AFP

Perfiles de los candidatos a Mejor Entrenador: Luis Enrique, Guardiola y Sampaoli

Perfiles de los candidatos a Mejor Entrenador: Luis Enrique, Guardiola y Sampaoli

El 11/01/2016 a las 14:29Actualizada El 11/01/2016 a las 15:17

Luis Enrique, Pep Guardiola y Jorge Sampaoli optan al Balón de Oro a Mejor Entrenador del 2015. Conoce sus perfiles y sus méritos para llevarse el galardón.

Luis Enrique. El favorito para ganar el Balón de Oro a mejor entrenador. El técnico asturiano llegó al banquillo azulgrana tras una buena temporada en el Celta y con el objetivo de ganar los títulos que no logró el Tata Martino la temporada anterior.

Pese a un inicio complicado -en enero, el Barça perdía en Anoeta y quedaba a cuatro puntos del Madrid, provocando la destitución de Zubizarreta como director deportivo- el conjunto azulgrana se repuso y logró todos los títulos posibles a excepción de la Supercopa de España.

En Champions, los de Luis Enrique conquistaron el título ganando a los campeones de Francia (global 5-1), Inglaterra (global 3-1), Alemania (global 5-3) e Italia (en la final, 3-1 a la Juventus). En Copa, los culés derrotaron al por entonces campeón de Liga, el Atlético, al Villarreal y al Athletic en una final donde al 75' ganaba por 0-3. En la Supercopa de Europa superó al Sevilla por 5-4, terminando con la guinda en el Mundialito de Clubes, donde venció por 0-3 a River Plate.

Luis Enrique tras ganar la Champions League

Luis Enrique tras ganar la Champions LeagueImago

Luis Enrique supo revertir la situación de crisis de la primera fase de temporada, aislar a sus jugadores de los problemas extradeportivos (imputación de Sandro Rosell, ilegalidades en el traspaso de Neymar, impagos con Hacienda de Messi y Mascherano, sanción de la FIFA por fichajes de menores) y hacer del contraataque un valor añadido al juego de toque que los azulgranas llevan practicando en los últimos años.

Y lo más importante: ha conseguido la armonía perfecta de la MSN, o lo que es lo mismo, que tanto Suárez como Neymar no se sientan desplazados ante un Messi que parecía abarcarlo todo. Incluso cuando el argentino estuvo de baja, los otros dos tenores asumieron la responsabilidad y han llevado al Barça a terminar la temporada en lo alto de la tabla y vivo en todas las competiciones.

Pep Guardiola. El catalán, nominado por cuarta vez al Balón de Oro a mejor entrenador, vuelve a estar entre los candidatos tras las ausencias en 2013 y 2014. Su logro, haber conseguido la Bundesliga, además de alcanzar las semifinales de Liga de Campeones por segunda temporada consecutiva.

El Bayern de Múnich se proclamó campeón de su país de manera incontestable, sacando 10 puntos a su máximo perseguidor, el Wolfsburgo, y siendo el máximo goleador (80) y el menos goleado (18) del torneo. En realidad, los bávaros ganaron el título de forma matemática a falta de siete jornadas para el final.

Pep Guardiola freute sich über fünf Lewandowski-Tore

Pep Guardiola freute sich über fünf Lewandowski-ToreImago

Sin embargo, no pudo demostrar la misma superioridad en la Copa alemana, donde fue eliminado en semifinales a manos del Borussia Dortmund; ni tampoco en Liga de Campeones, donde cayó a manos del Barcelona por un global de 5-3 –perdió 3-0 en la ida-.

Otro mérito que se le atestigua a Guardiola, sin embargo, es el hecho de haber transformado totalmente a un equipo que, por historia, nunca había destacado por realizar un juego suficientemente atractivo. Con el catalán, el equipo muniqués aprendió a salir con el balón jugado, a tener más paciencia con el balón y a realizar un juego posicional al alcance de pocos.

Jorge Sampaoli. El técnico argentino, por primera vez en la terna por el Balón de Oro, hizo historia en 2015 al llevar a Chile al primer título de Copa América en sus más de cien años de historia.

Sampaoli llegó a la selección chilena en 2012 con la intención de volver a la filosofía implantada por Bielsa años atrás. Con Borghi, la Roja fue eliminada por Venezuela en los cuartos de final de la Copa América, algo que se consideró un auténtico fracaso. Tres años después, Chile se clasificó para el Mundial de Brasil, donde fue eliminada en cuartos a manos de la anfitriona en un partido donde mereció más.

Sampaoli

SampaoliImago

Ya en la Copa América 2015, celebrada en el país chileno, la Roja se proclamó campeona realizando un fútbol agresivo e intenso que llegó a encandilar a propios y extraños. En la final, los de Sampaoli doblegaron a la favorita, Argentina, en la tanda de penaltis, dejando atrás cientos de fantasmas e infortunios. Ahora le llega la oportunidad de ganar un Balón de Oro que merecería con todas las de la ley.

0
0