Getty Images

Carolina Marín se sincera tras su grave lesión: volverá sin prisas, pero más fuerte

Carolina Marín se sincera tras su grave lesión: volverá sin prisas, pero más fuerte
Por Eurosport

El 18/02/2019 a las 14:59Actualizado El 18/02/2019 a las 17:46

Carolina Marín, vigente campeona olímpica, mundial y europea de bádminton, confesó qué sintió nada más conocer su grave lesión de ligamentos y habla de su gran motivación para recuperarse y mirar al futuro con optimismo y sumando más éxitos.

En una rueda de prensa celebrada en la sede del Consejo Superior de Deportes, Carolina Marín rechazó las prisas en su recuperación, porque los plazos varían entre los seis y los ocho meses, pero plasmó su deseo de "conseguir una medalla" en los Juegos de Tokio.

"La motivación sigue estando ahí, no se nos ha ido. Ha habido dolor y sufrimiento y queda mucho por sufrir, pero tengo claro el objetivo", subrayó la onubense, tres veces campeona del mundo.

Video - Carolina Marín: "Cuando me dijeron que el cruzado estaba roto me rompí yo"

05:15

Apenas tres semanas después de su fatal caída en la final del Masters de Indonesia, Carolina Marín irrumpió en uno de los salones del edificio principal del Consejo Superior de Deportes con dos muletas y dispuesta a seguir dando pasos hacia su recuperación.

La onubense se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha el pasado 27 de enero, en el transcurso del choque ante la india Saina Nehwal. Dos días después, fue operada en la Clínica Cemtro de Madrid por los doctores Pedro Guillén, Tomás Fernández Jaén, Ramón Navarro e Isabel Guillén.

Del llanto a las ganas de trabajar cuanto antes

"No estoy en las mejores condiciones, pero bueno", bromeó Carolina Marín en el inicio de su comparecencia, arropada por su entrenador Fernando Rivas y algunos de sus compañeros.

"Los dos primeros días fueron horribles. Tuve bastantes nervios, más que miedo", abundó.

Saber que "solo" tenía roto el ligamento cruzado le hizo cambiar el pensamiento, consciente de que necesita tener una mentalidad positiva para recuperarse "lo más rápido posible".

Su participación en el Mundial de Basilea (Suiza) a finales de agosto, no obstante, es incierta. Según manifestó Fernando Rivas a EFE, no forzarán los plazos para estar en esa cita.

"Recuerdo que el día que me rompí no paraba de llorar en la camilla del pabellón y le dije a Fernando que quería volver a competir cuando estuviera segura al 200 por cien, cuando mi rodilla estuviera igual de bien que la otra. He escuchado que esto son seis, siete u ocho meses. Yo no me marco un tiempo. El tiempo va a ser cuando mi confianza y mi rodilla estén al 200 por cien. Si llegamos al Mundial, llegamos. Si no, nada", remarcó la jugadora.

Sin prisas por volver

En ese sentido, Carolina Marín tiene claro que debe encarar el proceso de su recuperación "con paciencia". Aunque no tiene mucha, según dijo, le ayuda estar cerca de sus compañeros en el pabellón y haber iniciado el trabajo táctico y de visualización, en la medida en que se lo permite la rodilla, así como el trabajo psicológico.