EFE

Tour de Francia 2018: El primero sin Contador y ojalá que sin 'catenaccio' ni miedo a Froome

Tour de Francia 2018: El primero sin Contador y ojalá que sin 'catenaccio' ni miedo a Froome

El 17/10/2017 a las 17:19Actualizada El 17/10/2017 a las 17:34

El Tour de Francia 2018 será el primero sin Alberto Contador. Pese a que los aficionados al ciclismo no volverán a vibrar con sus ataques, el ciclista español dejó claro en la presentación del recorrido en París que la próxima edición de la ronda gala tendrá jornadas temibles.

Un Tour de Francia sin Alberto Contador. El primero que el ciclista madrileño va a perderse sin polémicas, por el mero hecho de estar retirado. Si en 2008 no acudió porque la organización no invitó a su entonces equipo Astana y en 2012 debió cumplir sanción, el de 2018 será un Tour que Alberto vea desde el sofá, desde la cuneta, desde un puesto de comentarista televisivo o simplemente como un aficionado más. Fácil de asimilar para él pero no tanto para una afición que ya no será testigo de sus ataques ni de su arrojo. Y para resumir este sentimiento y lo que el dos veces campeón de la ronda gala significa para esta carrera, basta con esta frase del director de la carrera: “Alberto Contador es lo contrario del ‘catenaccio’ en el fútbol”.

" Alberto Contador es lo contrario del ‘catenaccio’ en el fútbol"

Conviene desgranar esta frase y buscarle un significado en el ciclismo actual. El catenaccio en el ciclismo es el férreo control que ejercen Chris Froome y todo el equipo Sky y todos sus rivales que o tienen miedo a atacarle o bien les faltan las fuerzas para hacerlo. Esa mezcla de temor y falta de energía es la que, por ejemplo, se le achaca a Nairo Quintana, quien debe ser el máximo rival del inglés el próximo mes de julio.

Video - Tour de Francia 2018: Todos los detalles de la presentación del recorrido

04:45

Video - Contador advierte a Froome: "El día del pavé es una lotería y pueden pasar mil cosas"

02:16

Tom Dumoulin también puede pagar ese respeto excesivo a lo desconocido, es decir, a disputar por primera vez un Tour de Francia como máximo favorito y rival de Froome. Con sólo una contrarreloj individual y no muy larga y una montaña final que en teoría no beneficia al nuevo Indurain holandés.

Y, más que miedo, el terror lo sigue teniendo instalado en el cuerpo Romain Bardet, la gran esperanza francesa que a punto estuvo de perder el podio y toda su credibilidad de aspirante en la contrarreloj final de Marsella. El caso es que es de los pocos que se atreve a atacar a Froome, pero esas secuelas de llegar vacío a las últimas jornadas pueden contribuir a un incremento del catenaccio o lo que es lo mismo, nadar y guardar la ropa para al menos conservar la foto del podio en París.

Otro que atacó a Froome pero que acabó desfondado fue el italiano Fabio Aru. Llegó a robarle por primera vez el amarillo al actual dueño absoluto de esa prenda, pero al día siguiente todo el peso del dominio del Sky recayó sobre él para acabar triturándole y dándole un baño de pura realidad.

¿Cómo ves el recorrido del Tour de Francia 2018, el primero sin Alberto Contador?

Encuesta
631 Votos
El recorrido favorece mucho a Froome
Será el resurgir de Nairo Quintana
Hubiera sido bueno para Contador
Sin los ataques de Contador no será tan atractivo

¿Da tanto miedo el Tour 2018?

“La etapa de pavé es muy buena para verla desde fuera, lo digo por experiencia propia”, analizaba el propio Contador en la presentación. En la edición de 2010 una avería le hizo sufrir y en 2014 cedió tiempo con Nibali poco antes de sufrir la dura caída que le retiró.

Pero otra etapa que infunde respeto y que a Contador le hubiera encantado correr es la de 65 kilómetros con tres puertos: Peyragudes, Val Louron y el inédito y colosal Portet. Justo la explosividad que al ‘Pistolero’ tanto le hubiera gustado disfrutar: “No puedo entender por qué no la han puesto antes”, bromeó con el micrófono de Eurosport en la mano.

Incluso Alberto Contador dio un consejo a Chris Froome: Que se cuide el día del pavé: “Es una lotería y pueden pasar mil cosas” y también de esa etapa tan corta en Pirineos: “El día de los 65 kilómetros es el más difícil de controlar para un equipo”. Bien tirado, porque la nueva normativa ciclista verá en 2018 hará que un equipo lo compongan ocho corredores y no nueve, lo que traducido a lo que pase en la carretera es que el Team Sky contará con un peón menos. Razón de más para tener menos miedo y, lo que es más importante, para nadie juegue al catenaccio.

Video - Froome: "Será un Tour durísimo y me gustaría ganar en Alpe D'Huez"

02:16
0
0