EFE

Pedrosa marca el ritmo, Rossi la épica

Pedrosa marca el ritmo, Rossi la épica
Por EFE

El 22/09/2017 a las 17:55Actualizado

Alcañiz (Teruel), 22 sep (EFE).- El español Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V) fue el encargado de marcar el ritmo a todos sus rivales al término de la primera jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de Aragón de MotoGP que se disputó en el circuito Motorland de Alcañiz, en el que el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) fue el épico protagonista.

Pedrosa fue el único piloto que rompió la barrera de los dos minutos en una vuelta al trazado (1:59.858) pero muchas de las miradas estuvieron puestas en Valentino Rossi, quien hoy cumplió 22 días desde que se volviese a fracturar la tibia y peroné de su pierna derecha y aún así pudo realizar una jornada de entrenamientos bastante completa, aunque el resultado final -vigésimo-, parezca indicar lo contrario.

Desde luego el primer día de entrenamientos del Gran Premio de Aragón no fue el más propicio para el regreso de un piloto que apenas 22 días antes se ha fracturado tibia y peroné, por las especiales condiciones de la pista como consecuencia de la lluvia, pero el italiano Valentino Rossi supo "lidiar" a la perfección con todos los problemas.

Si en la sesión matinal Rossi acabó decimoctavo y completó apenas ocho vueltas para preservar sus condiciones físicas al máximo, en la sesión de tarde salió dispuesto a buscar una mejor clasificación y durante algunos instantes llegó a estar segundo tras el rebufo de Marc Márquez.

Rossi marcó un mejor tiempo en su sexta vuelta de 2:01.917, a casi un segundo y medio del piloto de Repsol Honda, pero lo relevante de su clasificación de esos instantes es que su compañero en el equipo oficial Yamaha, el español Maverick Viñales, se veía acuciado por los problemas y por ello relegado a una pésima vigésimo primera plaza, mientras el francés Johann Zarco, con una Yamaha de una escudería satélite era cuarto.

El piloto italiano marcó muy bien los tiempos durante toda la sesión para tener margen de recuperación en el aspecto físico y dosificó por ello el esfuerzo, razón por la que se le pudo ver más de lo habitual en su taller y desde ahí observó como poco a poco iba descendiendo en la tabla hasta situarse undécimo a diez minutos del final de la jornada.

En ese tramo final de la jornada "apareció" en escena el español Jorge Lorenzo, quien con 2:00.498 se puso segundo a 39 milésimas de segundo de Marc Márquez y, lo que es más importante, con muy buen ritmo al manillar de su Ducati Desmosedici GP17, lo que una vuelta más tarde le puso líder (2:00.072).

La jornada no había concluido y en esos minutos finales todo comenzó a cambiar en la clasificación, en la que por entonces Valentino Rossi era decimocuarto y Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V) se ponía al frente de la tabla con dos décimas de segundo de ventaja sobre Lorenzo y seis respecto a su compañero de equipo en el Repsol Honda, que por entonces realizaba los últimas cambios de su moto en el taller.

Pedrosa fue el primero y el único en romper la barrera de los dos minutos en condiciones de mojado al rodar en 1:59.858 y cuando ondeó la bandera de cuadros le siguieron en la clasificación Lorenzo y el francés Johann Zarco, quien en su última vuelta relegó a Marc Márquez, que apenas dio nueve vueltas, a la cuarta plaza.

Rossi no pudo mejorar su mejor tiempo y acabó vigésimo, pero todo pundonor, tuvo arrestos para practicar, renqueante, el cambio de moto en su taller, por si la carrera del domingo es entre banderas (De seco a mojado o viceversa).

Aleix Espargaró (Aprilia RS-GP) acabó la jornada en la novena posición, por delante de su hermano Pol y la KTM RC 16, mientras que Maverick Viñales (Yamaha YZR M 1), tercero en la clasificación provisional del mundial acabó en una discreta decimoséptima plaza.

Ya en la vigésimo primera posición se situó Alex Rins (Suzuki GSX RR), por delante de Esteve "Tito" Rabat (Honda RC 213 V) y con Héctor Barberá (Ducati Desmosedici GP16) en la vigésimo cuarta y última plaza.

0
0