Eurosport

Blog De la Calle: Previa Irlanda-Argentina y Australia-Escocia

Blog De la Calle: Previa Irlanda-Argentina y Australia-Escocia

El 17/10/2015 a las 15:25

El Mundial de Rugby 2015 arranca su fase decisiva con dos encuentros: Irlanda-Argentina y Australia-Escocia.

IIRLANDA-ARGENTINA (Millenium, Cardiff, 14.00)

Irlanda: 15. Rob Kearney, 14. Bowe, 13. Earls, 12. Henshaw, 11. David Kearney; 10. Madigan, 9. Murray; 8. Heaslip, 7. Henry, 6. Murphy, 5. Henderson, 4. Toner, 3. Ross, 2. Best (c), 1. Healy. Suplentes: 16. Strauss, 17. McGrath, 18. White, 19. Ryan, 20. Ruddock, 21. Reddan, 22. Jackson, 23. Fitzgerald.

Argentina: 15. Tuculet, 14. Cordero, 13. Moroni, 12. Hernández, 11. Imhoff; 10 Nicolás Sánchez, 9. Landajo; 8. Senatore, 7. Fernández Lobbe, 6. Matera, 5. Lavanini, 4. Petti, 3. Herrera, 2. Creevy (c), 1. Ayerza; Suplentes: 16. Montoya, 17. Noguera, 18. Orlandi, 19. Alemanno, 20. Isa, 21. Cubelli, 22. De La Fuente, 23. González Amorosino.

El peso de las ausencias irlandesas, significativa la de O'Connell e industriales la de O'Mahoney y O'Brien, puede resultar capital en este cuarto de final. De entrada se enfrentan dos equipos de corte parecido porque los dos proponen los partidos con el balón en las manos. Unos, los hibernios, para generar un flujo de rugby de banda ancha. Mucha posesión y muchas acometidas en los canales centrados del campo buscando ganar la línea de ventaja. Un juego robusto que desatornilla las defensas contrarias a base del ritmo rápido marcado por su 9, el medio melé de Munster Connor Murray. Y cuando las defensas se agrupan en los puntos de contacto que los delanteros irlandeses castigan sin descanso, entonces Sexton pone en juego a sus tres cuartos, una manada de lobos hambrienta, con una patada alta o desplegando la línea en jugadas en las que él suele implicarse con loops o entrando como apoyo interior de alguno de los centros. La más sureña de las selecciones del norte, tras la llegada de Joe Schmidt.

Los otros, los Pumas, con un juego más exuberante atrás, más fino y audaz. Tienen un primer centro-apertura con magia en las manos, Juan Martín Hernández, que dirige una línea afilada en la que se ha caído el Chelo Bosch por un inoportuno placaje peligroso. Para sustituirle Hourcade, fiel a su espíritu ofensivo, el mismo que llevó a los Pampas XV a ganar la Vodacom en su día sin perder un partido, ha preferido un alfil a un caballo. El veloz Moroni trabajará junto a Hernández. Por tanto, la línea puma se compone de un quaterback (el Mago) y tres puñales (Cordero, Moroni e Imhoff). Muchos más verticales que los irlandeses, pero inferiores en talla. Y ojo con eso, porque las patadas de Sexton a la espalda de los alas rivales poniendo en juego a sus compañeros complicarán al back-three argentino (Cordero-Tuculet-Imhoff) con las subidas de Bowe y los Kearney. Ese será un punto interesante del partido.

Otro será la lucha en las abiertas, donde se iguala el choque tras las bajas del especialista O'Mahoney y el ball carrier O'Brien. Matera, Corcho y Senatore se encontrarán a una tercera laboriosa en la que Murphy será el sicario, Henry tumbará los muros y Heaslip pondrá su talento en las salidas de 8. Un duelo apasionante. Lavanini debe marcar territorio, sin O'Connell, y el experimentado pack irlandés pasará una difícil prueba ante la mejor melé del mundo, la de los Pumas. Otorgando cierta ventaja al set-piece argentino y dando por igualada la lucha en el breakdown, la superioridad física de los tres cuartos irlandeses medirá el talento de los backs pumas. Partido de rivalidad ancestral en la corta historia de los Mundiales.

Escocia

EscociaEurosport

AUSTRALIA-ESCOCIA (Twickenham, Londres, 17:00)

Australia: 15. Beale, 14. Ashley-Cooper, 13. Kuridrani, 12. Giteau, 11. Mitchell; 10. Foley, 9. Genia; 8. McCalman, 7. Hooper, 6. Fardy, 5. Simmons, 4. Douglas, 3. Kepu, 2. Moore (c) 1. Sio. Suplentes: 16. Polota-Nau, 17. Slipper, 18. Holmes, 19. Mumm, 20. McMahon, 21. Phipps, 22. Toomua, 23 Quade Cooper.

Escocia: 15. Hogg, 14. Maitland, 13. Bennet, 12. Horne, 11. Seymour; 10. Russell, 9. Laidlaw (c); 8. Denton, 7. Hardie, 6. Cowan, 5. Richie Gray, 4. Swinson, 3. WP Nel, 2. Brown, 1. Dickinson. Suplentes: 16. Bryce, 17. Reid, 18. Welsh, 19. Strokosch, 20. Strauss, 21. Pyrgos, 22. Vernon y 23. Sean Lamont.

Un placaje peligroso en el que Jonny Gray y Ross Ford levantaron en volandas a un samoano (tres partidos a cada uno), condicionan decisivamente este duelo en el que el neozelandés Vern Cotter, seleccionador de los caledonios, ha decidido echarse al monte. Y lo ha hecho matizando todas sus líneas con jugadores evasivos. Del XV el cardo que se medirá a los wallabies se podría sacar perfectamente un equipo para jugar al rugby 7 con jugadores con fundamentos en esa disciplina. En los tres cuartos el 'seventero' Horne se une a Bennet (también con pasado en el 7), al neozelandés Maitland y al yankee Seymour. Al mando Finn Russell, un tipo que trabajó tres años en una cantera picando piedra, antes de dedicarse al rugby. Y por delante el trabajador Corwan, que intentará pescar y robar balones en las abiertas para que sus tres cuartos monten contras. Además, Fraser Brown y Tim Swinson sustituirán a los sancionados Gray y Ford.

El partido, para los australianos, cuenta con dos ausencias notables, las de Pocock y Folau. Los hombres que cierran las dos líneas, 8 y 15, lo que da una dimensión de la importancia de estos jugadores. Pocock será sustituido por un 8 más masivo, McCalman, pero mucho menos participativo y veloz. A Folau le suplirá Kurtley Beale, que demostró su talento ofensivo en la jugada del ensayo de Foley a los ingleses entrando como apoyo interno del 10. Beale es un atacante nato, que lleva peor lo de defender, por lo que si los escoceses le aprietan con Hogg y sus alas, pueden provocar algún decisión controvertida del 15 aussie.

Delante el partido estará condicionado, una vez más por el jugador más influyente defensivamente del Mundial: Michael Hooper. El 7 australiano es capaz de variar los planes de juego ofensivo de un equipo sólo para evitarle en las zonas de contacto. Es el rey del breakdown, el que primera llega, el que antes placa, el que mejor pesca... Una pesadilla. Por delante Escocia se encontrará un pacl poderoso en melé, muy mejorado por las aportaciones de su entrenador de delantera, el argentino Mario Ledesma. Y muy serios y trabajadores arriba, con touch limpias y un buen trabajo en el maul para fijar las defensas contrarias. Además los dirige el mejor 10 del Mundial hasta ahora, Bernard Foley. Lee bien las defensas, asume mucho protagonismo en ataque, buen pie y mezcla muy bien con su 9, el clásico Will Genia.

En Escocia alguien debería avisar, si no lo ha hecho ya, a Laidlaw sobre esos pasitos que da antes de pasar la pelota tras recogerla del ruck. Es apertura y se le nota en esa mala costumbre de no levantar la pelota desde el suelo en los rucks. Y a estos niveles de juego, la defensa contraria agradece ese medio segundo que tarda en sacar las manos, porque cuando la pelota llega a su apertura o a sus gordos relanzados, los adversarios ya están estampados contra ellos. Hoy se miden a Hooper el más voraz de los delanteros, un tipo que siempre ocupa el poste en los rucks. Si por casualidad Laidlaw no corrige ese desesperante tick, podemos ver más de un placaje en tres tiempos en este partido. Al tiempo...

0
0