EFE

España-Costa Rica: El cambio tranquilo (2-1)

España-Costa Rica: El cambio tranquilo (2-1)

El 11/06/2015 a las 23:59Actualizada El 12/06/2015 a las 00:06

La selección española venció a Costa Rica en un amistoso que sirvió para rafiticar a las nuevas caras llamadas a líderar el equipo de Del Bosque. Fábregas y Silva, hasta ahora secundarios, ejercieron de líderes mientras que Paco Alcácer mostró galones para ser el nuevo delantero de referencia. Piqué, serio en lo deportivo, fue protagonista por las sonoras pitadas en su contra desde la grada.

LA FICHA: 

2 - España:  De Gea; Carvajal, Bartra, Ramos (Piqué, min.59), Bernat; Fàbregas (Isco, min. 82), San José (Busquets, min. 74), Koke (Cazorla, min. 59); Vidal (Vitolo, min. 46), Alcácer, Nolito (Silva, min. 59).

1 – Costa Rica:  Keylor Navas; Gamboa, Umaña, González, Miller, Junior Díaz (Aguilar, min. 81); Bryan Ruiz, Borges (Saborío, min. 88), Guzmán (Cubero, min. 69), Venegas (Vega, min. 67); Campbell

Goles: 0-1. M. 5: Venegas; 1-1. M. 8: Paco Alcácer; 2-1. M. 30: Cesc Fábregas.

Árbitro: Domagoj Vučkov (Croacia). Amonestó a Gamboa (min. 58), Venegas (min. 66), (Borges, min. 75)

Incidencias: Partido amistoso disputado en el Reino de León.

PERSONAJES:

Cesc Fábregas: Lideró el centro del campo de España ganándose una posición que lleva escrito su nombre con el fin del ciclo de Xavi Hernández en La Roja. Cumplió ordenando el juego y generando espacios ante una poblada defensa rival.

Alcácer: España pide a gritos una figura de un ‘9’ –Diego Costa, ausente esta vez, no termina de encajar- y Paco Alcácer aprovecha pasito a pasito, gol a gol, sus oportunidades. Sabe moverse entre rivales y definir sin fobias ante los tres palos; garantía suficiente para que Del Bosque siga pensando en él al largo plazo.

Keylor Navas: Ni su actuación en Brasil ni su inmediato fichaje por el Madrid fue fueron flores de un día. Dio una nueva demostración de reflejos y seriedad bajo los palos. Reivindicación necesaria dado el debate de la portería en el Real Madrid.

NUDO:

Terminada la temporada de clubes, cumplidos por parte de la mayoría de internacionales los objetivos tanto colectivos como personales y con muchos pensando en las merecidas vacaciones, ni siquiera los propios protagonistas que se citaban con España podían evitar la sensación de estar ante una cita incómoda, ante un amistoso –y posterior partido oficial- a destiempo y en el que, como siempre en este tipo de compromisos, la grande, la todavía campeona de Europa, se juega mucho más prestigio que reconocimiento tiene por ganar. Entendida la circunstancia por parte de Del Bosque, el seleccionador buscaba la motivación con sangre nueva, debutantes como Aleix Vidal y delanteros dispuestos a poner todo su compromiso sobre el césped para disipar las dudas que en los últimos tiempos recaen en una selección obligada a renovarse de forma urgente y precisa.

La ligera desmotivación y ausencia de ritmo mostrada por España en sus últimos partidos amenazó con ser la tónica dominante ante una selección rival que con el cartel de revelación del pasado Mundial en el que fracasó La Roja llegaba dispuesta a plantar cara y mostrarse atrevida adelantando para ello su poblada línea defensiva. España –o más bien la defensa, porque a los delanteros ni les había dado tiempo- falló pronto y lo pagó con un gol que aumentaba las dudas de forma precipitada. Ahí, con una defensa que falló en bloque, renacieron los fantasmas en una selección que, sin embargo, se guardaba una pequeña gran ración de orgullo para hacer frente a las adversidades.

Los jóvenes, el aire fresco que empieza a correr de una línea a otra en el once de La Roja, fueron los que lideraron la inmediata reacción española. Alcácer tiró un desmarque al espacio y empató a sangre fría, Nolito aportó mordiente en el ataque y Koke, junto a Cesc Fábregas –ahora o nunca para él-, manejaban con paciencia y control el balón para apagar así el ímpetu y la presión de los ‘ticos’. En la triangulación en el centro se acomodó España y desde ahí, con una gran incorporación al ataque de Aleix Vidal, surgió la ocasión que adelantó el equipo de Del Bosque haciendo buena la apuesta por las caras nuevas que había hecho el seleccionador nacional.

Dominando el marcador y el juego, lo mejor para España era no modificar su guion de juego de toque y ofensivo. Sí varió las caras sobre el césped y provocó precisamente que la variante ofensiva, con Silva como eje principal, se viera potenciada durante todo el segundo tiempo. Defendiendo los pocos ataques de Costa Rica y obligando a Keylor Navas a dar las lecciones que no ha podido mostrar a lo largo del año con su club, España protegió el marcador y ratificó el camino hacia el relevo generacional con Barta, De Gea y compañía como ejes principales. Sin alardes, pero con el compromiso suficiente para afrontar los retos que se vienen por delante, La Roja cambia de caras mientras intenta no modificar su piel.

MOMENTOS:  

5’: 0-1. Gol de Venegas. Subida por la banda izquierda que acaba con un centro al área en horizontal que remata a placer Venegas. Error defensivo de España que permite una jugada de manual.

7’: 1-1. Gol de Paco Alcácer. Sensacional desmarque de Paco Alcácer al espacio que ve Cesc tirando un gran pase para que el delantero defina con sangre fría para poner el empate.

13’: Disparo lejano de Koke que toca en un defensa y se va desviado por encima de la portería.

30’: 2-1. Gol de Cesc Fábregas. Aleix se incorpora en banda para sacar un pase al área que prolonga Nolito y acaba rematando a gol Cesc.

58’: Paradón de Keylor Navas a remate de Ramos de cabeza tras botar España una falta. Demostración de reflejos del portero costarricense.

63’: Triangulación de España en la frontal que culmina con un taconazo de Silva para Cazorla, que dispara y se encuentra con un buen despeje de Keylor Navas.

64’: Bartra se incorpora al ataque y remata como puede, de rabona, un gran pase que había sacado Silva desde la línea de fondo. Se fue alto.

70’: Recorte hacia adentro de Silva y disparo a las manos de Keylor Navas.

79’: Incorporación al ataque de Carvajal por la derecha para sacar un potente disparo que repele Keylor Navas.

89’: Disparo de Silva que se va lamiendo el palo izquierdo.

Cesc Fàbregas y Aleix Vidal en el España-Costa Rica

Cesc Fàbregas y Aleix Vidal en el España-Costa RicaEFE

NUESTRA OPINIÓN:

Sin llegar a niveles excelsos pero con el valor de no caer en la autocomplacencia de nuevo, España dio un importante paso en el camino por recuperar el hambre hacia y, sobre todo, la ilusión gracias al ímpetu procedente de las caras nuevas en su vestuario. Una buena noticia para un Del Bosque resignado entre demasiada expectación extradeportiva y poca atención sobre el papel deportivo de su equipo.

0
0