Getty Images

Blog Uría: Con ustedes, las 24 Horas de Le Mans

Blog Uría: Con ustedes, las 24 Horas de Le Mans

El 16/06/2017 a las 07:48Actualizada El 16/06/2017 a las 07:51

Hay que ser muy osado para no levantar el pie en Mullsanne, jugándote el pellejo. Hay que tener algo más que habilidad para frenar a tiempo en la curva Dunlop. Y sobre todas las cosas, hay que amar la mezcla de velocidad, gasolina y adrenalina, para alcanzar la gloria y estar dispuesto incluso a morir en el intento. Esta carrera no es para cualquiera: explora los límites de hombre y máquina.

Eurosport Player : Sigue el evento en directo/vídeo

Síguelo en Eurosport

A lo largo de sus más de 90 años de vida, en Las 24 Horas de Le Mans, se han escrito las páginas más legendarias del motor. Sólo el Gran Premio de Mónaco o las 500 Millas de Indianápolis pueden acercarse a la atmósfera del templo sagrado del circuito de La Sarthe, que pone a prueba psíquica y físicamente a los pilotos. La más mítica carrera de resistencia, creada en 1923 para demostrar que los coches también podían correr de noche, es una de las pruebas más espectaculares de todo el calendario deportivo del año. La podremos disfrutar en Eurosport. No hay una carrera de coches en la que el público tenga un contacto tan directo con sus ídolos, ni un evento deportivo que congregue en las gradas a más de 300.000 personas, ni un recorrido en el que los bólidos lleguen a superar velocidades de 400 km/h. Le Mans es brutal.

El paso de los años ha dejado una estela de grandes historias de superación personal, de grandes éxitos y fracasos, de grandes estrellas y hombres que acabaron estrellados. En cuanto a glamour, pocos eventos pueden competir con Le Mans. Esa fue la única carrera que corrió y perdió Steve McQueen, la gran estrella de Hollywood, un enamorado de los coches y la velocidad, que llegó a filmar y dirigir una película sobre la carrera y acabó fracasando estrepitosamente en la taquilla, tras de un rodaje infernal donde alternó grandes escándalos con diferentes infidelidades que le costaron su matrimonio. Mejor le fue y le sigue yendo a Patrick Dempsey, galán cinematográfico y actor que saltó a la fama por la serie Anatomía de Grey. Dempsey, piloto de éxito y además, buscará la gloria en esta edición, esta vez como propietario de equipo. Por cierto, el que sí estará en la parrilla de la carrera será el ex portero de Francia y campeón del Mundo, Fabien Barthez, otro enamorado de la velocidad. Supermodelos, artistas, actores y deportistas de alto nivel estarán presenciando la carrera este fin de semana.

En cuanto a historias personales de superación personal, en las últimas ediciones pudimos asistir a una de las gestas más bellas que se recuerdan: la del heroico Frédéric Sausset, que siendo víctima de una septicemia necrosante, y después de que le amputasen las dos piernas, un brazo y una mano, condujo un coche, acabó la carrera y cruzó la línea de meta, emulando a pilotos legendarios como Jacky Ickx o Henri Pescarolo. En cuanto a emoción, Le Mans también es especial. Todo puede pasar en una carrera que pone a prueba la resistencia de hombres y máquinas. El último ejemplo, el del año pasado: Toyota perdió las últimas 24 horas de Le Mans por una avería en la última vuelta. Porsche se hizo con su decimoctavo título al adelantar a su rival a solo seis minutos del final, venciendo el equipo integrado por el suizo Neel Jani, el francés Roland Dumas y el alemán Marc Lieb, consiguió su segundo título consecutivo en la 84 edición de esta carrera de resistencia al quedarse sin potencia el coche número 5 de Toyota, cuando solo quedaban seis minutos para el final. Y Le Mans, por desgracia, también es tragedia. La prueba de resistencia más exigente en el mundo del motor, a lo largo de estos años, se ha cobrado la vida de hasta ocho pilotos. El último en fallecer fue el danés Simonsen, con un Aston Martin, en plena carrera. Fue en 2013.

Tom Kristensen es el piloto con más victorias en Le Mans, nueve. Le sigue Jacky Ickx, con seis. Eso sí, el único piloto capaz de ganar la “Triple Corona” fue Graham Hill, que además de conquistar la gloria en Le Mans, también venció en las 500 Millas de Indianápolis y también en el GP de Mónaco de Fórmula Uno. En cuanto a los españoles, sólo un ganador absoluto: Marc Gené, en 2009. En esta edición, dos españoles competirán con el equipo LGMTE-Pro, Miguel Molina y Antonio García. Es posible que sean apasionados del motor. Si es así, no se perderán la carrera. Y puede ser que jamás hayan visto, en directo, una edición de Las 24 Horas de Le Mans. Créanme, merece mucho la pena. Es un auténtico espectáculo.

Rubén Uría / Eurosport

Video - 24 Horas de Le Mans: Vive el mito con Eurosport

00:30
0
0