AFP

La Fórmula E llega a Malasia con Buemi y Renault como líderes

La Fórmula E llega a Malasia con Buemi y Renault como líderes
Por EFE

El 06/11/2015 a las 12:16Actualizado El 06/11/2015 a las 12:20

El campeonato de vehículos eléctricos Fórmula E llega este sábado a la ciudad malasia de Putrajaya después del estreno de su segunda temporada en Pekín, una carrera en la que se impuso piloto suizo Sébastien Buemi, mientras que su equipo Renault e.Dams lidera la clasificación de escuderías.

La capital administrativa de Malasia -una moderna ciudad-jardín cuya construcción fue iniciada en 1997 por iniciativa del entonces primer ministro malasio, Mahathir Mohamad- será por segundo año escenario de una prueba de la Fórmula E, donde el curso pasado se hizo con la victoria el inglés Sam Bird (DS Virgin Racing), por delante del brasileño Lucas Di Grassi (ABT) y el ya citado Buemi, tercero el año pasado en Putrajaya.

El piloto suizo, subcampeón en la temporada inaugural de la Fórmula E por detrás del brasileño 'Nelsinho' Piquet (Nextev) y con 55 carreras en Fórmula 1 en su haber con Toro Rosso entre 2009 y 2011; arrancó esta campaña venciendo en Pekín, después de una "mala salida", según dijo tras la carrera, su cuarto gran premio en esta categoría, tras las victorias del curso pasado en Punta del Este (Uruguay), Mónaco y la primera de las dos carreras en Londres.

El equipo Renault e.Dams se mostró como el más sólido en la primera prueba del campeonato eléctrico, con Buemi ganador y el francés Nicolas Prost (hijo del piloto Alain Prost, cuatro veces campeón mundial de Fórmula Uno) luchando por el podio hasta que tuvo que abandonar por un roce con una 'chicane' que dañó su alerón trasero.

Los coches de la marca francesa, una de las que se ha lanzado a diseñar su propio motor después de una primera temporada en la que todos los equipos compitieron con equipos fabricados por McLaren, también fueron los más rápidos en la sesión de clasificación en China, con Buemi primero y Prost en segundo lugar.

En Malasia deberían comenzar a dejarse ver algunos de los pilotos con apellido ilustre que no tuvieron un buen arranque en la villa olímpica de Pekín, escenario del primer circuito urbano. Entre ellos Nelson Piquet Junior, hijo del tricampeón mundial del mismo nombre y ganador del concurso eléctrico el año pasado, que en China tuvo que abandonar por problemas técnicos en su monoplaza.

Tampoco tuvo un buen arranque el canadiense Jacques Villeneuve (Venturi), el único campeón del mundo de Fórmula Uno (1997) que se ha atrevido a dar el paso a la Fórmula E, y que tuvo mala suerte en su primera carrera de la categoría, al terminar decimocuarto y último tras un choque con el portugués Antonio Félix Da Costa (Aguri).

La segunda carrera de la Fórmula E tendrá su primer cambio de pilotos en la escudería que patronea el italiano Jarno Trulli y que lleva su apellido, ya que el excompañero del español Fernando Alonso en Fórmula Uno volverá a subirse al monoplaza en lugar del mexicano Salvador Durán, a quien acusan de haber incumplido su contrato y que no correrá en Putrajaya.

Sin Durán, la competición se queda sin pilotos con el español como lengua materna, respecto al año pasado en el que estaban Jaime Alguersuari y Oriol Serviá.

La competición que promueve el español Alejandro Agag -y que se disputa en un solo día incluyendo entrenamientos, clasificación y carrera- busca en esta temporada una mayor competitividad entre los equipos al haber dado libertad para desarrollar motores, cajas de cambios, insersores y sistemas de refrigeración, después de un primer año en el que todos los monoplazas fueron diseñados por Spark-Renault con motores eléctricos McLaren.

Entre las novedades de esta temporada también está el sistema de clasificación, con la puesta en marcha de una 'super-pole' en la que competirán los cinco pilotos más rápidos de las tandas cronometradas anteriores para decidir los cinco primeros puestos en la formación de salida y otorgar tres puntos extra al más veloz.

Serán 31 vueltas a un circuito que suma uno dos kilómetros y medio (2,560 km.) y tiene una gran recta central, con la curva más peligrosa en el décimo giro. La vuelta rápida en Putrajaya está en posesión del español Jaime Alguersuari, que no ha vuelto a competir desde que sufrió un desvanecimiento tras la carrera de Moscú la temporada pasada.

Así fue la primera carrera de la temporada

0
0