EFE

Diego García Carrera: "Que no cunda el pánico por el coronavirus"

Diego García Carrera: "Que no cunda el pánico por el coronavirus"
Por EFE

El 14/02/2020 a las 16:50Actualizado

Madrid, 14 feb (EFE).- El marchador español Diego García Carrera, subcampeón de Europa de 20 km, recomienda "que no cunda el pánico" por la suerte que puedan correr los Juegos Olímpicos de Tokio por la epidemia de coronavirus en China, que ha obligado ya a cancelar varias competiciones en territorio asiático.

El atleta madrileño quiso mandar un mensaje de tranquilidad por la crisis del coronavirus y habló de su preparación para los Juegos Olímpicos durante la presentación de la carrera 15km MetLife Madrid Activa.

García Carrera se siente "muy ilusionado" con sus primeros Juegos y recuerda que también en los de Río 2016 hubo amenaza sanitaria. “No tiene que cundir el pánico, estamos acostumbrados a que este tipo de cosas pasen justo en los años olímpicos. Hay que recordar que hace 4 años en Río parecía que el Zika iba a ser la enfermedad que impidiera hacer los Juegos Olímpicos y al final no hubo ni un solo caso entre los miles de olímpicos".

"Hay que ser prudente, pero esperemos que la crisis se resuelva lo antes posible, que por lo menos se controlen los focos y que se puedan desarrollar los Juegos Olímpicos sin ningún problema, como se ha venido haciendo en ediciones anteriores ante amenazas parecidas”, declaró a EFE.

La prueba de marcha de los Juegos Olímpicos se disputará en Sapporo, 800 kilómetros al norte de la capital, según anunció hace unos meses el COI, con el fin de preservar la salud de los atletas.

García Carrera se mostró satisfecho con el cambio. "Este año van a ser los Juegos Olímpicos en Sapporo, no va a hacer el calor que se esperaba en Tokio que era parecido al de Doha. Ya solo el hecho de tener 10 o 12 grados menos de sensación térmica como mínimo de lo que vaya a hacer en Tokio te prepara un poco más para algo normal. Es un calor que puede hacer en verano en muchos países del mundo y no un calor insufrible como el que vivimos el año pasado en los Mundiales de Doha".

Habló también de los malos resultados cosechados en Doha y de los cambios en su preparación. “Este año cambia mucho la situación porque la temporada no va a ser tan larga como el año pasado. Era un dificultad añadida de la que no se habló tanto porque no se ve a la luz de los focos pero el hecho de ampliar tres meses una temporada para el cuerpo es muy difícil y era la primera vez que lo hacíamos en la vida”, explicó.

"De momento estamos haciendo una preparación clásica y por lo que sé, que no nos lo han confirmado aún desde la Federación, probablemente parte de las semanas previas las hagamos en el CAR de Barcelona, porque se espera que el clima que haga aquí en julio sea muy parecido al de Sapporo. Hay que acostumbrarse, evidentemente, pero no hay que morir como el año pasado”, apuntó.

El subcampeón de Europa señaló que probablemente repitan “esas sesiones de entrenamiento en la sede del del Ejército en la cámara climática que tienen ellos para que el cuerpo se vaya habituando poco a poco”.

“Al final lo mejor que se puede hacer es llevar el cuerpo a la mejor forma física posible para tener allí todo, si entrenas a un 80% ya llegas muy limitado, pero si entrenamos al 100% llegaremos bien y además, si nos aclimatamos en Barcelona, espero que las cosas salgan mejor", concluyó.