Eurosport

Blog De la Calle: Con británicas maneras

Blog De la Calle: Con británicas maneras

El 02/06/2017 a las 07:53Actualizado El 02/06/2017 a las 08:09

Los Lions ya estan en Nueva Zelanda donde afrontarán la gira más devastadora de la historia. Van armados con rugby y un cancionero para hacer frente a la haka.

En los pasillos del esplendoroso Vale of Glamorgan Hotel el hombre más perseguido en estos días no era el neozelandés Warren Gatland, seleccionador de los British & Irish Lions. Ni tan siquiera el capitán, el galés Sam Warburton. La habitación que más trasiego ha registrado es la de Haydn James. Un viejo director de orquesta que ha dirigido durante los últimos 30 años el Coro Masculino de los London Welsh y que ahora ejerce como tal en la Wales Rugby Union.

En estas dos semanas previas al viaje de los Lions a Nueva Zelanda, el tour más esperado en el mundo del rugby desde que los ‘turistas’ lograsen en 1971 la única victoria de su historia en tierras kiwis ante los All Blacks de la mano de Barry John y Carwyn James, uno de los aspectos que más han trabajado los 41 seleccionados ha sido el del canto.

Los Lions completarán en las tierras de la nube blanca un calendario infernal que les llevará a disputar diez partidos ante dos combinados y las potentes franquicias regionales neozelandesas del Súper 15, además de los tres TEST ante los All Blacks:

  • Sábado 3 Junio NZ Provincial Barbarians (Toll Stadium, Whangarei)
  • Miércoles 7 Junio Blues ( Eden Park Auckland)
  • Sábado 10 Junio Crusaders (AMI Stadium Christchurch)
  • Martes 13 Junio Highlanders ( Forsyth Barr Stadium, Dunedin)
  • Sábado 17 Junio Maori All Blacks (Rotorua International Stadium)
  • Martes 20 Junio Chiefs (FMG Stadium Waikato, Hamilton)
  • Sábado 24 Junio All Blacks (Eden Park Auckland)
  • Martes 27 Junio Hurricanes (Westpac Stadium Wellington)
  • Sábado 1 Julio All Blacks (Westpac Stadium Wellington)
  • Sábado 8 Julio All Blacks (Eden Park Auckland)

Diez partidos en 35 días que servirán para delimitar la distancia en años-luz a la que se encuentra el hemisferio norte del rugby del sur. Una cuestión que inquieta al mundo oval, consciente de la superioridad conceptual e instintiva de los neozelandeses, un país con una superioridad genética para la práctica de este deporte.

Sin embargo, en los Lions se han cuidado todos los detalles para esta gira en la que el ‘pipiolo’ del equipo, el inglés Mario Itoje con 22 años, será el encargado de portar a ‘Billy’, la mascota, un león de peluche que viajará con los jugadores allí adonde vayan atendido por el novato de los Saracens. Entre esos detalles destaca la importancia litúrgica que se ha dado al aspecto simbólico en una tierra tan ceremoniosa como Nueva Zelanda. Por ello se ha querido dotar al equipo de un libreto de canciones que los propios jugadores entonarán durante los diferentes desafíos que vivirán en estos días. Desafíos como la haka, en la que sospecha uno que se toparán con todas las versiones posibles, desde la clásica Ka Mate a la más radical, la Kapa O Pango, con ese controvertido rebanamiento del gaznate.

Ante tal tesitura, los Lions han tenido a bien reclutar a Haydn James para incluir entre su arsenal ofensivo un puñado de canciones solemnes que entonarán con propósitos preventivos. El cancionero consta de cuatro composiciones: la inglesa Jerusalem, la irlandesa The Fields of Athenry, la escocesa Highland Cathedral y la galesa Calon Lân. Himnos oficiosos de las diferentes selecciones de las islas que en estos días se han canturreado por los pasillos de The Vale y en el imponente Carton House Hotel. Precisamente Itoje ha sido uno de los más activos en el aspecto coral, ya que el segunda línea era una de las voces destacadas hasta no hace mucho del coro del Harrow School.

  • La hibernia The Fields of Athenry es una balada folk irlandesa escrita por Pete St. John en los años 1970. En la misma se narran las desventuras de Mike, un joven irlandés que, durante la Gran Hambruna de la patata del siglo XIX, es pillado robando el maíz de Trevelyan para alimentar a su familia y por tal motivo es deportado a Botany Bay, en Australia.
  • Los caledonios aportan su no menos popular Higland Catedral, una canción compuesta por los músicos alemanes Ulrich Roever y Michael Korb en 1982 para conmemorar la celebración de los Highland Games en Alemania. Esta recurrente canción que suena en bodas escocesas y campos de rugby, celebra el momento histórico en que se unieron las tierras y los clanes caledonios para honor de su nación.
  • Los ingleses aportan la legendaria Jerusalem. La canción resulta ser una versión del poema de William Blake 'Y esos pies en la antigüedad' con música de Hubert Parry y orquestada en 1922 por Edward Elgar. Utilizado como lema de la campaña por el Partido Laborista en las elecciones generales de 1945, la canción es también el himno no oficial del Instituto de la Mujer y es cantado en catedrales inglesas, iglesias y capillas el día de san Jorge. La selección de fútbol y, muy especialmente, la de cricket entonan Jerusalem como himno no oficioso en sus partidos.
  • Y por último aparece una pieza celta: Calon Lân (Corazón puro). La letra fue escrita en los años 1890 por Daniel James (Gwyrosydd) y fue John Hughes quien le puso la música tiempo más tarde. Asociada específicamente al rugby galés, la letra habla del necesario abandono de las tentaciones materiales como riquezas, oro y lujo en detrimento de “un corazón feliz, un corazón honesto, un corazón puro”.

Hace unas horas los Lions pisaron suelo neozelandés. Fueron recibidos por unos guerreros maoríes que escenificaron en señal de bienvenida un powhiri tradicional, para después realizar una llamada con la concha maorí, a lo que siguió la haka y una no menos habitual waiata. Finalizada la intervención de los anfitriones, Sam Warburton se volvió hacia sus compañeros y los británicos respondieron respetuosamente entonando el Calo Lân celta en el primer duelo simbólico de la que promete ser una de las giras más trascendente de la historia del rugby.

0
0