Getty Images

Ligue 1, Guingamp-PSG: O Ney de Francia, gol y asistencia (0-3)

Ligue 1, Guingamp-PSG: O Ney de Francia, gol y asistencia (0-3)

El 13/08/2017 a las 19:06Actualizada El 14/08/2017 a las 00:50

Neymar hizo un debut soñado, gol, asistencia y victoria. El conjunto parisino venció por 0-3 al Guingamp. El primero de los goles fue en propia puerta de Ikoko, en la segunda parte Cavani fusilaría al meta local, Johnsson, tras una asistencia del paulista. Cerraría el partido el brasileño con un gol a placer dentro del área.

El guerrero tomó su espada y armadura. Se calzó sus botas azules y anduvo sobre verde. Era un caballero con el 11 a la espalda. La batalla fue dura y sin piedad. Junto a la mirada de la luna, todos los ojos del mundo estaban sobre él, en su debut. Resultado: la excelencia llamada Neymar.

Neymar

NeymarGetty Images

El crack brasileño encaró, regateó y se zafaba de todo aquel osado que pretendía quitarle la pelota. Emery lo situó en su posición natural, la banda izquierda, pero con un detalle, ‘Ney’ tenía carta libre de movimientos.

El paulista se movía por todo el campo. Combinó con Di Maria, situado en la banda contraría, hizo delicias con Cavani, su gol vino precedido por un pase estratosférico desde el centro del campo, con Motta, Rabiot y Verratti parecía que llevaban jugando juntos toda una vida. Ayudó a defender y ejerció de creador, hasta por momentos parecía que estaba ejercitando el papel de Messi en el Barcelona. Lo de Neymar era puro espectáculo, a base de detalles y su forma de tratar el esférico.

Y cuando todos pensaban que no iba a poder hacer más, elevó la mirada al cielo, el silenció reinó hasta el último rincón del Stade du Roudourou, y empujó el curo al fondo de las redes tras una jugada embarullada en el área. El hombre podría vivir en paz.

Previo a todo ello, el dominio del París Saint Germain fue absoluto desde el principio. Encerró en su campo al Guingamp, un equipo que tradicionalmente mantiene el tipo ante el cuadro de Emery. Resistió la primera parte que contempló la libertad con la que participó Neymar. La igualada no se deshizo hasta los primeros minutos de la segunda parte. Fue con un gol en propia puerta del congoleño Jordan Ikoko, que se interpuso en un pase que Neymar intentó proporcionar a Edinson Cavani.

Diez después llegó el segundo tanto, que sentenció el choque. Cavani aprovechó un gran pase al espacio de Neymar para superar al meta Karl-Johan Johnsson y llevar el balón a la red. El primer gol de Neymar en Francia llegó a siete del final, en un barullo en el área local que terminó con un centro de Cavani al brasileño que anotó a puerta vacía para sellar la segunda victoria del conjunto de Emery en el torneo.

0
0