EFE

Carolina Ruiz: "Como Shiffrin o Lindsey Vonn no creo que vayan a salir muchas"

Carolina Ruiz: "Como Shiffrin o Lindsey Vonn no creo que vayan a salir muchas"
Por Eurosport

El 20/03/2017 a las 12:57

Carolina Ruiz, la única española que ha ganado un descenso de la Copa del Mundo de esquí alpino, el de Meribel (Francia), de 2013, acaba de poner punto final a dos semanas de intenso trabajo en la organización de las pruebas del Mundial conjunto de snowboard y freestyle de Sierra Nevada 2017.

En una entrevista con EFE que tuvo lugar en la estación granadina, Carolina, ahora Directora deportiva de la Federación Andaluza de Deportes de Invierno (FADI), explicó cómo vivió estos Mundiales recién acabados, qué le pareció la Copa del Mundo de esquí alpino -cerrada el mismo día, en Aspen (EEUU)- y cómo afronta su maternidad, estrenada hace tres meses.

Pregunta: ¿Qué recuerdos tiene, del Mundial de alpino del 96?

Respuesta: Recuerdos sólo tengo de las cosas que me contaban, porque yo de aquella estaba en el colegio (para esquiadores) de Megéve, en Francia. Lo veía por la tele. Mi padre, que entonces era mi entrenador, tampoco estuvo en ese Mundial. Pero sí mi madre, que fue voluntaria. Lo que recuerdo son las cosas que me contó.

P: ¿Y qué sintió, de aquella?

R: Me dio un poco de rabia, no por no haber competido, porque era demasiado joven; pero sí por no haber estado aquí y haber podido ver a los que eran mis ídolos.

P: ¿Le sirvió de acicate para intentar progresar deportivamente?

R: Claro. Que todo aquello sucediese en casa, me hizo querer ser como todas las estrellas que compitieron en los Mundiales. Sin duda.

P: Pues acabó compitiendo en nueve (y en cuatro Juegos). Aunque ahora ha estado en éstos, pero en otras funciones. ¿Cómo los vivió?

R: Al ser Directora deportiva de la federación andaluza, sabía que una parte importante de mi trabajo iba a ser la organización de este evento. Y, bueno, antes de retirarme estudié Protocolo y Gestión de Eventos, con lo cuál tenía muchas ganas de vivir esta experiencia, a pesar de que éstas no son mis disciplinas.

Pero me ha gustado muchísimo, hemos trabajado con mucha gente, muy distinta. Hemos vivido situaciones de todo tipo; la meteorología a veces nos puso las cosas difíciles, por ejemplo, pero me voy muy satisfecha con el trabajo que hemos efectuado en estos Mundiales.

P: Cuando se retiró, ¿cómo llevó la transición?

R: Pues casi no tuve tiempo, porque casi un mes después me ofrecieron hacer esto. Empecé lento, porque los estudios los acabé en junio. Pero ese mismo verano ya me incorporé, con grupos del Centro de Tecnificación que entrenaban en Saas Fee (Suiza); y me fui con ellos unas cuantas veces. Así que fue como que cambié de chip, pero no tanto.

P: ¿Echa algo de menos, de su época de esquiadora? ¿Sueña con las carreras, a veces?

R: (ríe). No, alguna vez soñé con esas carreras, pero como cuando era deportista. Me dio algo de nostalgia, no obstante, cuando fui a las carreras como comentarista de Eurosport. Ahí, de vez en cuando, notaba que echaba de menos bajar por algunas pistas. No por todas, claro. También echaba de menos el ambiente. Pero no volvería atrás.

P: ¿Qué le pareció la temporada de (la estadounidense Mikaela) Shiffrin? Con sólo 22 años ya lo ha ganado absolutamente todo.

R: Es tremenda. Cuando empezaba, con 18 años, ya se veía que iba a ser una máquina. Estábamos acostumbrados a (su compatriota) Lindsey Vonn, que era una pasada. Pero ella ahora creo que la está superando. Yo pensaba que iba a ganar la general, si no este año, al siguiente. Pero esquiadoras como ella las hay contadas. Yo tuve la suerte de haber coincidido un poco con Shiffrin; y antes, con Vonn. Y no creo que vayan a salir muchas más como ellas.

P: Pero la gran revelación de la temporada fue la eslovena Ilka Stuhec, ganando la Copa del Mundo de descenso ¿no? ¿Le sorprendió? Tiene 26 años y antes no había hecho nada.

R: Sí. Fue un 'sorpresón', porque era buena, pero nunca había hecho un podio. Se había acercado a los mejores puestos, pero de un año para otro dio un salto brutal. Porque, además, se quedó a poco de ganar también la Copa del Mundo de supergigante, disciplina en la que tampoco había hecho grandes resultados. Y fue segunda en la general. Para ella fue importante coger bien las primeras carreras. Si las haces bien, es algo que te ayuda para el resto de la temporada. Y ella, al principio, de las primeras cuatro había ganado tres.

El nivel que ha tenido ha sido brutal. Aunque sí diré que ella siempre era de las mejores en los tramos planos, seguramente la mejor después de Vonn. También le vino bien cambiar de material, eso la dio una motivación más. Se le juntaron varias cosas a su favor.

P: ¿Y en chicos? El austriaco Marcel Hirscher ha ganado su sexta Copa del Mundo seguida. Así, casi sin hacer ruido.

R: Hirscher nos tiene acostumbrados a ganar eslalon y gigante. Pero además, en el supergigante está siempre ahí, sumando puntitos. Y en la combinada, igual. Es muy constante, no deja de ganar, no se baja del podio. Así que ahí está, con otro Globo (de Cristal).

P: Por cierto, ¿qué tal lleva la maternidad? ('Caro' acudió a la cita con Lea, su hija de tres meses).

R: Pues muy bien (ríe). Excepto estas dos semanas, que han sido bastante duras, porque he tenido muy poco tiempo para estar con ella. Aunque, por suerte ha estado mi madre. Aparte de eso, genial. Es como todo. Te cambia el ritmo de vida del todo. Pero es algo precioso.

P: Por parte de padres (el italiano Andrea Vianello es uno de los mejores 'skiman' del circuito internacional) y abuelos todo conduce al esquí. ¿Ve a Lea siguiendo sus pasos, siendo esquiadora?

R: (ríe) Hombre, está claro que a esta niña la vamos a enseñar a esquiar. Pero que se vaya a dedicar a esto o no, ya se verá.

P: Pero algún deporte hará, ¿no?

R: Sí, sí. Eso, seguro. Desde sus abuelos a ella, todos somos deportistas en la familia. Así que me imagino que algún deporte hará. Seguro.

0
0