Getty Images

Alonso, undécimo el día que Verstappen volvió a ganar y Vettel salvó su match ball

Alonso, undécimo el día que Verstappen volvió a ganar y Vettel salvó su match ball

El 01/10/2017 a las 08:29Actualizada El 01/10/2017 a las 11:49

Max Verstappen logra en Malasia su segunda victoria en la F1 aprovechando el bajón de Mercedes. Junto al holandés acabaron en el podio Lewis Hamilton, segundo, y Daniel Ricciardo, tercero. Sebastian Vettel finalizó cuarto tras salir desde la última posición y Hamilton solo le mete seis puntos en la lucha por el título (34 ahora hay entre ellos). Fernando Alonso acabó undécimo y Sainz abandonó.

¿Podrá ganar McLaren en 2018 con un motor Renault? Seguramente nadie, ni siquiera la propia McLaren, tenga la respuesta a esa pregunta, pero por lo visto en Sepang hay motivos para ser optimistas. Y es que en la despedida del Gran Premio de Malasia del Mundial de Fórmula 1, Red Bull logró su segunda victoria de la temporada y lo hizo con todas las de la ley: con mucho mejor ritmo que los Mercedes y, eso sí, favorecida por los infortunios de Ferrari durante todo el fin de semana.

Ganó Max Verstappen un día después de celebrar su vigésimo cumpleaños y siete carreras después de hacerlo su compañero, Daniel Ricciardo, en Bakú. El holandés adelantó en la cuarta vuelta a un Lewis Hamilton más pendiente de la lucha por el título y se escapó para firmar su segundo triunfo en la F1 tras el de España 2016.

A Max Verstappen le escoltaron en el podio Lewis Hamilton (Mercedes) y Daniel Ricciardo (Red Bull), que solo vio peligrar su posición en el cajón en las últimas vueltas con la llegada desde atrás de un Sebastian Vettel que hizo una remontada increíble desde la última posición. Vettel finalmente se tuvo que conformar con la cuarta posición, un mal menor ya que Hamilton solo le mete seis puntos en la lucha por el título. A falta de cinco carreras para el final del campeonato, Hamilton tiene 34 puntos de ventaja sobre Vettel.

Ferrari, gafado

La carrera quedó condicionada antes de apagarse los semáforos rojos. Kimi Raikkonen, el gran favorito a la victoria por encima incluso de Hamilton, sufrió problemas en el turbo de su Ferrari en la vuelta de salida de boxes y no pudo tomar la salida.

Tal y como se esperaba, los pilotos españoles tuvieron una carrera complicada. Fernando Alonso acarició el Top 10, pero finalmente se fue de Malasia, de su circuito talismán, sin puntuar al acabar en undécima posición. Mejor le fue al otro McLaren-Honda de Stoffel Vandoorne, quien acabó séptimo.

Alonso perdió varias posiciones en la salida con los Williams y eso condicionó su carrera, según dijo el asturiano tras la carrera. "Me quedé en grupos retrasados desde el principio".

Peor lo fue a Carlos Sainz, que se tuvo que retirar en la vuelta 30 por un problema en su Toro Rosso. El madrIleño peleó por entrar en la zona de puntos hasta que su monoplaza dijo basta.

La próxima parada del Mundial de Fórmula 1 será en solo una semana en Suzuka (Japón).

0
0