EFE

Estados Unidos-México: Muro derribado en Ohio (1-2)

Estados Unidos-México: Muro derribado en Ohio (1-2)
Por EFE

El 12/11/2016 a las 08:22Actualizada El 12/11/2016 a las 17:01

Tenía su morbo el Estados Unidos-México del apertura del hexagonal de las eliminatorias de la Concacaf para el Mundial 2018, sobre todo por disputarse 72 horas después de la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos y el karma y Rafa Márquez le echaron una mano a los mexicanos, que vencieron por primera vez en de Ohio (1-2) tras ser derrotado en sus cuatro visitas anteriores.

LA FICHA DEL PARTIDO:

1. Estados Unidos: Tim Howard (Brad Guzan, m.40); Timmy Chandler, Omar González, John Brooks, Fabian Johnson, Matt Besler (Michael Orozco, m.81); Christian Pulisic, Michael Bradley, Jermaine Jones; Bobby Wood y Jozy Altidore.

2. México: Alfredo Talavera; Diego Reyes (Hugo Ayala, m.46), Rafael Márquez, Héctor Moreno, Miguel Layún; Andrés Guardado (Carlos Salcido, m.28), Héctor Herrera, Giovani Dos Santos; Carlos Vela (Hirving Lozano, m.73), Javier Hernández y Jesús Corona.

Goles: 0-1, m.20: Miguel Layún. 1-1, m.49: Bobby Wood. 1-2, m.89: Rafael Márquez.

Árbitro: El guatemalteco Walter López expulsó a Salcedo (94) y amonestó a Reyes, Brooks, a Chandler, Herrera, Vela, Besler y Layún.

Incidencias: Partido de la primera jornada del hexagonal final de la Concacaf para el Mundial de Rusia jugado en el Mapfre Stadium de Columbus (Ohio) ante 25.000 espectadores.

El héroe del partido fue Márquez, que a sus 37 años, y en el partido 134 con el Tri, consiguió rematar de cabeza un saque de esquina que hizo Layún para darle un triunfo de oro a México en el minuto 89 y acabar con la triste leyenda de las derrotas en Columbus.

El encuentro tuvo dos caras muy diferentes con una primera parte en la que México dominó por completo y en la segunda sucedió lo contrario que le perteneció a Estados Unidos.

México abrió el marcador por intermedio de Layún, uno de los mejores jugadores del Tri, que recogió un balón fuera del área, disparó y el defensa Timmy Chandler lo tocó ligeramente para descolocar al arquero Tim Howard.

Antes México, que dominó por completo a Estados Unidos con una gran asociación de juego y la pelota, además de excelente circulación, ya había podido marcar cuando a los 10 minutos Jesús Corona, el mejor de la primera parte, con otro disparo potente desde fuera del área mandó el balón al poste izquierdo.

Estados Unidos tuvo dos oportunidades de haber marcado, pero fue más por indecisión del arquero mexicano Alfredo Talavera y el defensa Diego Reyes que el acierto de los atacantes locales.

Lesión de Guardado

La lesión del centrocampista Andrés Guardado perjudicó a México que ya en la segunda parte no tuvo el mismo control del balón porque Estados Unidos cambió el esquema a su tradicional 4-4-2 y Michael Bradley comenzó a hacer su mejor fútbol.

A los 49 minutos, Wood, el mejor de Estados Unidos junto con Christian Pulisic, sorprendió a una floja defensa mexicana, y con remate potente superó a Talavera.

A partir de ese momento el juego perdió en calidad y ganó en emoción sin que ninguno de los dos equipos tuviese oportunidades claras de gol aunque Estados Unidos dominó más el balón para que al minuto 74 un disparo potente de Wood pudo haber sido el segundo gol de Estados Unidos, pero Talavera hizo la mejor parada de la noche.

A los 79 minutos, México respondió con la más clara de la segunda parte en una gran penetración de Hirving Lozano y Fabian Johnson le quitó el balón de los pies a 'Chicharito' Hernández ante Brad Guzan, que había sustituido a Tim Howard, en el minuto 40, por lesión.

Todos estaban contentos con el empate a 1-1, especialmente México que sentía la presión de Estados Unidos, hasta que surgió el cabezazo de Márquez que cambió la historia del partido, de los clásicos entre ambos países, y el futuro del entrenador colombiano Juan Carlos Osorio, responsable del Tri.

El gran derrotado fue el técnico alemán Jurgen Klinsmann, que no acertó con la innovación de jugar un 5-3-2 en la primera parte y le costó a Estados Unidos una derrota histórica y acabar con su invicto en Columbus (Ohio), donde esta vez el frío tampoco fue impedimento para el triunfo de México en suelo estadounidense, el primero desde que Donald Trump es presidente.

0
0