EFE

Europa League, Dinamo de Bucarest-Athletic Club: Sabe a poco (1-1)

Europa League, Dinamo de Bucarest-Athletic Club: Sabe a poco (1-1)
Por Eurosport

El 27/07/2017 a las 19:12Actualizada El 27/07/2017 a las 21:54

El Athletic Club estrenó la 'era Ziganda' con un sufrido empate (1-1) en su visita al Dínamo de Bucarest en la ida de la tercera ronda de clasificación de la Liga Europa que otorga una ligera ventaja al equipo rojiblanco, pero deja el cruce abierto de cara al partido de San Mamés de la próxima semana.

Ficha del partido

1 - Dínamo de Bucarest: Penedo; Romera, Nedelcearu, Katsikas, Filip; Hanca, Busuladic (Rivaldinho, m.46), Salomao; Mahlangu, Nascimento (Paul Anton, m.84) y Nemec (Albín, m.67).

1 - Athletic Club: Herrerín; De Marcos, Etxeita, Laporte, Balenziaga; Beñat (Mikel Rico, m.81), Vesga; Susaeta (Lekue, m.67), Raúl García (Sabin Merino, m.89), Muniain; y Aduriz.

Goles: 0-1, m.21: Laporte. 1-1, m.54: Rivaldinho.

Árbitro: Tore Hansen (Noruega). Mostró tarjetas amarillas a Nascimento (33), Romera (49), Rivaldinho (55), Hanca (61) y Nedelcearu (92), del Dínamo, y a Muniain (30), del Athletic.

Incidencias: Partido de ida de la tercera eliminatoria previa de la Liga Europa disputada en el Estadio Nacional de Bucarest ante unos 26.000 espectadores. Los jugadores del Dínamo saltaron al campo con camisetas de apoyo al futbolista del Athletic Yeray Álvarez, que está siendo sometido a un tratamiento de quimioterapia debido a un cáncer testicular.

Laporte

LaporteEFE

Nudo

El tanto de Aymeric Laporte en el minuto 20 le dio ventaja al equipo bilbaíno en una primera mitad de claro color rojiblanco, pero un golazo de Rivaldinho al poco de comenzar la segunda niveló el partido y dejó abierto el partido hasta el pitido final.

El Athletic salió de inicio con el once esperado, el mismo que alineó Ziganda en el ensayo general de Brujas de la pasada semana, y acaparando la posesión de la pelota ante un rival que optó por no discutir en absoluto la iniciativa del Athletic y encerrarse en su parcela. Los rojiblancos movieron la pelota con fluidez y criterio en el centro del campo, si bien la acumulación de jugadores dificultaba la tarea de encontrar espacios cerca del área. Parecía claro que las jugadas de estrategia iban a ser la clave para abrir la lata rumana.

Así, en el minuto 4 Etxeita no logró conectar con precisión una falta sacada por Beñat y en el 20, en el primer córner a favor, el Athletic encontró el premio. Beñat sacó de esquina, Etxeita, libre de marca, tocó de cabeza en el primer palo y Laporte, pegado en el segundo, remachó al fondo de la portería local. El 0-1 despertó al Dínamo que tuvo que cambiar su guión inicial sobre la marcha. Los rumanos se vinieron arriba, aunque sin aproximarse con demasiado peligro al área de Herrerín, un mero espectador en esta primera parte, salvo alguna acción aislada de Salomao.

El conjunto rojiblanco se defendió con orden y sin apuros e incluso se desplegó con peligro, como en una buena combinación entre entre Susaeta y Aduriz que acabó con un entro al área del delantero rematado de cabeza fuera por poco por Raúl García.

La entrada de Rivaldinho, el hijo del exfutbolista del Barcelona Rivaldo, tras el descanso le dio un nuevo giro al partido. El brasileño le dio otro aire al juego del Dínamo y, después de avisar en el minuto 51 con un cabezazo que se fue por encima del larguero, equilibró el marcador en el 54 con un golazo que bien hubiera firmado su padre. El delantero engatilló un derechazo desde unos 30 metros que entró como un obús por la escuadra derecha de la portería del Athletic, una espectacular acción que celebró en directo por todo lo alto el exjugador de Deportivo y Barcelona, presente en el palco del Estadio Nacional. El gol hizo creer en la remontada a los de Cosmin Contra que se movieron mejor que los rojiblancos en el juego descontrolado de ida y vuelta que propusieron los locales.

Rivaldinho

RivaldinhoEFE

El Athletic sufrió, aunque pudo ponerse de nuevo en ventaja en una doble ocasión. En el minuto 69, el meta panameño Penedo despejó a córner un disparo cruzado de Aduriz y ese saque de esquina, sacado por Beñat, acabó tras varios toque en un cabezazo de Muniain que sacó sobre la línea de gol el valenciano Romera. También pudo el Dínamo darle la vuelta en el minuto 75 en una falta botada desde la parte derecha del ataque que envenenó la pierna de Balenziaga y obligó a Herrerín a realizar la parada de la noche.

Tras ese susto la entrada al campo de Mikel Rico ayudó al Athletic a enfriar un partido que, aún con la incertidumbre, fue languideciendo sin demasiados sobresaltos y ya con ambos equipos pensando en la cita de 'La Catedral' del próximo jueves.

0
0