EFE

Copa del Rey, 1/16 ida, Hércules-Barcelona: Aleñazo y gracias (1-1)

Copa del Rey, 1/16 ida, Hércules-Barcelona: Aleñazo y gracias (1-1)

El 01/12/2016 a las 00:03

Carles Aleñá salvó al Barcelona frente al Hércules en el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, que acabó con empate (1-1). Mainz había adelantado a los alicantinos ante una zaga azulgrana apática, contagiada por la desgana del conjunto de Luis Enrique. El buen hacer de los canteranos salvó a los culés de una pena mayor.

FICHA DEL PARTIDO

1- Hércules: Iván Buigues; Dalmau, Fernando Román, Rojas, Peña; Inglés, Omgba, Gaspar (Miñano, min.71), Juanma, Salinas (Chechu, min.71) y Mainz (Berrocal, min.79).

1- Barcelona: Cillessen; Aleix Vidal, Borja López, Umtiti (Nili, min.69), Digne; Rafinha, Carbonell (André Gómes, min.69), Denis; Aleñá (Cardona, min.76), Alcácer, Arda Turan.

Goles: 1-0 Mainz (min. 52), 1-1 Aleñá (min. 58)

Árbitro: Daniel Ocón Arráiz (Colegio riojano). Amonestó a Peña (min.90)

Incidencias: Partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey disputado ante 14.250 espectadores en el estadio José Rico Pérez.

CRÓNICA

Tardó mucho el Barcelona en generar algo de peligro en la portería del Hércules. Una falta provocada y sacada por Alcácer supuso el primer tiro a puerta de los azulgrana en el partido. El juego lento penalizaba a los hombres de Luis Enrique, en un choque que en el comienzo no empezaba con nada de dinamismo.

No mejoró con el paso de los minutos, y los segundos caían como una losa en los párpados de los aficionados, que ansiaban ver algo de fútbol en el césped del Rico Pérez. Ni Cillessen ni Buigues fueron puestos a prueba en exceso, y el choque no servía para disipar las dudas de la segunda unidad del Barcelona, incapaz de increpar la portería alicantina.

Paco Alcácer

Paco AlcácerAFP

Parecía no influir entre los culés el hecho del empate con sabor a derrota frente a la Real Sociedad, ni la proximidad del Clásico, en el ritmo del Barcelona, cansino por momentos y falto de mordiente ante un buen plantado Hércules, que superó sin apuros, y vivo y coleando, la primera mitad. Mucho que perder y poco que ganar tenía el conjunto azulgrana en Alicante, y al descanso estaba claro que las contras superaban a los pros por goleada.

Podríamos decir que el partido iba mal para el Barcelona, sin embargo todo es susceptible de ir a peor, y eso mismo sucedió. La pasividad de la defensa azulgrana dejó el camino libre a Mainz para adelantar al Hércules bajo la estupefacción de la grada, que no podía creerse lo que estaba viendo en el terreno de juego.

El Barcelona tardó poco en empatar con un zurdazo de Aleñá que superó a Buigues. La reacción llegó ante el palo tremendo que se había llevado el conjunto de Luis Enrique, pero la sensación y el temblor en el cuerpo no terminó de irse de los jugadores del Barcelona, que sí que les sirvió para despertar del letargo en el que estuvieron inmersos durante los primeros 60 minutos.

Paco Alcácer se lamenta en el Hércules-Barcelona

Paco Alcácer se lamenta en el Hércules-BarcelonaEFE

Los menos habituales brillaron por su ausencia, véase nuevamente el partido de Paco Alcácer negado, ya no solo por el gol, sino también por el balón, que en la segunda parte le abandonó completamente. En esta ocasión, fueron los canteranos los que se echaron el equipo a la espalda y con la entrada de Cardona se gozó de más ocasiones en la última media hora, que en el resto del choque. Pero el empate era inamovible en el marcador, y la eliminatoria se decidirá en el Camp Nou. Feudo de un Barcelona que volvió a dejar una pobre imagen en la semana del ‘Clásico’.

NUESTRA OPINIÓN

El Barcelona no puede llegar con más dudas al 'Clásico'. El fondo de armario azulgrana no funciona y tendrá que encomendarse a los de siempre para poder superar al Real Madrid. Luis Enrique no podrá dormir contento con lo visto en el choque por parte de los culés.

0
0