La española Ana Peleteiro, defensora del título de triple salto en los Europeos en pista cubierta de Torun, cedió su corona, por un solo centímetro, a la portuguesa Patricia Mamona, nueva campeona con una marca de 14,53, récord portugués.
La gallega igualó en su último salto el registro de la alemana Neele Eckhardt (14,52), pero se alzó con la medalla de plata gracias a su segundo mejor salto: 14,34 frente a los 14,18 de la germana.
La triplista gallega llegaba a Torun con la tercera mejor marca de las participantes (14,21), lejos de las prestaciones de la griega Paraskevi Papachristou, que el 17 de febrero pasado, en esta misma pista, había ejecutado el mejor salto mundial del año: 14,60.
Europeos pista cubierta
Óscar Husillos gana el oro en los 400 metros
06/03/2021 A LAS 19:20
Plata para Ureña en el heptatlón
Cuatro días después de cumplirse el segundo aniversario de su victoria en el Europeo en Glasgow con 6.218 puntos, Ureña, que también había ganado una plata en Belgrado 2017, afrontaba la segunda jornada en Torun con el objetivo de mantenerse, por tercera edición consecutiva, en el podio continental bajo techo.
Este domingo, Ureña añadió 1.015 puntos a su cosecha con 7.87 en 60 m vallas, sólo superado por sus predecesores en la general. Mayer ganó la serie con 7.78 y Ehammer fue segundo con 7.82. El español, con 4.439, estaba en la general 42 puntos por debajo de su récord y con un margen de 103 sobre el cuarto, el holandés Rik Taam.
Una prueba tan técnica como la pértiga volvía a ser decisiva, antes del 800 de clausura. El drama afectó esta vez al segundo clasificado, Ehammer, que falló en su primera altura (4,50) y cosechó un cero que le dejaba fuera del concurso al tiempo que casi garantizaba la medalla al español, si no fallaba.
La sombra del cero en pértiga que sufrió en los Europeos al aire libre de Berlín 2018 con el listón en 4,60 pasó por la cabeza de Ureña cuando hizo aquí el primer nulo sobre la misma altura, la primera que intentaba, pero la superó a la segunda tentativa y luego saltó 4,90, una marca que casi le aseguraba medalla.
Pero hubo emoción hasta la última prueba. El polaco Pawel Wiesiolek hizo el mejor salto de su vida en pértiga (2,20) y se situó a sólo 25 puntos de Ureña.
El español afrontaba el 800 con poco más de 2 segundos de margen sobre el polaco, pero lo ató en corto y cruzó la meta en el mismo segundo que él para amarrar su tercera medalla consecutiva.

Bronce para Mechaal en el 3.000

El reto de batir en el 3.000 a Jakob Ingebrigtsen, el mejor mediofondista europeo desde los tiempos de Fermín Cacho, apuntaba con el dedo a otros dos españoles, Adel Mechaal y Mohamed Katir, ambos de origen marroquí.
Uno, Mechaal, porque ya fue campeón de Europa hace cuatro años en Belgrado y venía de conseguir su quinto título español; el otro, Katir, porque se presentó en Polonia con la mejor marca europea del año y "toda la presión" sobre sus espaldas, según había dicho Adel.
La baja del ídolo local, Marcin Lewandowski, con molestias físicas tras competir en 1.500 (ganó la plata tras Ingebrigtsen), habilitaba para los demás un puesto en el podio, tal es su carácter letal en las finales.
Él patrón Ingrbrigtsen abrió en cabeza, con Mechaal a su espalda, hasta que Hay tomó el relevo poco antes del mil, que cubrieron en 2:44. Los españoles ocupaban posiciones retrasadas a mitad de recorrido, pero Mechaal avanzó a seis vueltas del final para colocarse segundo.
A 900 metros Ingebrigtsen atacó con todo, respondió Mechaal y Katir se puso a rebufo de su compañero. El noruego, en una recta imperial, no concedió la menor opción a sus adversarios. Toda la emoción estuvo por detrás, donde las otras dos medallas bailaron entre los dos españoles y el belga.
Europeos pista cubierta
Ingebrigtsen es recalificado como oro; Gómez, tercero en el 1.500
05/03/2021 A LAS 21:03
Atletismo
Muere atropellado entrenando en Navarra el atleta Hamza Bouazzaoui, de 19 años
HACE 11 HORAS