ATP Pekín: Solvencia, regularidad y contundencia para un Nadal que ya está en cuartos

El 05/10/2017 a las 13:05Actualizada El 05/10/2017 a las 13:11

Rafa Nadal sacó adelante con maestría su enfrentamiento ante Karen Khachanov en la segunda ronda del ATP 500 de Pekín, donde el español había llegado tras sufrir los indecible frente a Pouille. Ante el ruso no fue así, con un servicio casi sin fisuras y una derecha profunda y precisa doblegó a su rival, que vivió en la irregularidad, rozando la fina línea entre grandes golpes con grandes errores.

Nadal, un seguro de vida al servicio

No comenzó cómodo en ninguno de los dos sets con su saque, teniendo que salvar bolas de break en contra, pero durante el resto del choque el servicio fue su principal arma para acabar de decantar la balanza a su favor. Nadal consiguió ganar el 70% de puntos con su primero, y hasta un 68ª con segundos, por 37% de Khachanov en ese sentido, que sufrió cada vez que el español podía presionar desde el resto.

Además no cometió ninguno ninguna doble falta, por las siete del ruso, que llegó a contabilizar hasta cuatro en un mismo juego, y se despidió del torneo de Pekín precisamente de esta manera, a pesar de mostrar más tenis de lo que mostró finalmente el marcador. Sin embargo, la falta de regularidad le condenó ante el número uno mundial.

Ni en resquicio cuando las cosas se pusieron difíciles

Hasta seis bolas de rotura tuvo que afrontar Nadal ante un correoso Khachanov y en todas ellas el final fue el mismo, sin que el español cediera su saque. Fue en los momentos de más dificultad cuando se vio a la mejor versión del tenista español, apoyado en su gran saque y una derecha demoledora con muy pocos errores. No se dejó comer terreno dentro de la pista, ni dejar hacer al ruso, que no encontró en sus golpes la manera de hacer daño al manacorí.

Rafa Nadal celebra un punto ante Khachanov en el ATP PekínEFE

Regularidad y contundencia a partes iguales

Cuando hubo que meter pelotas dentro de la pista, Nadal lo hizo, pero cuando hubo que atacar con su derecha paralela y subir a la red para cerrar los puntos, el español estuvo ahí. Los golpes del balear buscaban en todo momento desplazar a Khachanov de su zona de confort, impidiendo que pudiera utilizar su potente derecha en estático y con comodidad. Los errores se sumaban en la estadística de su rival y poco a poco fueron haciendo mella en su moral, y fortaleciendo la convicción de Rafa.

Isner espera en cuartos

No es nada bueno el último precedente contra el estadounidense, que superó a Nadal en su enfrentamiento en la Laver Cup 7-5 y 7-6(1). A pesar de ello, Nadal no ha perdido hasta la fecha en un partido dentro del circuito de la ATP ante el gigantón norteamericano (2,08 de estatura). 6-0 es el balance para el número uno del mundo.

Enlaces promocionados
Quizá también te guste