EFE

Mirambell: "Como catalán y español, ser abanderado sería un sueño"

Mirambell: "Como catalán y español, ser abanderado sería un sueño"
Por EFE

El 28/09/2017 a las 23:32Actualizado

Madrid, 27 sep (EFE).- Ander Mirambell, que comenzará el próximo mes la temporada que debe conducirle a su participación en las pruebas de skeleton de los Juegos Olímpicos de PyeongChang, afirmó este viernes en una entrevista con EFE que, como catalán y español, ser "abanderado" en la cita coreana sería un "sueño".

El deportista barcelonés analizó su futuro más inmediato y mostró un deseo muy personal con el que cumpliría uno de sus anhelos a lo largo de su carrera. Preguntado por si le gustaría ser abanderado del equipo español en la ceremonia de inauguración de los Juegos, Mirambell dejó claro que estaría "encantado".

"Uff, ser abanderado sería un sueño. Como catalán y español, poder llevar la bandera de mi país sería algo espectacular. Pero hay que tener en cuenta que hay muchos deportistas que también se lo merecen, y es algo que depende del Comité Olímpico Español. Para cualquiera que la lleve será un honor, pero si me toca a mí estaría encantado", afirmó.

Entretanto, en Eurosport aseguró que todos los deportistas que acudan a los Juegos Olímpicos de invierno lucharán con el "corazón" independientemente del currículum que tenga cada uno y destacó que "representar y ser el capitán es un lujo".

"A veces se echa de menos ese espíritu de equipo porque es verdad que conoces a uno de esquí, de snow, a Javi (Fernández). Pero cuando realmente te sientes parte de la delegación es cuando desfilas, vistes igual, escuchas el himno olímpico, gritan españolas y salen todos con el uniforme", añadió en Eurosport.

Mirambell declaró a EFE que ha hecho "la mejor pretemporada" de su vida, que está "en el mejor momento" y que puede pensar en entrar "entre los 10 o 15 primeros" en la cita coreana.

"He cambiado la forma de entrenar, muy enfocada a la técnica de salida. En velocidad estoy más rápido que nunca", dijo Mirambell a Efe a dos semanas de viajar a Alemania y Canadá para comenzar los entrenamientos y a poco más de un mes de debutar en la Copa del Mundo.

"Hemos comprado con la federación dos juegos de cuchillas, uno novedoso que puede ir muy bien para los Juegos de PyeongChang, y lo que tengo sobre todo son con ganas de subirme al trineo. Estoy muy ilusionado porque, si soy capaz de mantener el nivel de pilotaje, el material responde y mejoro la salida, estaré luchando por estar entre los diez o quince primeros", afirmó Mirambell.

El barcelonés hará tres días de preparación en Königsee (Alemania) y diez más en Whistler (Canadá), antes de empezar a competir en Lake Placid y Salt Lake City (EE.UU.), Whistler, Winterberg (Alemania), Innsbruck (Austria), Altenberg (Alemania), St Moritz (Suiza) y Königsee. Los resultados de siete de estas ocho pruebas puntúan para clasificarse para los Juegos Olímpicos.

"Desde que hago skeleton siempre me he clasificado para los Juegos. Tendría que pasar una desgracia para que me quedase fuera esta vez", afirmó el piloto.

"Es verdad que viajamos mucho, que se puede perder un trineo, que puede haber una lesión. Pero vamos a darlo todo en la primera parte de la temporada porque, a diferencia de otros años, no pienso en la clasificación, sino en estar entre los 15 -10 primeros en los Juegos", insistió.

"Antes era supervivencia, regular el esfuerzo para sumar puntos. Ahora es coger un buen pico de forma al inicio de temporada y otro en los Juegos. No miro los puntos. Supongo que acabar el 14 en la pasada Copa del Mundo te da una madurez y una confianza para hacer muchos top 20, algún top 15 y pensar en un top 10, que sería la bomba", añadió Mirambell.

Los de PyeongChang serían los terceros Juegos para el especialista español, pero no piensa, a sus 34 años, que vayan a ser los últimos.

"Me veo con fuerzas de llegar a otros más. A día de hoy estoy en mi mejor momento, dejarlo ahora es muy difícil. La única condición que pongo es tener los recursos para continuar mejorando. Si ahora estoy el 14 del mundo lo que no quiero es en el próximo ciclo estar el 25. Si voy cuatro años más es para darlo todo", dijo.

"Varios deportistas del top 10 se van a retirar y los que venimos por detrás tendremos otra oportunidad. Es un deporte en el que cuantos más años de experiencia tenga el piloto, mejor. Hay que aprovechar estos años. Ahora pienso en clasificarme y hacer una buena temporada y ya veremos después de febrero", agregó.

Mirambell ha experimentado esta pretemporada con "un trineo tipo 'cross-fit' para empujar hasta 100 kilos en posición de skeleton" y con una pulsera que controla su descanso. También con mallas con sensores.

"Y a nivel mental hemos trabajado la presión, simulando jornadas de competición. Si no, son muchos mese sin competir", apuntó.

Sobre la tensión en la península de Corea y su posible incidencia en los Juegos de PyeongChang, el piloto se declaró "bastante tranquilo" respecto a que los Juegos "se van a hacer sí o sí".

"Sigo mucho las noticias, estoy aprendiendo de política. me preocupa que estén las noticias militares o de posibles guerras por encima de los Juegos. Pero nunca ha pasado nada durante los Juegos y estos van a ser un momento muy especial para mí".

Mirambell es uno de los seis candidatos a entrar en febrero en el COI como representante de la Comisión de Atletas. Las elecciones, con dos plazas en juego, se celebrarán en PyeongChang, durante la quincena olímpica.

"Es un reto personal. Me gustaría devolver al deporte todo lo que me ha dado a mí y la oportunidad de hacer desde la comisión de deportistas del COI es algo único. Voy a luchar para que los deportistas me vean como alguien que les puede representar. Estar en el COI es algo de ensueño, más para los que hemos estudiado gestión y vivido el deporte desde siempre. Todo lo que pueda ayudar, magnífico", afirmó.

0
0