AFP

Ucrania-Eslovenia: Clasificación encaminada (2-0)

Ucrania-Eslovenia: Clasificación encaminada (2-0)
Por EFE

El 14/11/2015 a las 17:51Actualizada El 14/11/2015 a las 20:25

Ucrania se llevó este sábado la victoria en el primer asalto de la repesca para la Eurocopa de Francia al derrotar a Eslovenia (2-0), resultado que pudo ser más abultado y dejar decidida la eliminatoria.

FICHA DEL PARTIDO

2 - Ucrania: Pyatov; Fedetski, Jacheridi, Rakitski, Shevchuk; Ribalka, Sidorchuk, Garmash (Malinovic, min.80), Yarmolenko (Karabayev, min.90), Komoplyanka; y Selezniov (Kravets, min.84).

0 - Eslovenia: Handanovic; Jokic, César, Ilic, Bresko; Ilicic (Bezjac, min.63), Kampl, Khrin, Kurtic, Birsa (Pecnik, min.73); y Novakovic (Ljubijanjic, min.90).

Goles: 1-0, min. 21: Yarmolenko. 2-0, min. 54: Selezniov.

Árbitro: Jonas Eriksson (SUE). Amonestó a Selezniov, Jacheridi, Rakitski, Khrin y Novakovic.

Incidencias: partido de ida de la repesca para la Eurocopa de Francia disputado en el estadio de Lvov ante 35.000 espectadores (Lleno) con la presencia destacada de los presidentes de Ucrania, Petró Poroshenko, y Eslovenia, Borut Pahor.

CRÓNICA

Yarmolenko (Dinamo Kiev), jugador pretendido por varios equipos europeos, fue la estrella del partido de ida, que estuvo precedido por un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de los atentados terroristas del viernes en París.

Los ucranianos afrontaron el partido con la intención de acabar con su maldición histórica en las repescas, ya que desde 1991 en cinco ocasiones han resultado apeados sea de camino a las Eurocopas o a los Mundiales.

En 1999 fue la propia Eslovenia, entrenada de nuevo por el legendario Sresko Katanec, una experta en estas lides, la que les eliminó en su camino a la Eurocopa de Holanda y Bélgica.

A esto se sumaban las bajas por lesión de Rotán, el cerebro del equipo, y por tarjetas del defensa central Kucher y el mediocentro Stepanenko, todos titulares habituales.

Pero el seleccionador ucraniano, Nikolái Fomenko, no quiso saber de fantasmas y no dudó en cederle toda la responsabilidad al sevillista Yevgueni Konoplyanka, al que entregó la capitanía del equipo.

Konoplyanka, la estrella de la reciente victoria del Sevilla ante el Real Madrid, no defraudó, ya que no dejó de martillear a la defensa eslovena desde la izquierda.

En una de sus incursiones, a los veinte minutos dribló a su marcador y su envenenado centro desde la línea de fondo fue despejado con muchas dificultades por el portero del Inter de Milán, Handanovich.

El balón cayó en los pies de Yarmolenko, por el que suspira el portugués Jose Mourinho, que se llevó a tres rivales de golpe con un magnífico recorte y con su pierna mala, la derecha, marcó el primer gol con un disparo cruzado (minuto 21).

Curiosamente, los eslovenos tuvieron sus mejores momentos tras encajar el gol, pero no estuvieron acertados de cara a la portería pese a los repetidos fallos de la defensa ucraniana.

Ilicic disparó alto tras una buena jugada colectiva iniciada por Birsa, quien pocos minutos después dejó solo ante el portero al veterano Novakovic, pero este falló incomprensiblemente el control.

Al final de la primera parte, los ucranianos recuperaron la iniciativa y Handanovic tuvo que emplearse a fondo para evitar con una buena estirada el segundo gol tras un disparo desde fuera del área de Rybalka.

Los ucranianos salieron a por todas en la segunda parte, al tiempo que intentaron no dar tantas facilidades en defensa a los eslovenos.

Así, tras robar un balón en el centro del campo, el balón lo cogió Yarmolenko, quien dio un pase en profundidad al lateral Fedetski, que centró magníficamente al segundo palo donde se encontraba completamente solo Selezniov (min.55), que rozó el fuera de juego.

Tres minutos después Handanovic evitó el tercer gol con un fantástica intervención tras un cabezazo a bocajarro en el segundo palo de Garmash.

En ese momento los eslovenos estaban noqueados y no parecían tener capacidad de respuesta, ya que los futbolistas locales buscaban denodadamente el tercer gol.

El central del Villarreal, Jokic, se las veía y se las deseaba para controlar las acometidas locales, como en el minuto 68, cuando despejó el balón casi en la línea de gol tras un remate al poste de Selezniov.

Katanec introdujo varios cambios y aunque los visitantes encerraron en los últimos quince minutos a su rival, que optó claramente por el contraataque, no pudieron recortar distancias.

Este resultado da muchas esperanzas a los ucranianos, aunque estos ya derrotaron en la anterior repesca mundialista a Francia en la ida por 2-0 y fueron eliminados al caer en París por 3-0. El partido de vuelta se disputará el martes en Maribor.

0
0