EFE

En la tropical Tailandia, el hockey sobre hielo vive una época dorada

En la tropical Tailandia, el hockey sobre hielo vive una época dorada
Por EFE

El 26/08/2017 a las 12:25Actualizada

Bangkok, 26 ago (EFE).- En la calle el mercurio marca los 35 grados y la humedad se palpa en el ambiente, mientras un grupo de jóvenes atletas desfilan por una concurrida avenida de Bangkok con una carga inusual: bastones de hockey y patines sobre hielo.

"Muy poca gente conoce que este deporte se practica en Tailandia desde hace unos 40 años (...) En la actualidad vivimos una época dorada en la que el hockey sobre hielo está creciendo en popularidad y número", declara Sakchai Chinanuvatana, uno de los organizadores de la liga semi-profesional "Bangkok Ice Hockey" (BIHL).

En la séptima planta de un céntrico emporio comercial, el disco se desliza a gran velocidad sobre la gélida superficie mientras los patinadores aceleran por la pista asiendo un palo largo con el que golpear el caucho.

Desde las pequeñas gradas o a pie de cancha, pero resguardados por resistentes barreras traslúcidas, varios aficionados observan el discurrir del partido junto a grupos esporádicos de curiosos que no dudan en fotografiar o filmar el encuentro ante su asombro.

"En los últimos años hemos aumentado de 200-300 jugadores hasta alcanzar los actuales 1.400, la mitad de ellos júnior (menores de 18 años)", asegura a Efe Sakchai, de 48 años y quien ahora disfruta arbitrando en la competición.

En la calurosa Tailandia hay en la actualidad hasta 15 pistas de hielo entre la capital y otras poblaciones importantes como Chiang Mai (norte), Hat Yai (sur), Nakhon Ratchasima (este) o Phuket (suroeste).

Pero fue hace cuatro décadas cuando el hockey sobre hielo aterrizó en el país gracias a la aportación de un marino tai-japonés y la apertura de la primera instalación habilitada para este deporte.

Tras un largo parón por el cierre del recinto, la practica resurgió con fuerza.

La liga de Bangkok se fundó hace 5 años con cuatro equipos y desde entonces no ha dejado de crecer hasta las 12 formaciones que disputan la presente edición, y con "propuestas" para aumentar el próximo campeonato.

Con normas estandarizadas por la Federación Mundial de Hockey y una serie de "adaptaciones", los partidos se disputan dos veces por semana y en ellos participan jugadores (hombre y mujeres) locales y un cupo limitado de foráneos.

En la capital también existe otro campeonato regular conocido como Siam Hockey League, donde juegan en su mayoría expatriados y solo cuenta con 4 conjuntos.

"El nivel es similar, pero en la BIHL las escuadras están más equilibradas porque los jugadores buenos están más repartidos", apunta Sakchai, quien se inició en este deporte a los 16 años y llegó formar parte de la selección nacional, que abandonó en 2003.

Además de la prevista expansión a un campeonato femenino, con 60 participantes y 4 equipos, también se celebran jornadas para acercar el hockey sobre hielo a los jóvenes con el objetivo de formar una cantera de jugadores.

"Son buenos, jóvenes y determinantes, con un buen comportamiento (...) hay un buen futuro", manifiesta Teerasak Rattanachot, también organizador de BIHL y atacante de la selección tailandesa donde es uno de los rostros más conocidos.

Kuala Lumpur fue escenario el pasado domingo del histórico partido inaugural de hockey sobre hielo en su estreno como categoría en los bianuales Juegos del Sudeste Asiático.

Tailandia, Malasia, Singapur, Filipinas e Indonesia, naciones que desconocen la nieve natural, acudieron con las esperanzas de subirse al escalón más alto.

"Vamos a por el oro", afirmó sin duda antes de viajar a la capital malasia Teerasak, quien a sus 28 años avista su retirada del combinado nacional por una lesión de espalda y pasará a ser entrenador de jóvenes promesas.

"Estamos tres pasos por delante respecto a los otros equipos (de la región)", remató acto seguido Sakchai.

El jueves, no obstante, la selección tailandesa se tuvo que conformar con la presea de plata al perder contra el combinado filipino, que a la postre se llevó el oro, por un solo gol.

Tailandia sí se colgó el preciado metal dorado en los últimos Juegos Asiáticos de Invierno, celebrados en la ciudad japonesa de Sapporo en febrero, en la categoría de primera división (un peldaño por debajo de las grandes potencias asiáticas: Kazajistán, Corea del Sur, Japón y China)

En dicha competición, la selección tailandesa venció a los combinados de Taiwán, Emiratos Árabes Unidos, Mongolia, Hong Kong y Singapur. Noel Caballero

0
0