Con el hándicap de que ni Bruno Hortelano en 200, en una final de gran nivel donde solamente una centésima le separó del bronce, ni Óscar Husillos en 400, ni Saúl Ordóñez en 800, tres de las grandes bazas a subir al podio no tuvieran el éxito esperado a priori, no se puede catalogar a la actuación española en los Europeos de una manera que no sea positiva a tenor de los resultados cosechados.

Europeos Berlín: Hortelano, cuarto, cede el cetro continental con honores ante un imperial Guliyev

En novena posición del medallero, la delegación nacional volvió a obtener una cosecha de metales superior a los dos dígitos (10) algo que no se había visto desde hace 12 años, cuando en Gotemburgo el resultado arrojó 11 en el total. Por ello, la edición de Berlín se coloca en la tercera mejor de la historia para nuestros intereses, aunque algo lejos de los Europeos de Múnich en 2002, donde España consiguió su tope con 15 preseas.
Campeonatos Europeos
Europeos Berlín: Duplantis destroza el récord mundial júnior y se lleva el oro en pértiga
12/08/2018 A LAS 19:31
Con respecto a años anteriores también ha habido un avance en cuanto a puestos de finalistas se refiere, donde España ha entrado dentro del top-5 de la competición, con un total de 25. Desde Barcelona 2010, donde se llegó a 28, la selección había experimentado un proceso algo a la baja que nuevamente ha sido superado en un campeonato donde la sensación agridulce parece extenderse a pesar de la mejoría palpable en los resultados cosechados en Berlín.
"En cuanto a cifras y números hemos cumplido las expectativas de finalistas, de medallas y en números estamos muy bien", afirmó Ramón Cid, director técnico de la Real Federación Española de atletismo, tras acabar una semana intensa en la capital alemana, donde no solamente España ha visto incrementado el nivel medio, sino que el campeonato en general ha servido de soplo de aire fresco al continente con la irrupción en escena de grandes talentos como Armand Duplantis, Jakob Ingebrigtsen o Dina Asher-Smith, que han elevado con sus actuaciones, la categoría del evento.

Europeos Berlín: Duplantis destroza el récord mundial júnior y se lleva el oro en pértiga

Precisamente de juventud puede presumir España, con un proceso regenerativo de su atletismo que está consiguiendo suplir a grandes nombres como el de Ruth Beitia o el propio Jesús España, en su última competición internacional, por otros que generan ilusión y buenas expectativas de cara a afrontar la segunda mitad del ciclo de cuatro años que culminará con la llegada de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
"Tenemos que ser moderadamente optimistas. Hemos cumplido las expectativas. Por equipos quintos, que es nuestro sitio", explicaba Cid. Pero a todo ello hay que añadir el dato, que entre las 10 medallas conseguidas por España en Berlín, y con la excepción de las dos ganadas en la prueba de maratón por equipos, tanto masculina como femenina, dada la complejidad y necesidad de experiencia en una prueba diferente dentro del atletismo, la media de edad apenas supera los 25 años, siendo precisamente el oro de María Pérez en 20 kilómetros marcha y la plata de Diego García en su misma prueba, claro exponente de ello, con apenas 22 años de edad.
Otro gran nombre de este campeonato como Álvaro Martín, oro en los 20 kilómetros marcha, no cuenta con muchas más primaveras, 24, y Ana Peleteiro, toda una realidad del triple salto con su medalla de bronce, apenas supera la veintena (22). Un repaso que deja un panorama inmejorable, unidos a los nada veteranos Hortelano, Ortega, Husillos, Carro, Takacs y otros que no consiguieron medalla como Pablo Torrijos en triple, Mechaal en 10.000, y un sinfín de actuaciones de atletas españoles que nacieron más tarde de 1990.
A todo ello hay que añadir a lo que viene por detrás, y que ha tenido su primera toma de contacto con un gran campeonato de estas características, con un futuro muy prometedor entre manos. María Vicente es el principal exponente, pero Sara Gallego fue capaz de superar la primera ronda del 400 metros vallas, siendo de la categoría sub-20 y también Jael Bestué, aunque no tuviera su día en el 200.
Unos ingredientes, que dejan al atletismo español en buen lugar tras su paso por Berlín, aunque para Cid se llegara con “quizá un exceso de optimismo previo”, pero que al final se ha cerrado con buena nota de cara a un futuro prometedor que está por venir. España ha recuperado la buena senda en Europa, el siguiente paso será hacer lo propio dentro del panorama mundial.
Campeonatos Europeos
Europeos Berlín: El inexplicable error de Salpeter que le costó la medalla en el 5.000
12/08/2018 A LAS 18:38