Eurosport

Blog De la Calle: Pepe Rojo, epicentro oval

Blog De la Calle: Pepe Rojo, epicentro oval

El 18/05/2017 a las 01:00Actualizada El 18/05/2017 a las 01:11

VRAC-Alcobendas y El Salvador-Santboiana se miden en busca de un lugar en la final. Semifinales abiertas que se verán en Eurosport 2 el domingo desde las 12.

VRAC-Alcobendas (Sábado 18:00 horas, Eurosport 2 domingo 12:00)

La primera semifinal será mucho más que un partido. Dos conjuntos que ya se cruzaron en la Copa, con sorprendente victoria visitante, y en Liga en un partido que terminó con unas explosivas declaraciones del técnico local, Diego Merino. Aquello levantó ampollas entre los dos clubes y todo apunta a que ahora querrán saldar cuentas pendientes en el campo.

Este partido es de una gran riqueza táctica. El Vrac trabaja mucho con balón, en un juego con muchas fases en el que destaca la potencia de sus ball carriers con Paila, Pita, Jody Allen, Gavidi, Sthor o Horn. Los queseros son un tractor en ataque que enlaza jugadas de muchas fases imposibles de frenar. Un recurso que utilizan hasta la extenuación para descoser a los rivales.

Por detrás todo apunta a que Griffiths jugará de 10 porque tiene mejor contacto que Flequi para frenar a Linklater. Y de 9 tiene dos alternativas: la sobriedad y buena defensa de Espeso o la electricidad e improvisación de Pablo Gil. Ellos pondrán en juego a una línea correcta, pero sin grandes individualidades en la que destaca el zaguero sudafricano Bell, que tiene mucha tendencia a subir en defensa dejando descubierta la segunda cortina defensiva.

Enfrente un Alcobendas que no podrá contar en sus filas con Glen Rolls, desplazado a Australia por motivos laborales. Rolls era un referente en el tigh five de los madrileños. El hombre que daba el paso al frente en la batalla, el capitán. Tiki Inchausti, que trabaja obsesivamente los partidos, ya planteó el encuentro de Copa con un ejército de placadores que frenaron a Paila y trabajaron bien a ras de ruck. Para este partido, y sin Rolls, cuenta con gente dura en el contacto como Ovejero, Turi Brasca, el ex quesero Ribot, Rado… Ellos serán los encargados de tratar de mantener a raya a los mastodontes locales.

Un punto decisivo será el de las fases estáticas. Alcobendas llega con el flamante fichaje del 3 georgiano Giorgi Mchedlishvili, que ya ante Independiente dio buena cuenta de su poderío en melé. Tiene una hora de autonomía con sus más de 120 kilos, pero no tiene protagonismo afuera y aún le falta ritmo físico. La lucha en la touch, como plataforma de relanzamiento de juego y para montar el maul, también será clave.

Atrás los de Tiki tienen su fuerte. Cuando Munilla entrega pelotas rápidas y limpias a Linklater, Brad despliega su velocidad de crucero y ahí es peligroso. Facundo suele trabajar cerca los agrupamientos la línea de ventaja, pero normalmente es Brad quien rompe la cortina defensiva y a partir aparecen los apoyos de gente como el talonador Juan Anaya o de dos de los jugadores más rápidos de DH: Perico e Íñiguez. El primero, además, juega en casa ante sus ex, lo que siempre le motiva.

Así que será un partido con muchas aristas. Desde el pateo de Gas a los dobles placajes madrileños, de la melé de Mchedlishvili a las estampidas de Palia, del talento inabarcable de Brad a los riesgos de Bell. La baja de Rolls y la condición de local le da un punto de favoritismo a los queseros, pero están advertidos por lo ocurrido en Copa. Partidazo.

EL SALVADOR-SANTBOIANA (domingo 13:30 Eurosport 2)

La reedición de la final de Copa con los chamizos rumiando una venganza que tendrá como protagonista a Hansi Graaf, que se perdió el choque de Zorrilla por el polémico episodio de acumulación de amarillas. Los de Juan Carlos Pérez ya conocen la propuesta de los catalanes a la perfección. Agresividad en los puntos de encuentro delante y pelotas rápidas afuera para sus descarados tres cuartos. Solvencia en las fases estáticas con una melé muy trabajada y una buena touch con Mitchell. A partir de ahí la diferencia la marca Afa Tauli, que recuerda al Mamea de los mejores años.

La lucha por la posesión y la territorialidad es más importante en esta segunda semifinal, especialmente para el equipo chamizo. Los de Bocas se apoyarán, esta vez sí, en el pateo de Graff. A su espalda la lógica dice que en la línea asomarán Mastriet y Blanco en las alas, con Pearce y Antoine Sánchez de centros y Díaz como 15. Unos tres cuartos que adolece de la creatividad de Carter y la finalización de Zebango.

Ellos son quienes tratarán de frenar el juego dentro de la defensa de Truesdale y Baker, y el descaro de los jóvenes catalanes. Santboi se destaca por arriesgar, por atacar desde cualquier sitios y tomar decisiones que otros equipos no se plantean. Eso les hace imprevisibles y uno diría que para bien. En su debe pesa una mejor decisión en el último pase, error que les ha lastrado en varios partidos de Liga.

Chami llega con la lección bien aprendida y es difícil sorprender dos veces a Bocas, que a buen seguro habrá preparado alguna emboscada a los santboianos. Si el marcador es bajo los chamizos deberían tener más opciones porque delataría que el partido ha sido cerrado y controlado. Si es alto invita a pensar que los catalanes pueden buscar en la final el doblete.

0
0