AFP

Volta a Catalunya 2017: Contador y una crono como la que pudo cambiar su destino (y el de Armstrong)

Volta a Catalunya 2017: Contador y una crono como la que pudo cambiar su destino (y el de Armstrong)

El 20/03/2017 a las 23:05

Alberto Contador vela sus armas y las del Trek-Segafredo para la contrarreloj por equipos de la segunda etapa de la Volta a Catalunya 2017. Una crono larga con 41 kilómetros y que todos los favoritos han marcado como decisiva, ya que se pueden establecer diferencias importantes. Esta especialidad evoca al Tour de Francia de 2009, cuando una contrarreloj por equipos pudo cambiar su destino

Eurosport Player : Sigue el evento en directo/vídeo

Síguelo en Eurosport

La segunda etapa de la Volta a Catalunya 2017 es una contrarreloj por equipos de 41 kilómetros con salida y llegada en Banyoles y que marcará las primeras y puede que grandes diferencias entre los favoritos antes de la llegada de la montaña a esta ronda catalana. De hecho, Alberto Contador la definió como “crucial” tras finalizar la primera etapa: “En una carrera de una semana, una crono por equipos de 41 kilómetros da respeto porque las diferencias pueden ser grandes y condicionar la lucha por la general”.

Así de claro lo tiene uno de los grandes favoritos junto a Chris Froome, Alejandro Valverde o Romain Bardet, tanto que el propio Alberto asegura que “Sky, BMC y Movistar son equipos impresionantes en esta disciplina y son rivales directos”.

Será turno también de ver cómo funciona el nuevo equipo de Alberto Contador en esta especialidad, ya que de la concentración y la compenetración de Jarlinson Pantano (notable contrarrelojista y vigente campeón de Colombia de la especialidad) y compañía dependerá de si el madrileño puede ganar esta Volta o si tendrá que remontar y fiarlo todo a las dos etapas de alta montaña.

La crono que pudo cambiar la historia

En cualquier caso, esta llegada de una contrarreloj por equipos en la que Alberto Contador es protagonista evoca una etapa similar en el Tour de Francia 2009, y que también fue muy decisiva en su carrera no sólo por lo que pasó, sino más bien por lo que podría haber pasado.

Aunque este recuerdo no es más que una muestra de ciclismo-ficción, la historia del Tour de Francia 2009 y la propia historia de Alberto Contador y Lance Armstrong hubiera cambiado si el norteamericano no se hubiera quedado sólo a 229 milésimas del maillot amarillo que Fabian Cancellara retuvo por esa minimísima diferencia.

Fabian Cancellara Tour 2009 Podium

Fabian Cancellara Tour 2009 PodiumImago

Fue en la cuarta etapa, con una cronometrada por equipos de 39 kilómetros en Montpellier. El equipo Astana arrasó a sus rivales e incluso alejó al equipo se los Schleck a 40 segundos en la general, una diferencia con la que posteriormente Alberto pudo cimentar su triunfo en la general, gracias a sus ataques en Ordino-Arcalís o a su victoria en solitario en Verbier.

Pero, ¿qué hubiera pasado si Lance Armstrong se hubiera vestido de amarillo en esta contrarreloj por equipos? Esta conclusión forma parte del capítulo de ciclismo-ficción al que nos referimos, pero el equipo Astana dirigido por Johan Bruyneel todavía hubiera tomado más partido por el norteamericano, poniendo incluso a trabajar a Contador para proteger el amarillo de Lance en la montaña y la posibilidad de haber firmado su octava victoria en París.

" Fue una pena. A todos nos gusta el amarillo y sobre todo en la situación de Lance, pero así iremos más relajados (Alberto Contador) "
" No haberme puesto líder ha sido una decepción, pero el equipo ha estado perfecto y eso es lo más importante (Lance Armstrong) "

Nada de esto ocurrió en aquella contrarreloj por equipos de Montepellier, ni tampoco ocurrió nada tras la misma, salvo que Alberto Contador ganó el que hasta hoy es su último Tour de Francia y que de alguna forma esas 229 milésimas fueron tanto o más efectivas que la distancia real que infligió a los hermanos Schleck y a todos sus rivales.

0
0