Other Agency

Blog Vintage: “¡Manolo, marca ya!”

Blog Vintage: “¡Manolo, marca ya!”

El 18/10/2016 a las 17:51

La polémica expulsión de Mascherano ante el Éibar viene al pelo para que llegue hasta Vintage Club de Fútbol la historia más controvertida junto al puñetazo de Villa, sí, Ángel María, que acompañó a Johan Cruyff en su etapa de jugador del Barça dentro de un campo de juego.

Y es que en el encuentro liguero de la temporada 1976/77, disputado una fría tarde de domingo del 6 de febrero en el actual coliseo azulgrana, el Málaga no dio la campanada de vencer al líder (perdió 2-1), pero sí que pasó a la historia de la Liga por provocar la roja a Cruyff, cuya anterior expulsión también fue contra los malaguistas pero en La Rosaleda.

Esto es lo que pasó: Gana ya el Barça por 1-0 con tanto de Cruyff y a los 34 minutos se produce un centro al área pequeña de Mora, el meta local, que remata a gol con la mano y en fuera de juego, atención, con la mano y en fuera de juego, el que luego fuera precisamente culé ‘Boquerón’ Esteban. El increíble gol lo da por válido el árbitro, el madrileño Ricardo Melero Guaza, que además añade seis minutos y medio sin explicación en el primer tiempo. Protestas azulgrana que quedan en saco roto y runrún ‘in crescendo’ en el estadio. El duelo sigue con el 1-1, llega el 2-1 de Neeskens a los 59 minutos, se produce la ‘friki’ intrusión de un espontáneo con muleta y ‘senyera’ (?) y a partir del minuto 75 empieza a pasar de todo. Sí, todavía más.

Los locales consideran entonces como penalti flagrante una entrada de Laguna a Cruyff, lo mismo que otro por manos de un defensor del Málaga. Pero Melero no pita nada. También anula por fuera de juego un gol a Cruyff, que ya no puede más y le protesta. Amarilla y, segundos después, la roja. Para qué queríamos más. Cruyff tardó en marcharse del campo, los grises lo abarcan todo, acaba el partido pero hay invasión de campo, corrillo de cuatro hinchas y agresión de uno de ellos al árbitro, a quien defienden luego Migueli y Olmo para evitar males mayores.

Quema de un vehículo

A Melero le esperan unos 2.000 aficionados tras el partido, que producen serios incidentes, como la quema de un vehículo de TVE. Hay cargas policiales, doce heridos pasan por la enfermería del estadio y Melero llego al aeropuerto escoltado dos horas y media después de finalizado el encuentro.

Johan Cruyff

Johan CruyffEurosport

Cruyff, para evitar una sanción mayor, declaró que él sólo había dicho “¡Manolo, marca ya!”, en referencia a su compañero Manolo Clares, en tanto que la Federación de Pablo Porta no le creyó y le sancionó con tres partidos por insultos al árbitro, al que llamó “hijo de la gran p…”. Ese incidente con Melero tuvo consecuencias serias para el Barça, que se vino abajo a continuación y no ganó ni uno de sus seis siguientes partidos para perder la Liga al final contra el Atlético de Madrid.

Esta acción, que en el barcelonismo se incluye en los acosos centralistas al Barça, derivó en la nueva normativa de ponerle vallas al campo, el Camp Nou y a todos los de la Liga, medida que duró hasta la tragedia de Hillsborough en 1989 y el comienzo de otra era en los estadios futbolísticos.

Melero dimitió tras los incidentes y un careo posterior con Cruyff. También quedó claro su madridismo en declaraciones posteriores.

0
0