Reuters

Supercopa de España, la polémica: El colegiado refleja en el acta el empujón de Cristiano Ronaldo

Supercopa de España, la polémica: El colegiado refleja en el acta el empujón de Cristiano Ronaldo
Por Eurosport

El 13/08/2017 a las 22:59Actualizada El 14/08/2017 a las 01:08

El conjunto blanco recurrirá la segunda cartulina amarilla que Bengoetxea mostró a Cristiano Ronaldo por simular un piscinazo en el área. El portugués se marchó del terreno de juego empujando al colegiado, quien lo reflejó en el acta como "una vez mostrada la roja, me empujó levemente en señal de disconformidad".

El Real Madrid recurrirá la segunda amarilla

El conjunto blanco recurrirá la segunda cartulina amarilla que Bengoetxea mostró a Cristiano Ronaldo por simular un piscinazo en el área. El colegiado vasco fue tajante y mostró la segunda amarilla al luso en apenas dos minutos. La primera, por quitarse la camiseta en la celebración de su gol. La segunda, por simular una caída en el área.

Hay contacto entre Umtiti y Cristiano Ronaldo en el área. Tras ver las repeticiones, no parece que el portugués simule la caída, por lo que el club blanco recurrirá para que el portugués pueda disputar el partido de vuelta en el Santiago Bernabéu.

Posible penalti sobre Leo Messi

Nada más iniciar el segundo período, Leo Messi cogió la pelota en la frontal, pisó área y fue derribado en una acción rápida que el árbitro pasó por alto. Pero, tras ver la repetición, se puede apreciar cómo Sergio Ramos zancadillea al astro argentino en una jugada que pudo suponer penalti a favor del FC Barcelona.

Gol bien anulado a Cristiano Ronaldo

El colegiado anuló un tanto de Cristiano Ronaldo mediada la segunda parte por fuera de juego. El luso estaba en posición adelantada cuando Casemiro le regaló el pase de gol.

Bengoetxea, tarjetero

Uno de los protagonistas en la primera parte del primer Barcelona-Real Madrid oficial de la temporada no fue otro que el colegiado de la contienda. El árbitro vasco Ricardo De Burgos Bengoetxea tuvo la mano firme a la hora de amonestar a los jugadores.

Hasta cinco hombres vieron la cartulina amarilla en los primeros cuarenta y cinco minutos, tres jugadores blancos por dos del FC Barcelona. Casemiro, Bale, Carvajal, Piqué y Messi se marcharon a vestuarios con amarilla. El encuentro terminó con un total de 10 tarjetas y una actuación que no acabó de contentar a culés y madridistas.

0
0