EFE

Rebensburg, primera líder al ganar en Sölden, donde regresaron Gut y Vonn

Rebensburg, primera líder al ganar en Sölden, donde regresaron Gut y Vonn
Por EFE

El 28/10/2017 a las 17:59Actualizada

Eurosport Player : Sigue el evento en directo/vídeo

Síguelo en Eurosport

Madrid, 28 oct (EFE).- La alemana Viktoria Rebensburg se convirtió en la primera líder de la Copa del Mundo de esquí alpino al ganar la prueba inaugural, el gigante de Sölden (Austria), donde regresaron a la competición -sin clasificarse para la segunda manga, pero recuperadas de sus lesiones- la estadounidense Lindsey Vonn, cuádruple ganadora de la gran Bola de Cristal, y la suiza Lara Gut.

Rebensburg, de 28 años, campeona olímpica de la disciplina en Vancouver 2010 (Canadá) y bronce cuatro años después en los Juegos de Sochi (Rusia), logró su decimocuarta victoria en Copa del Mundo, al imponerse por delante de la francesa Tessa Worley y de la italiana Manuela Mölgg en el estreno de la quincuagésima primera edición de la competición de la regularidad, que arrancó este sábado, como ya es tradicional, en el citado glaciar tirolés.

La alemana, que inauguró oficialmente la temporada de competición del deporte rey invernal, al salir con el dorsal 1; y que había sido tercera en la primera manga, cubrió los dos recorridos de la pista del Rettenbachferner -con salida a 3.040 metros de altura y desnivel de 370- en un minuto, 55 segundos y 20 centésimas, catorce menos que Worley, que acabó segunda una prueba en la que la estadounidense Mikaela Shiffrin, última ganadora de la Copa del Mundo, fue quinta.

La veterana Mölgg, de 34 años, que había marcado el mejor tiempo en la primera manga, acabó tercera, a 53 centésimas de Rebensburg, que firmó su duodécimo triunfo en gigante al repetir este sábado el triunfo logrado hace siete años en Sölden, donde la gran atracción fue el regreso de Lara Gut -ganadora de la general hace dos años- y de Lindsey Vonn, sin duda, la esquiadora más mediática del circuito.

Lindsey, de 33, recuperada de una larga lista de lesiones, y que quiere hacer historia en una temporada cuyo punto álgido serán los Juegos Olímpicos de PyeongChang (Corea del Sur), en febrero, tenía previsto regresar a principios de diciembre, en Lake Louise (Canadá): su pista talismán, en la que ha logrado 18 de los 77 triunfos con los que detenta el récord histórico en Copa del Mundo. Pero el jueves anunció que competiría en el glaciar tirolés.

Este sábado tomó la salida, 637 días después de haber disputado su último gigante y cinco años después de haberlo hecho por última vez en Sölden, donde ganó en 2011. Salió con el dorsal 32, no arriesgó y se quedó a tres segundos y 31 centésimas del tiempo de Mölgg. Fue trigésima cuarta y no se clasificó para disputar la segunda manga, reservada a las mejores treinta.

Gut, de 26, que en febrero se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda cuando calentaba para el eslalon de la combinada de los Mundiales de St.Moritz (Suiza), también anunció de forma sorprendente su retorno el viernes. La suiza regresó a la competición 220 días después de lesionarse, con el dorsal 6, pero se salió de recorrido y tampoco se clasificó para disputar la segunda manga en Sölden.

Shiffrin -con 22 años, oro olímpico, triple campeona mundial y cuádruple ganadora de la Copa del Mundo de eslalon- era segunda, a doce centésimas de Mölgg, tras la primera manga. Pero cometió un error garrafal que la hizo perder tres puestos en la bajada decisiva, para acabar quinta en una pista con un fuerte muro y dos planos en los que mucho se puede ganar o perder.

Worley ascendió del sexto provisional al segundo puesto final, tras marcar el segundo tiempo en la segunda manga, que ganó la austriaca Bernadette Shild -la hermana pequeña de la gran Marlies-, para remontar catorce puestos y acabar duodécima. En una prueba en la que Austria dio por bueno el cuarto puesto final de la tirolesa Stephanie Brunner, novena en la primera manga, que acabó la prueba por delante de Shiffrin, de la suiza Wendy Holdener -sexta en Sölden- y de las noruegas Ragnhild Mowinckel y Kristin Lysdahl.

España, que añora los buenos tiempos de las andaluzas María José Rienda y Carolina Ruiz, no tuvo representación en Sölden, donde este domingo arrancará -con otro gigante- la Copa del Mundo masculina, sin su último ganador, el séxtuple vencedor austriaco Marcel Hirscher; y con la presencia del vasco Juan del Campo.

0
0