EFE

El Betis subraya su confianza inalterada en Poyet y le ve fuerte y convencido

El Betis subraya su confianza inalterada en Poyet y le ve fuerte y convencido
Por EFE

Sevilla, 19 oct (EFE).- El Real Betis expresó hoy su "confianza inalterada" en su entrenador, el uruguayo Gustavo Poyet, y un proyecto "que sigue su curso con la misma hoja de ruta", y consideró que le ve "fuerte, convencido y buscando soluciones" a los malos resultados del club bético en el primer tramo de la temporada.

El director deportivo del Real Betis, Miguel Montes Torrecilla, repasó hoy la actualidad e inmediato futuro del club verdiblanco, que se encuentra con ocho puntos tras otros tantos partidos disputados y que está clasificado en decimosexta posición a un solo punto de los puestos de descenso.

Torrecilla consideró que esta situación hay que saber gestionarla y cambiarla después de que los béticos no hayan ofrecido "el rendimiento esperado", aunque precisó que "no todos los jugadores sino algunos"; y afirmó que, desde este punto, "hay que hacer que el bético se sienta orgulloso" y "llevar el equipo a "la regularidad".

Señaló que no cree que haya habido una involución sino dos malos partidos, ante Real Sociedad y Real Madrid, y que se queda "con la tranquilidad de que el cuerpo técnico y la plantilla están buscando soluciones y con mucha fuerza de devolver a los béticos la confianza que desde el principio se vio en todos".

En este sentido, respaldó el trabajo de Poyet e insistió en que la auténtica medida del rendimiento del equipo la dará cuando llegue el primer tramo de competición, cuando "ya se habrán dado suficientes partidos para valorar si en el mercado de invierno se produce algún cambio en la plantilla".

Por ello, afirmó que no entrará a valorar en la octava jornada si hay plantilla "para algo más", recordó que su trayectoria dice que es "de construir proyectos, no de romper" y que su experiencia le ha llevado "a que los proyectos hay que intentar mantenerlos desde la estabilidad y que el futbolista también asuma su responsabilidad".

"Lo que debe ser innegociable es que seamos un equipo competitivo, difícil e incómodo para los rivales. Ha habido momentos en los que sí lo hemos sido", afirmó el director deportivo bético, quien tranquilizó a los béticos al afirmar que Poyet y los suyos no son inflexibles y que si tienen que cambiar, lo harán.

Respecto a si el partido del próximo viernes ante Osasuna es una final, manifestó que no, que éstas "son para cuando uno está agonizando, ve que el cuerpo técnico está hundido y no da con la solución o la plantilla no está con el entrenador y mira para otro lado, que no atiende sus explicaciones o no entrena bien.

En este sentido, insistió en la importancia de madurar los proyectos y que el bético está "en construcción" porque lleva sólo nueve jornadas "con un entrenador nuevo y muchos futbolistas nuevos", muchos de los cuales, según comentó, "están por debajo de lo que realmente tienen" y, por tanto, "hay margen de mejora".

"Estamos en un año de mucha igualdad en lo que es la clase media, hay muchos más equipos que aspiran al séptimo puesto y quieren acercarse a Europa. Estamos en disposición de llegara esos puestos. Ahora mismo estamos rezagados, tenemos que intentar restar esa distancia y hacer de nuevo que todo nuestro entorno crea en nosotros", apostilló.

0
0