ATP Pekín, Rafa Nadal-Lucas Pouille: Más hormiga que dragón (4-6, 7-6(6) y 7-5)

El 03/10/2017 a las 11:04Actualizada El 03/10/2017 a las 16:39

Rafa Nadal vence a Lucas Pouille por 4-6, 7-6(6) y 7-5 tras un duro e incómodo envite donde salvó dos bolas de partido en la segunda manga. El campeón español se trabajó con tesón y constancia un duelo en el que la lucha y la determinación se impusieron a los arabescos tenísticos.

PERSONAJES

Rafa Nadal: Un día muy difícil para el tenista balear. Quizá la inactividad desde el US Open le pasó factura. Quizá la velocidad endiablada de la pista dura del ATP de Pekín maniató su juego, más acostumbrado a los botes altos de la bola en superficies lentas. Pero lo cierto es que el español estuvo al borde de la derrota. No solo salvó dos bolas de break, además dio la vuelta a una situación límite mostrando una vez más que la mentalidad del jugador español es inquebrantable. Su tenis no lució como en las grandes ocasiones, pero ganó un partido con trabajo, sacrificio e inteligencia. Hoy fue más hormiga que dragón.

Lucas Pouille: Es un tenista cuyo estilo de juego suele crear problemas al jugador balear. Ni da ritmo ni permite un juego fluido de fondo de pista. La búsqueda de ganadores y puntos directos forman parte de su ADN. Sobre ese guión planteó un envite difícil e incómodo para el jugador balear, que cayó en la trampa y acabó retorcido por el jugador francés en una primera manga en la que siempre fue a remolque. El nivel de juego mostrado por el tenista galo hasta ese momento fue decreciendo con el paso de los minutos y el buen hacer de su rival. Buen partido de un Lucas Pouille llamado a hacer grandes cosas.

Era el peor precedente: La previa del partido venía marcada por el peor antecedente posible. Un duelo entre el jugador español y el tenista francés en el US Open 2016 en el que Lucas Pouille doblegó a Rafa Nadal. El partido de hoy tuvo otro final, pero la lucha fue igual de encarnizada que en aquella ocasión.

Video - US Open 2016: Así fue el doloroso quinto set del Nadal-Pouille

La anécdota: Cuando el partido transcurría por la segunda manga y el marcador reflejaba un 2-2, Rafa Nadal perdió su zapatilla izquierda y cayó sobre la pista.

Nadal, al suelo Getty Images

NUDO

Primer set: 40 minutos de tenis en los que se jugó a lo que quería Lucas Pouille. A un intercambio de golpes rápidos, con poco ritmo y a una gran velocidad que no permitió a Rafa Nadal marcar el tempo del duelo desde la pausa y la profundidad de su derecha. Ni una sola bola de break fue capaz de general el campeón español; mientras su rival aprovechó una de las dos de las que dispuso. Además, el jugador francés sí fue valiente y buscó la red con ahínco. El jugador de Manacor pecó de conservador en varias fases del partido.

Segundo set: Rafa Nadal mandó más y estuvo más preciso con su derecha. Consiguió cambiar la inercia del envite, pero a grandes rasgos el duelo continuó igualado y la lucha llevó el envite al tie break. Allí, el campeón español salvó dos bolas de partido en unos puntos de infarto donde el ascendente ganador del campeón español paralizó, en parte, la seguridad con la que se había desenvuelto hasta ese momento Lucas Pouille.

Tercer set: Un 92% de éxito con su primer servicio. Ese sin duda fue el gran cambio que puso sobre la pista el campeón español en la última manga. Un set luchado de poder a poder, pero con un Rafa Nadal mucho más seguro de su juego. Desde la confianza cerró el envite ante un rival que jugó al límite de sus posibilidades y al que le faltó algo de aplomo en los minutos finales del envite. El duelo se fue a las 2 horas y 31 minutos de juego. Quizá fue demasiado desgaste para un Rafa Nadal que volverá a la pista en la jornada del jueves.

Lucas Pouille falló en la red una bola de partido clarísima, una situación que en opinión de Nadal "en un 80 por ciento de los casos" debería haberse resuelto a su favor, pero que en esta ocasión se decantó para él. "Hoy gané porque me tocaba ganar", simplificó el tenista balear, quien en todo caso defendió su fortaleza mental en el duelo. "He estado peleando, buscando soluciones, estando positivo, y espero que este partido me dé confianza para lo que viene", dijo.

Ante Khachanov jugará el jueves

En la siguiente ronda Nadal se enfrentará con el ruso Karen Khachanov, un jugador ""joven y con gran proyección, no creo que sea sencillo"", afirmó el número uno mundial, que ya venció en este último Wimbledon al jugador ruso en el único duelo entre ambos.

KhachanovEurosport

Enlaces promocionados
Quizá también te guste