Getty Images

España-Italia: Hay pandilla nueva en el barrio (3-0)

España-Italia: Hay pandilla nueva en el barrio (3-0)

El 02/09/2017 a las 20:26Actualizada El 03/09/2017 a las 01:41

España ganó sin mayores problemas cuando más debía vencer y con su triunfo solvente ante Italia se siente mucho más cerca de clasificarse directamente para la fase final del Mundial de Rusia en 2018. Isco, con sus dos goles, y Asensio, con un fútbol que emociona, ya son los nuevos líderes de la España de Lopetegui. Morata remató la faena y hasta ‘debutó’ Villa a sus 35 años.

FICHA DEL PARTIDO

3 – España: De Gea; Carvajal, Ramos, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Koke, Iniesta (Morata, 72’), Isco, Asensio (Saúl, 79’); Silva.

0 – Italia: Buffon; Barzagli, Bonucci, Darmian, Spinazzola, Candreva (Bernardeschi, 70’); De Rossi, Verratti, Insigne; Belotti (Éder, 70’), Inmobile (Gabbiadini, 78’).

Goles: 1-0. M. 13: Isco. 2-0. M. 40: Isco. 3-0. M. 77: Morata.

Árbitro: Bjorn Kuipers, de Holanda. Amonestó a Verratti (3’) y Bonucci (12’).

Incidencias: partido de la séptima jornada del Grupo G de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 disputado en un lleno estadio Santiago Bernabéu.

Sergio Ramos, Spain, Italy

Sergio Ramos, Spain, ItalyGetty Images


PERSONAJES

Isco: Imperial este jugador para arrasar a Italia por calidad y confianza. Es ya también el líder natural de la selección y sus dos goles lo confirman como la realidad que es. Se gustó, no; se enamoró del balón y dio un recital de verano.

Piqué: De nuevo protagonista porque una parte de la afición no le perdona desplantes pasados en la rivalidad Madrid-Barcelona. Y, pese a la loable sugerencia los días previos de muchos de sus compañeros madridistas, parte del Bernabéu le siguió pitando a cada balón como si tal cosa.

Asensio: Lució en detalles de calidad, que sirven para soñar con su progresión, y ya es el preferido de buena parte de la afición. En las faltas, eso sí, la jerarquía se impuso con Ramos e Isco por delante como lanzadores.

Buffon: A sus 39 años ya no es el que era. Llegó tarde a los goles de Isco, casi le sorprende Verratti en una cesión, aunque luego estuvo bien en alguna acción de valentía. Donnarumma jugará pronto en Italia.

NUDO

España e Italia, vestidos además de España e Italia (que se agradece en este desnaturalizado color del fútbol moderno de hoy en día), disputaron un intenso encuentro que certificó el regreso de la Selección por sus fueros, los de la victoria. Pero ese aire cierto a partidazo entre dos oponentes clásicos del balompié europeo se vició por los pitidos a Piqué, que no fueron mayoritarios pero sí bien audibles.

España, no obstante, tuvo el mérito, y sobre todo el defensa catalán, de aislarse de la bizarra situación y, como si tal cosa, jugar y jugar hasta ganar. Y fue más sencillo de lo esperado ante un perro viejo como Italia, cuyo ADN competitivo siguió intacto desde el comienzo. Como las patadas de Verratti (amonestado ya a los 3 minutos). Así que sin más misterio que más calidad y el orden justo, las recetas de Lopetegui, España se fue asentando sin delantero puro hasta tumbar a Italia.

Isco, primero de falta y luego de clásico disparo ajustado, superó a un mito en retirada como Buffon (39 años) y estableció con sus dos golazos la distancia de seguridad apropiada frente a cualquier rival italiano. Pero, sobre todo, marcó el convencimiento de que el partido estaba encarrilado, que el Kremlin está más cerca.

Sergio Ramos au duel avec Andrea Belotti

Sergio Ramos au duel avec Andrea BelottiGetty Images

Ello pese a nunca fue fácil ante el previsible juego de Italia, el de centros permanentes al área que ya los rematará alguien (y generalmente apareció Belotti). Uno tras otro, que centro vivo vale para otra guerra.

En la segunda parte se esperaba algo más de quien perdía y algo apretaron los italianos, cierto, para responder entonces un seguro De Gea, que no hay debate en la portería de España. Pasaban los minutos como por obligación y solo los cambios le dieron dinamismo a la recta final pese a que el goteo pudiera presagiar lo contrario.

Mientras Ventura (69 años) cambiaba a Belotti por Éder, cuando igual necesitaba sumar más arriba, Lopetegui hacía jugar a Morata por Iniesta, volviendo a tener un 9 y resolviendo cualquier cuestión con el 3-0 a pase de Ramos. Que la noche fue bien madridista en su estadio. A petición popular, Lopetegui hizo calentar a Villa a diez minutos del final y lo hizo jugar con el 7 a la espalda los instantes finales. Todo a pedir de boca. Tiembla Liechtenstein.

-

-EFE

MOMENTOS

1’: Primer balón que toca Piqué y primeros silbidos generalizados.

13’: 1-0. Goooooooooooollll de España. Impecable ejecución de Isco en un libre directo. Buffon, lento y lejos del otro palo, no llega.

22’: Soberbio cabezazo de Belotti al que responde bien De Gea.

25’: Peligrosa cesión de Verratti que se traga Buffon cediendo a córner.

26’: Cabezazo alto por poco de Piqué.

40’: 2-0. Goooooooooooollll de España. Isco sorprende a Buffon con un tiro ajustado al palo izquierdo del veterano portero italiano.

48’: Disparo duro de Immobile que despeja De Gea.

53’: Cabezazo alto de Belotti desde cerca.

55’: Disparo lejano muy ajustado de Asensio.

68’: Sensacional salida de Buffon ante la llegada de Carvajal.

77’: 3-0. Goooooooooooollll de España. Morata marca a placer tras un pase de Ramos en un contragolpe.

88: Sensacional disparo de Insgne que para De Gea.

89’: Gol anulado a Morata por fuera de juego.

89’: Villa entra a jugar por Isco y se cae el Bernabéu.

90+1’: De Gea aguanta bien ante Gabbiadini.

0
0