EFE

Nuevo estadio, nueva era

Nuevo estadio, nueva era
Por EFE

El 16/09/2017 a las 10:06Actualizado

Madrid, 16 sep (EFE).- El estreno del estadio Wanda Metropolitano culminará este sábado el inicio de una nueva era institucional, social, económica y deportiva en el Atlético de Madrid, reforzada por la estabilidad que supone la renovación la pasada semana del entrenador argentino Diego Simeone por dos años más, hasta 2020.

Cinco años, diez meses y doce días después de la presentación del que ya es su nuevo campo, en un acto institucional el 5 de diciembre de 2011 en el Patio de Cristales del Ayuntamiento de Madrid, la nueva casa del Atlético ya es un hecho, con capacidad para 68.000 espectadores y con una inversión de unos 300 millones de euros, 240 en la construcción y 60 en la parcela donde su ubica el estadio.

Aún a falta de detalles y de los accesos de las conexiones adicionales del nuevo campo a la M-40, M-21 y M-14, el recinto ya está preparado para su primer encuentro de la historia, este sábado contra el Málaga, en la cuarta jornada de la Liga, el punto que marcará otro antes y después en el Atlético con su sexto estadio.

El campo del Retiro, su primera casa a principios del siglo XX, desde su fundación en 1903; el de O'Donnell, entre 1913 y 1923; el Metropolitano, desde 1923 hasta 1966, en el que jugó más de cuatro décadas, con intervalos en el campo de Vallecas, porque tuvo que ser remodelado varias veces, una tras la Guerra Civil; el inolvidable Vicente Calderón, de 1966 a 2017, y ahora el Wanda Metropolitano.

La última tecnología, la innovación o la memoria del pasado, con el Paseo de las Leyendas que homenajea a los futbolistas que han defendido cien o más partidos el escudo del Atlético, son algunas líneas que han trazado su nuevo estadio, que bate su récord en cuanto a capacidad (68.000 espectadores) y abonados: 54.000.

También en cuanto a socios, ya por encima de los 105.000; un crecimiento constante de la mano de la estabilidad y el éxito deportivo del Atlético de Diego Simeone, clasificado sin pausa para la Liga de Campeones las últimas cinco campañas, dos finales incluidas, y ganador de cinco títulos desde 2012: la Liga Europa 2011-12, la Supercopa de Europa 2012, la Copa del Rey 2012-13, la Liga 2013-14 y la Supercopa de España 2014, por ese orden.

Mientras ha mantenido la base de su plantilla para este curso, en el segundo de sus dos periodos de fichajes sin poder inscribir jugadores por la sanción de la FIFA, ha contratado para enero de 2018 a Vitolo Machín y trabaja para la incorporación de Diego Costa, la renovación dos años del técnico Diego Simeone es el impulso más potente para el proyecto deportivo a corto, medio y largo plazo.

Igualmente refuerza aún más la nueva era que ha iniciado el club rojiblanco con el Wanda Metropolitano, el primero de sus campos con un patrocinio en el nombre. "Para tener grandes jugadores y grandes entrenadores, hacen falta ingresos y nosotros tenemos unos ingresos que hay que apurar al máximo. El que se llame así nos da unos ingresos superiores para poder continuar en esta línea ascendente de los últimos años", ha declarado Enrique Cerezo, su presidente.

El incremento de ingresos derivado del estadio, como señaló este verano en la web del club Miguel Ángel Gil Marín, su consejero delegado, "debe destinarse a amortizar las inversiones realizadas en el mismo". "Nuestro plan de negocio, conservador, nos hace prever que la inversión neta en el Wanda Metropolitano estaría completamente amortizada en seis o siete temporadas", agregó.

"Por inversión neta entendemos el coste total de la inversión en el nuevo estadio (300 millones de euros) menos el importe que obtengamos por la venta de los derechos de edificabilidad del Vicente Calderón", añadió entonces el máximo accionista del club.

A la vez, los "incrementos de los ingresos" por la participación en la Liga de Campeones y de los derechos de televisión de LaLiga van "destinados prácticamente en su totalidad a los incrementos salariales del equipo", expuso entonces el dirigente, que valoró el presupuesto del club para esta temporada en 340 millones de euros, unos 260 en salarios de jugadores, técnicos y compra de futbolistas.

La nueva era también ha traído un cambio de escudo, que entró en vigor el pasado 1 de julio, y ha generado nuevas y mayores expectativas económicas para el club, según vislumbra su directiva, con el objetivo de alcanzar en dos años los cien millones de euros de ingresos en patrocinios y en tres un presupuesto de 400 millones.

Iñaki Dufour

0
0