Getty Images

El post de la Champions: De Messi a Vietto, la vida sigue igual

El post de la Champions: De Messi a Vietto, la vida sigue igual

El 12/09/2017 a las 22:46Actualizada El 12/09/2017 a las 22:48

La vida sigue igual, que cantaba un antiguo portero del Real Madrid, Julio Iglesias. Así que en la Champions hubo un poco más de lo mismo según el dictamen del arranque de la actual temporada: Messi lideró al Barça, lo que no es novedad, y el Atlético no tuvo gol, como últimamente.

Si la selección española le metió tres recientemente a Italia, en el doble duelo hispano italiano de Champions se dio esa sensación de ser mucho mejores también en el fútbol de clubes. Que es todo un logro.

En el Camp Nou hubo venganza (3-0), que no vendetta, porque la Juve no dio ni para eso, un fantasma respecto al equipo convencido de las pasadas semifinales. Messi campó a sus anchas para ejercer de macho dominante de la manada. El 1-0 fue una preciosidad justo cuando duele más, al borde del descanso. Otra jugada de Messi, al que algún visionario vaticinaba de cuesta abajo, le dio luego a Rakitic la opción del 2-0. Y también fue suyo el 3-0, no maradoniano sino messiano, que se ha ganado más que de sobra el mote por sí solo. Luego estuvo Dembélé, lejos todavía de Dem-Pelé (que son palabras mayores en su caso) pero apuntando buenas maneras en la libreta del juego.

Radja Nainggolan of AS Roma competes for the ball with Luciano Vietto of Atletico Madrid during the UEFA Champions League group C match between AS Roma and Atletico Madrid at Stadio Olimpico on September 12, 2017 in Rome, Italy.

Radja Nainggolan of AS Roma competes for the ball with Luciano Vietto of Atletico Madrid during the UEFA Champions League group C match between AS Roma and Atletico Madrid at Stadio Olimpico on September 12, 2017 in Rome, Italy.Getty Images

Auténtico pim, pam, pum en Roma sin premio del gol para el Atlético (0-0) a falta de un Spartacus. Porque lo intentó de todas las maneras el Atlético para llevarse un olímpico triunfo que mereció y no confirmó. Está todo muy bien, cierto, pero sin goles no hay paraíso.

Vietto, que tiene menos maldad que Bambi de comunión, no fue la solución a los problemas ofensivos con los rivales que caracteriza a este Atlético. Sería por eso que el árbitro no le castigo con penalti por mano a los 23 minutos o que no supiera aprovechar un mano a mano de ensueño con Alisson a los 55 minutos.

Pero no solo no la sabe meter Vietto. En una exhibición de la importancia del tiro de media distancia, desfilaron por la pasarela del remate Saúl (al palo a los 3 minutos y a los 90), Koke (sin portero), Filipe, Saúl de nuevo, Thomas, Correa, Carrasco… Que allí chutó todo el mundo ante una Roma post Totti que es una importante legión de mercenarios de Monchi. El caso es que el mejor Atlético en tiempos no supo ganar, que matar moscas a cañonazos fue imposible antes de debutar en el Metropolitano.

0
0