Después del éxito de Takacs, pionera al ser la primera mujer en ganar una medalla internacional en los 50 kilómetros marcha, el golpe encima de la mesa de la selección en las pruebas de 20 kilómetros fue tal, que dejó una jornada histórica para el atletismo patrio, en un marco inmejorable como unos Campeonatos de Europa. Un torneo que ha visto subir al podio hasta en 18 ocasiones a un español en todas las ediciones disputadas hasta la fecha. Los últimos, Álvaro Martín y María Pérez, con el oro en los 20 kilómetros, y la plata de Diego García en la misma prueba.
Por primera vez en la historia, España ha sumado cuatro metales en las pruebas de marcha en un mismo campeonato continental, aunque hay que tener en cuenta que era la primera edición que se celebraba el 50 kilómetros femenino, superando las tres de Múnich 2002, el oro de ‘Paquillo’ Fernández en 20 kilómetros, secundado en el podio con el bronce de Juan Manuel Molina, y el tercer puesto del cajón para Jesús Ángel García Bragado en los 50.
Campeonatos Europeos
Europeos Berlín: España, con optimismo hacia el futuro
13/08/2018 A LAS 16:07

Pioneros en Juegos, Mundiales y Europeos

Hay que remontarse hasta 40 años atrás para ver llegar la primera medalla de oro para España en unos Europeos. Como no podía ser de otra manera, tuvo que venir de la mano de la marcha con un inconmensurable Jordi Llopart que en Praga 1978 vencía con holgura en los 50 kilómetros, inaugurando el medallero histórico.
Era el propio Llopart el que dos años más tarde se colgaba la plata en la misma distancia de los Juegos Olímpicos de Moscú 1980, en la primera medalla de la historia para el atletismo español en unos Juegos. Gracias a sus duelos con José Marín, la marcha fue creciendo en el panorama internacional y este cogía el testigo con el oro en los europeos de Atenas 1982 en los 20 kilómetros y la plata en el 50, única vez que en un mismo campeonato alguien ha conseguido subir en dos ocasiones al podio.
Marín sumaba la primera medalla de la historia en unos Mundiales de atletismo para España, en la primera edición disputada en Helsinki en 1983 con la plata en 50 kilómetros y repetía cuatro años más tarde con un bronce en los 20 en la antesala a la aparición en escena de un auténtico aluvión de resultados.
Si Llopart y Marín estrenaron el palmarés masculino, fue Mari Cruz Díaz en la extinta prueba en grandes campeonatos de los 10 kilómetros marcha, la primera en colgarse el oro en categoría femenina en los Europeos de Stuttgart 1986, la única ganadora hasta que María Pérez 32 años más tarde volviera a dominar con maestría una prueba de mujeres.

Plaza, Massana, Bragado, Vasco y un sinfín de nombres

El oro olímpico de Daniel Plaza en Barcelona 1992 en los 20 kilómetros marcha volvió a dar vida a la prueba en España, que llenó de nombres y de éxitos, tanto en Europeos como en Juegos y Mundiales, un sector que siempre ha cumplido y mejorado las expectativas con las que llegaba a un gran campeonato.
El incombustible Jesús Ángel García Bragado es buena prueba de ello, todavía presente a sus 48 años en la capital germana donde tuvo que retirarse por lesión, con cuatro medallas mundialistas y dos europeas a sus espaldas, pero junto a él, Valentí Massana, campeón mundial y bronce olímpico, ‘Paquillo’ Fernández o Juan Manuel Molina, mantenían en lo más alto del panorama internacional a toda una potencia consagrada en una disciplina singular y prolífera en cuanto a preseas se refiere.
Miguel Ángel López, sexto en Berlín, cogió el testigo en la segunda década del nuevo milenio culminando con el título europeo de Zúrich 2014 y el mundial de Pekín 2015, una carrera llena de éxitos en los 20 kilómetros, antes de la explosión definitiva de Álvaro Martín y Diego García, presente y futuro de una especialidad que vive en una eterna juventud, en la que cambian los nombres, pero los éxitos siguen llegando con asiduidad.
María Vasco, en la categoría femenina, merece una mención aparte. La marchadora catalana sumó el bronce olímpico en Sidney 2000 y fue la primera mujer en bajar de una hora y treinta minutos en la disciplina de los 20 kilómetros, marcando el camino a otras grandes marchadoras como Beatriz Pascual, que han encontrado en María Pérez, flamante campeona de Europa, Julia Takacs o Laura García-Caro, el relevo perfecto.

39 medallas

Desde que se consiguiera la primera en 1978, la marcha española ha contribuido con 39 medallas entre Campeonatos de Europa, Mundiales y Juegos Olímpicos, lo que da muestra del poderío nacional en una disciplina que desde 2017 cuenta con cuatro carreras en los grandes campeonatos. Todo un hito en la historia del atletismo patrio que no tiene rival entre todos los eventos que componen un deporte tan complejo.
Teniendo en cuenta que la suma total de preseas es de 94 hasta el momento (al aire libre en estos tres grandes campeonatos), sumando las ya conquistadas en Alemania, buena parte de los éxitos españoles residen en una prueba que vivió en Berlín uno de sus días más dorados, pero que lleva sumando para el medallero nacional mucho tiempo y promete seguir haciéndolo. Larga vida a la marcha.
Campeonatos Europeos
Europeos Berlín: Duplantis destroza el récord mundial júnior y se lleva el oro en pértiga
12/08/2018 A LAS 19:31