a menos de un minuto, pero sin lanzarle un solo ataque. Bardet y Fabio Aru lo intentaron, incluso le ganaron claramente dos etapas, pero no fue suficiente. Y las caídas de Richie Porte o Alejandro Valverde también le sirvieron para allanar su camino hacia los Campos Elíseos.

Otra pregunta que lanza este nuevo éxito del nuevo rey del Tour es, ¿hay Froome para rato? Desde luego, tiene 32 años (nacido el 20 de mayo de 1985) y asegura que quiere estar en lo más alto durante los próximos cinco años, por lo que ambiciona ganar al menos nueve Tour de Francia, en caso de que ganara cinco más de forma consecutiva. Esta última posibilidad es complicada y remota, pero él va a seguir corriendo al menos hasta 2019 en el Sky, y esto le garantiza tener siempre el mejor equipo a su entera disposición.

Maillots amarillos sin etapas | TDF2017

Más allá de su ambición y de correr en el equipo más potente, los éxitos por venir de Froome en el Tour también pasan por sus principales rivales. Alberto Contador puede que no vuelva a correr la ronda gala y desde la irrupción del inglés en primera línea del ciclismo nunca fue capaz de batirle. Vincenzo Nibali también es un ciclista veterano y se antoja complicado que pueda ser superior en un mano a mano. Fabio Aru, Romain Bardet o Richie Porte son más jóvenes. Y en el otro lado está Nairo Quintana, su principal rival en tres de los cuatro que ha vencido.

¿Quién y cómo le puede ganar a Froome?

Chris Froome es un consumado especialista contrarreloj, una ventaja enorme frente a escaladores puros como Bardet, Aru o Quintana, quienes pese a su juventud no parecen muy dispuestos a mejorar en esta especialidad. Y el otro motivo es atreverse a atacarle y a desarbolar tácticamente a su equipo. El equipo Ag2R de Bardet lo intentó en una etapa de esta edición sin aparente peligro, y estuvo cerca, pero acabó salvando la papeleta.

En el caso de Richie Porte, el australiano y antiguo gregario de Froome es un ciclista llamado a la desgracia en carrera. Cuando no es una avería en las primeras jornadas es una caída bajando un puerto que le obliga a retirarse. No parece un ciclista hecho a grandes vueltas como líder, después de haber sido gregario en media vida deportiva. Y siempre que el tasmano ataca, parece que todavía está al servicio del inglés.

El único que parece en disposición de tratarle de tú a tú es el holandés y vigente campeón del Giro, Tom Dumoulin. Si se mentaliza, en 2018 ó 2019 como muy tarde ya estará preparado para batir a Froome, más si cabe si los organizadores de la carrera diseñan un recorrido con contrarrelojes largas que también favorecen al holandés. A día de hoy, y aunque nunca se han enfrentado cara a cara en una gran vuelta, son los ciclistas que pueden protagonizar el duelo soñado.

En otra dimensión están los hermanos británicos Adam y Simon Yates. Simon ha sido top ten del Tour y mejor joven. El margen de progresión de ambos es grande, aunque les falta regularidad. También estarán preparados pronto para esta batalla, como le puede pasar a Mikel Landa. Si ficha por Movistar finalmente tendrá que compartir galones con Nairo Quintana, pero no hay que olvidar que el gran sueño del vitoriano es ganar el Giro de Italia, y esto sí lo puede conseguir con el equipo telefónico e incluso si acaba renovando con el Sky.

Froome ya es leyenda | TDF2017

Casi como Indurain y los más grandes

A Chris Froome, en cualquier caso, ya sólo le queda una victoria para igualar a los ciclistas que han ganado el Tour de Francia en cinco ocasiones. La caída en 2014 que le obligó a retirarse le ha impedido igualar los consecutivos de Indurain. Pero en 2018 podríamos estar equiparándole a este cuarteto compuesto por el navarro, Anquetil, Meckx e Hinault. Se da por hecho que los igualará pronto y que, o mucho cambian las cosas viendo su ambición y sus rivales, o les superará para ser (borrado Armstrong de la historia) el más grande de todos los tiempos.

Video - Tour de Francia 2017: Podio de lujo con Chris Froome luciendo su cuarto maillot amarillo

02:05

Video - Tour de Francia 2017: Chris Froome, el discurso de una leyenda de la ronda gala

02:42
0
0