Ficha del partido

66 - España (15+20+23+8): Palau (7), Nicholls (6), Cruz (3), Torrens (15) y Ndour (17) -equipo inicial-, Ouviña, Casas (5), Xargay (9), Gil y Sánchez (4).
72 - Australia (23+11+16+22): Talbot (2), Cambage (33), Allen (8), Ebzery (10) y George (9) -equipo inicial-, O'Hea (4), Madgen, Smith, Bunton (1) y Whitcomb (5).
Baloncesto
Nuevos testimonios contra Lucas Mondelo: Anna Cruz denuncia maltrato psicológico
12/08/2021 A LAS 14:35
Árbitros: Manuel Mazzoni (ITA), Natalia Cuello (DOM) y Takaki Kato (JAP). Astou Ndour (min.34) y Laura Nicholls (min.36) fueron eliminadas por cinco personales .
Incidencias: Encuentro correspondiente a las semifinales del Mundial de Tenerife 2018 disputado en el pabellón Santiago Martín de La Laguna ante 3.976 espectadores. Entre otras personalidades asistieron: María José Rienda, secretaria de Estado para el deportes, Horacio Muratore, presidente de FIBA, y Patrick Baumann, secretario general de FIBA y miembro del COI.

Personajes

Liz Cambage: Canalizadora de todo el juego australiano y máxima anotadora del torneo. Su dominio es aplastante y más que diferencial. España logró sacarla del partido en varias fases y su pique con el público también ayudó a desconcentrarla. Aún así fue decisiva en los momentos delicados. Insuperable.

Liz Cambage poniendo un tapón a Anna Cruz, España-Australia, Mundial 2018

Fuente de la imagen: Getty Images

Lucas Mondelo: Si hay un nombre que defina al equipo español es el suyo. Capaz de modificar sus planes para adaptarse a cualquier contratiempo logró despertar a sus jugadoras para superar el desequilibrio inicial. Su trabajo encontró una barrera demasiado grande llamada Cambage.

Lucas Mondelo, Australia-España, Mundial 2018

Fuente de la imagen: EFE

Crónica

El sueño de luchar por ser campeonas del mundo pasa por muchos imposibles. Sin pensar en el elefante del garaje antes tocaba vérselas con una gigante. No tenía miedo España a Liz Cambage y quizás por eso se volvió aún más peligrosa. El arranque fue una exhibición de la pívot australiana, anotaba sencillo y reboteaba con mayor comodidad aún. Su mera presencia modificaba cada uno de los ataques españoles precipitando los tiros. Todas abiertas, penetración y pase, o paso, atrás para evitar a Cambage.
El 6-21 era demasiada desventaja para soñar. La bofetada inicial había sido dura. La reacción más dura aún. Había que olvidarse un poco de Cambage, hacerla de menos y sacarla del partido. A base de faltas y ayudas defensivas se logró. La pívot se salió del partido, comenzó con los gestitos y las faltas la llevaron al banquillo. Cerró el primer tiempo con 15 puntos pero estuvo fuera lo suficiente para no parar la reacción.
El primer cuarto dejó un 15-23 más esperanzador que paró la sangría anotadora rival. Cristina Ouviña comenzó a mover bien el balón y el juego volvió a fluir. Sin Cambage, Mondelo hizo daño con las grandes. Ndour y Nicholls daban centímetros y espacio por fuera. Entre la jugadora de origen senegalés y Alba Torrens igualaron el marcador. El mal porcentaje anotador del primer cuarto se revertió con los triples y los tiros de media distancia del segundo. La pizarra funcionaba delante y detrás. Tanto que al descanso se llegó en cabeza 35-34.

Katie Ebzery y Alba Torrens, España-Australia, Mundial 2018

Fuente de la imagen: EFE

Australia volvía al plan inicial. Que Cambage dominase e impusiese su ley, siempre ayudada por el acierto de Rebecca Allen en el tiro. No iba a permitir esta vez España que se le fuese el partido tan fácil. El equipo paraba a la individualidad. Todas sumaban, todas robaban, todas ayudaban, todas lo intentaban, todas aportaban. El rebote ofensivo australiano no lastraba a las de Mondelo por el bajo acierto en el triple rival y por la mejora española ofensiva.
Si Ouviña había aparecido en el primer cuarto y Laura Gil se había sacrificado en el segundo, el tercero no se iba a quedar sin otros nombre propios. Bea Sánchez, Laia Palau y Marta Xargay daban los puntos necesarios para creer y afrontar el último cuarto con un 58-50.
Cambage se cargaba en un abrir y cerrar de ojos la ventaja ante la impotencia española nada más reanudarse el encuentro. Seis puntos y un triple de Katie Ebzery volvían a poner por detrás a España. Ndour no se había escondido en toda la noche y no lo hizo en un momento complicado. Triplazo y a seguir.
Se peleaba cada balón con un marcador igualado. 61-61, 64-64. Ndour y Nicholls quedaron fuera por faltas y la hazaña se tornó imposible. Australia cogió ventaja de cinco gracias a un triple de Cayla George y los fallos españoles. El 66-69 volvió a dar esperanzas pero Cambage acabó con ella una vez más. Poco más de medio minuto con 66-71. No hubo tiro claro tras el tiempo muerto y el sueño se acabó diluyendo tristemente en un final desconcertante tras la exhibición anterior. La derrota dolerá, pero es de las que dejan bien alto el orgullo.

Las jugadoras de España, tras perder ante Australia, dando gracias al público de Canarias en el Mundial

Fuente de la imagen: Getty Images

Baloncesto
Lucas Mondelo se defiende: "Siempre he tratado a Marta Xargay con el máximo respeto"
10/08/2021 A LAS 12:56
Juegos Olímpicos Tokio 2020
Baloncesto (F) | Lucas Mondelo, despedido de forma fulminante como seleccionador
06/08/2021 A LAS 13:38